Home » Noticias » COP26 Glasgow o Cumbre del Clima 2021: Resumen de los acuerdos
COP26 Portada

Actualizado el lunes, 15 noviembre, 2021

Del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021, tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático o COP26 2021, bajo el lema “Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático”, organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia, y celebrada en el Scottish Event Campus (SEC) de Glasgow (Reino Unido).

Tras la COP25 de 2019, esta cumbre del clima en la que los jefes de Estado y de Gobierno de 200 países toman decisiones para tratar de mitigar los efectos de la crisis climática derivados de la acción humana, debería haberse celebrado en noviembre de 2020, pero debido al COVID-19, ha sido pospuesta para ahora (un año después).

La COP26 supone nuestro último intento de salvar el planeta. “La pérdida devastadora de vidas y de hogares durante este año, por culpa de fenómenos meteorológicos extremos, nos recuerda lo importante que era celebrar esta COP26, a pesar de que todavía estemos sufriendo el impacto de la pandemia”, ha insistido la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, la mexicana Patricia Espinosa. “Estamos claramente ante una emergencia climática, que necesita ser abordada de inmediato. Necesitamos respaldar a los países más vulnerables para que puedan responder al desafío. Para todo ello, resulta fundamental que despleguemos una mayor ambición”, ha dicho.

Los líderes han rivalizado en sus declaraciones para alertar sobre la importancia de la cumbre. Boris Johnson dijo que “nuestros hijos no nos lo perdonarán” si la cumbre fracasa. El secretario general de la ONU aseguró estar con los jóvenes que luchan contra el cambio climático en las calles. Dijo que es hora de dejar de utilizar nuestro planeta como un retrete y advirtió que “estamos cavando nuestra propia tumba”.

Sin embargo, el éxito de esta cumbre debe medirse en los compromisos y detalles concretos de los doscientos países participantes para acelerar la reducción de emisiones de dióxido de carbono y encaminarse a una nueva era de economía verde. Así, la acumulación de compromisos nacionales individuales para acelerar el recorte de emisiones, puede contribuir a la sensación final de que Glasgow ha sido útil. Veamos, a continuación, qué acuerdos y compromisos se han establecido en la COP26 2021.

No sin antes indicar que en la COP26 Glasgow no estarán presentes ni el presidente chino, Xi Jinping, ni el ruso, Vladímir Putin. Pero el primero, por ejemplo, participará a través de videoconferencia, mientras que los rusos han mantenido una presencia negociadora activa durante los meses previos al encuentro. Ambas potencias han fijado finalmente para 2060 su objetivo de neutralidad de emisión de dióxido de carbono (que lo emitido y lo recuperado de la atmósfera equivalga a cero).

COP26 2021

Compromiso de emisiones netas nulas o descarbonización

Se debe aprobar un paquete de medidas equilibrado y negociado que cumpla con el Acuerdo de París y permita avanzar hacia los objetivos climáticos de la ONU. Para asegurar el éxito, es necesario que todos los países se comprometan a alcanzar las emisiones netas nulas lo antes posible, realizando recortes significativos ya para 2030 y estableciendo marcos regulatorios orientados a crear entornos que fomenten las inversiones en soluciones climáticas en todos los sectores.

La conferencia del clima COP26 anunció que 450 grandes firmas financieras de 45 países se han comprometido a invertir 130 billones de dólares (112 billones de euros) en la transición hacia una economía descarbonizada para 2050. El compromiso de la Alianza Financiera de Glasgow hacia las Cero Emisiones Netas, creada el pasado mes de abril, dobla los 70 billones de dólares (60 billones de euros) comprometidos hasta ahora, según esa plataforma. Los participantes tendrán que diseñar planes de financiación verde basados en la ciencia y fijarse metas intermedias para 2030.

Más de 35 líderes mundiales también han respaldado y suscrito la nueva Agenda de Avances de Glasgow que verá a los países y las empresas trabajar juntos para escalar y acelerar drásticamente el desarrollo y la implementación de tecnologías limpias y reducir los costos en esta década. Entre los signatarios se encuentran los EE. UU., India, la UE, las economías en desarrollo y algunas de las más vulnerables al cambio climático, que, en conjunto, representan más del 50% de la economía mundial y de todas las regiones. El objetivo es hacer de las tecnologías limpias la opción más asequible, accesible y atractiva para todos a nivel mundial en los sectores más contaminantes para 2030, en particular apoyando al mundo en desarrollo para que acceda a la innovación y las herramientas necesarias para una transición justa a cero neto.

El trabajo se centrará en cinco sectores clave: energía, transporte por carretera, hidrógeno, acero y agricultura. Los líderes adheridos también se comprometieron a discutir el progreso global cada año en cada sector a partir de 2022, respaldados por informes anuales dirigidos por la Agencia Internacional de Energía. Este “proceso de punto de control global”, buscará mantener y fortalecer continuamente la cooperación internacional en toda la Agenda a lo largo de esta década.

emisión co2

Por su parte, el Reino Unido obligará a las empresas cotizadas e instituciones financieras a diseñar planes sobre cómo piensan descarbonizarse y “transitar hacia las cero emisiones netas”, que serán evaluados por una agencia independiente, según anunció el ministro de Economía británico, Rishi Sunak, en la COP26.

Financiación para ayudar a las sociedades y economías más vulnerables a adaptarse al cambio climático

El naturalista Sir David Attenborough, repasando cómo hemos pasado de un sistema climático estable a uno inestable a fuerza de acumular dióxido de carbono en la atmósfera, recordó la cuestión de la desigualdad en la que quienes menos han hecho para crear este problema -los países menos desarrollados- son ahora quienes más están sufriendo las consecuencias.

La cantidad de inversión necesaria para la transición a la neutralidad de carbono en economías emergentes está fuera de su alcance. Para estos países resulta muy complejo conseguir los recursos y atraer capital externo. El mundo desarrollado debería ser más audaz en su apoyo financiero a los países en desarrollo, por el bien del planeta y también para aliviar la brecha de desigualdad.

Por ello, será esencial cumplir el objetivo de que los países industrializados destinen al año 100.000 millones de dólares (86.000 millones de euros) para impulsar la descarbonización de los países en vías de desarrollo.

Alok Sharma, el secretario de Estado británico de Desarrollo Internacional, ha asegurado que las ayudas, que en 2019 apenas llegaron a los 80.000 millones, se estabilizarán a partir de 2023 en la cifra comprometida.

Así pues, para combatir las dificultades que enfrentan muchos países con la burocracia de asegurar la inversión climática, se anunciaron £100 millones en nuevos fondos del Reino Unido, para apoyar el enfoque del Grupo de Trabajo sobre Acceso al Financiamiento Climático, copresidido por el Reino Unido y Fiji. El grupo de trabajo lanzó una asociación con cinco “países pioneros” – Bangladesh, Fiji, Jamaica, Ruanda y Uganda – para ayudarlos a ellos y a sus comunidades locales a obtener la financiación que necesitan para sus planes climáticos.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció un paquete de financiación, como parte de la Iniciativa Verde Limpio del Reino Unido, para apoyar el despliegue de infraestructura sostenible y tecnología ecológica revolucionaria en los países en desarrollo. Esto incluye:

  • Un paquete de garantías para el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo para proporcionar £2.2 mil millones ($3 mil millones) para inversiones en proyectos relacionados con el clima en la India, respaldando el objetivo de la India de lograr 450 GW de capacidad instalada de energía renovable para 2030, y en todo África.
  • La institución de financiamiento para el desarrollo del Reino Unido, CDC, se comprometerá a entregar más de £3 mil millones de financiamiento climático para el crecimiento verde durante los próximos cinco años. Esto incluirá 200 millones de libras esterlinas para un nuevo Fondo de Innovación Climática para apoyar la ampliación de tecnologías que ayudarán a las comunidades a lidiar con los impactos del cambio climático, lo cual es el doble de la cantidad de financiamiento climático que los CDC invirtieron en su período de estrategia anterior de 2017-2021.
  • El Grupo de Desarrollo de Infraestructura Privada (PIDG) respaldado por FCDO, también comprometerá más de £210 millones en nuevas inversiones para respaldar proyectos ecológicos transformadores en países en desarrollo, como Vietnam, Burkina Faso, Pakistán, Nepal y Chad.

COP26 Glasgow

Las iniciativas anunciadas por el Grupo del Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo, compartirán el riesgo con los países en desarrollo y tendrán como objetivo recaudar hasta 8.500 millones de dólares en nueva financiación en apoyo de la acción climática y el desarrollo sostenible.

También se lanzó un nuevo e innovador mecanismo de financiación: el Mecanismo de Mercados de Capitales de los Fondos de Inversión Climática (CCMM), que impulsará la inversión en energías limpias como la solar y la eólica en los países en desarrollo.

Y la Unión Europea (UE) y los gobiernos de Francia, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos, presentaron en la COP26 un acuerdo para ayudar a Sudáfrica en la descarbonización de su economía y eliminar hasta 1,5 millones de gigatoneladas de CO2 en los próximos 20 años. La denominada Asociación Internacional de Transición de Energía Justa con Sudáfrica, busca movilizar 8.500 millones de dólares (unos 7.341 millones de euros) a través de “varios mecanismos que incluyen donaciones, préstamos e inversiones en condiciones favorables e instrumentos de riesgo compartido, incluida la movilización del sector privado”. El objetivo de la iniciativa es ayudar a ese país de 59 millones de personas y duodécimo mayor emisor de CO2, a electrificar su economía y acelerar su transición energética. Los líderes destacaron la importancia de la adaptación a los impactos del cambio climático como una cuestión de supervivencia.

Reducir las emisiones de Metano

El dióxido de carbono (CO₂) es el principal gas de efecto invernadero y el que centra los compromisos internacionales en la lucha contra el calentamiento global, pero existe otro villano que suele quedar a la sombra del CO₂, un potente gas al que se está intentando situar también en el primer plano del debate climático: el metano.

El último informe del IPCC —el panel internacional de expertos encargados de sentar las bases científicas sobre el cambio climático—, responsabilizó a este gas de cerca del 25% del aumento de la temperatura global registrado en el planeta desde la era preindustrial. Además, en la última década, las emisiones de este gas y su acumulación en la atmósfera han crecido más rápidamente que las de dióxido de carbono, debido al aumento de la ganadería y de las extracciones de combustibles fósiles, las principales fuentes de emisión ligadas a la actividad humana, junto a la gestión de los residuos.

vacas metano

Por primera vez en la historia de la COP, se ha organizado un evento importante sobre el metano, con 105 países, incluidos 15 emisores importantes, incluidos Brasil, Nigeria y Canadá, que se han adherido al Compromiso Global de Metano, aunque no están China, ni Rusia ni Irán, las naciones que más emisiones expulsan. Este compromiso histórico, liderado por los EE.UU. y la UE, junto con la presidencia de la COP26 del Reino Unido; pretende reducir las emisiones de metano un 30% en 2030, respecto a los niveles de 2020.

El informe del AIE (Agencia Internacional de la Energía), propone una hoja de ruta para lograr reducir el 75% de las emisiones de metano del sector de los combustibles fósiles de aquí a 2030. Para ello, se plantean multas de 10 y 40 dólares por tonelada, para forzar a las empresas a atajar el problema, así como la puesta en marcha de impuestos en frontera que graven las importaciones que más huella de metano tengan.

El compromiso, al que se han sumado también una veintena de fundaciones que apoyarán la iniciativa con 200 millones de dólares, hace hincapié además en la necesidad de mejorar los inventarios existentes para cuantificar las emisiones, y supone un apoyo implícito al Observatorio Internacional de Emisiones de Metano que está preparando el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Organismos internacionales, instituciones científicas y empresas buscan ahora fórmulas para atajar el problema del metano, que van desde un suplemento alimenticio de algas rojas para reducir el metano en los eructos de las vacas, hasta reforzar el control por satélite de las fugas ligadas al gas natural y el petróleo.

Compromiso para evitar la deforestación de aquí a 2030

deforestacion

Los bosques han sido los grandes protagonistas en la segunda jornada oficial de la COP26 2021, tras firmar 114 países el primer acuerdo de importancia mundial de la cumbre: 19.200 millones de dólares (16.600 millones de euros), provenientes de fondos públicos y privados, serán destinados para luchar contra la deforestación de aquí a 2030.

Los países que han firmado el compromiso, incluidos Canadá, Brasil, Rusia, China, Indonesia, la República Democrática del Congo, Estados Unidos, España o Reino Unido, cubren alrededor del 85% de los bosques del mundo, un área de más de 13 millones de millas cuadradas que absorbe alrededor de un tercio del CO2 global liberado por la quema de combustibles fósiles cada año.

Los principales puntos del pacto incluyen conservar los bosques y otros ecosistemas terrestres y acelerar su restauración; facilitar políticas de comercio y desarrollo sostenible; reducir la vulnerabilidad y mejorar los medios de vida rurales; reconocer los derechos de los pueblos indígenas: incentivar la agricultura sostenible; reafirmar los compromisos financieros internacionales y acelerar la transición a una economía resiliente.

También se creará un fondo para proteger el segundo bosque tropical más grande del mundo: la cuenca del Congo.

Asimismo, los gobiernos de 28 países también se comprometieron a eliminar la tala del comercio mundial de alimentos y otros productos agrícolas como el aceite de palma, la soja y el cacao; así como una treintena de las empresas financieras más grandes del mundo, incluidas Aviva, Schroders y Axa, se han comprometido a acabar con la inversión en actividades vinculadas a la deforestación.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Joaquim Leite, aseguró que su país eliminará “la deforestación ilegal” para 2028, al tiempo que se ha comprometido a reducir en un 50 % la emisión de gases de efecto invernadero hasta 2030. Así lo manifestó el titular del ramo en una sesión plenaria de la cumbre del clima, a la que, no obstante, no ha acudido el presidente brasileño, Jair Bolsonaro. “De manera proactiva, hemos dejado claro que Brasil es parte de la solución para hacer frente al desafío global de reducir las emisiones. Brasil es un gigante de la naturaleza. Nuestra agricultura de bajo carbono ya ha restaurado casi 20 millones de hectáreas de pastizales degradados”, señaló Leite en su intervención.

Uno de los aspectos más positivos en el tema de la deforestación, es que tratará de reforzar el papel de los pueblos indígenas en la protección de sus árboles. Los estudios han demostrado que proteger los derechos de las comunidades nativas es una de las mejores formas de salvar las tierras boscosas.

El presidente de la COP26, Alok Sharma, dijo: “Los bosques son una de nuestras mejores defensas contra el cambio climático catastrófico y son esenciales para mantener vivo el 1,5°C. Este compromiso histórico ayudará a poner fin a los efectos devastadores de la deforestación y apoyará a los países en desarrollo y las comunidades indígenas, que son los guardianes de gran parte de los bosques del mundo”.

graifico bosques deforestacion

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció un plan para proteger los bosques a nivel global que contará con “todas las herramientas del Gobierno estadounidense: políticas, diplomáticas y financieras”. Biden aseguró que el plan será “el primero de este tipo” y, con la ayuda del Congreso estadounidense, movilizará 9.000 millones de dólares (unos 7.756 millones de euros) hasta 2030, para proteger y restaurar la biodiversidad del planeta, al tiempo que atraerá financiación del sector privado. “Vamos a asegurarnos de que los mercados reconocen el verdadero valor económico de los sumideros de carbono naturales y a motivar a los gobiernos, terratenientes y otros implicados a priorizar la conservación”, dijo. “Estados Unidos va a liderar con su ejemplo a nivel nacional y apoyará a otras naciones con bosques y a países en vías de desarrollo a establecer y conseguir ambiciosos objetivos en la conservación y restauración de estos sumideros de carbono”, añadió.

Y por otra parte, la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron la creación de una nueva plataforma para impulsar la agricultura sostenible a ambos lados del Atlántico y luchar así contra el cambio climático.

Aunque el pacto sobre la deforestación ha sido aplaudido alrededor del mundo, no todo es optimismo: expertos advirtieron que un acuerdo similar firmado en 2014 “falló en su intento de detener la deforestación” y esos compromisos, ya adquiridos, deben cumplirse.

Compromiso para reducir el uso de carbón y apostar por las energías renovables

Los esfuerzos para terminar rápidamente con el uso de carbón, el mayor contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero, se considera clave para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales, según los científicos.

Reino Unido ha anunciado un acuerdo que aglutina a 40 países que se han comprometido a reducir el uso de carbón en sus planes energéticos, aunque los principales consumidores y usuarios del mundo –China, EEUU, India y Australia- se han desmarcado de este acuerdo. No obstante, China se ha comprometido a no invertir en la minería de carbón en el extranjero y está buscando eliminar el carbón en su propia producción de electricidad.

Además, otros 28 países se han adherido a una “antigua alianza del carbón”, liderada por los británicos, para eliminar gradualmente el uso de este combustible fósil y priorizar la transición a energías limpias.

Y 20 nuevos países, incluidos Vietnam, Marruecos y Polonia, se comprometieron a no construir nuevas plantas de carbón, coincidiendo con anuncios similares durante el año pasado de Pakistán, Malasia y Filipinas, y basándose en el Pacto de No Nuevo Carbón de Energía lanzado en septiembre por Sri Lanka, Chile, Montenegro y socios europeos.

El documento de la nueva “Declaración de transición global del carbón a la energía limpia”, también contempla eliminar gradualmente la energía del carbón en la década de 2030 en las principales economías y en la década de 2040 para el resto del mundo, y garantizar que el cambio de la energía del carbón sea justo y beneficie a los trabajadores y a las comunidades.

El presidente de la COP26, Alok Sharma, dijo: “desde el inicio de la Presidencia del Reino Unido, hemos tenido claro que la COP26 debe ser la COP que consiga que el carbón pase a la historia. Con estos ambiciosos compromisos que estamos viendo hoy, el fin de la energía del carbón está ahora a la vista”.

En España, el ‘president’ Pere Aragonès ha confirmado que el Govern aprobará este mes de noviembre la creación del Programa de la Energética Pública, que permitirá definir en seis meses, cómo tiene que ser la nueva compañía. La nueva empresa pública “no pretende ser una comercializadora, sino producir y gestionar energía”, según ha afirmado la consellera de Acció Climàtica, Teresa Jordà. “Hay que distribuir la generación de energía, y desde el Govern asumimos el compromiso que nos toca”, ha dicho Aragonès. En declaraciones a los medios desde la COP26, Aragonès y Jordà también han anunciado una nueva línea de ayudas de 115 millones de euros para incentivar el autoconsumo de particulares y empresas, el almacenamiento de energía y las renovables térmicas.

energias limpias, energia eolica

Otros anuncios del Día de la Energía en la COP 26 2021 incluyeron:

  • Una asociación estratégica entre el Energy Transition Council y la Global Energy Alliance for People and Planet (GEAPP), con una financiación de 10.000 millones de dólares de organizaciones filantrópicas y bancos de desarrollo, que tiene como objetivo proporcionar energía limpia y renovable a 1.000 millones de personas en las economías en desarrollo y emergentes y crear 150 millones de empleos verdes para 2030. La asociación incluirá hasta £ 25 millones de GEAPP para apoyar el Servicio de Respuesta Rápida del Consejo de Transición Energética.
  • Catorce países, incluidos India, Indonesia, Japón y Nigeria, se comprometieron con el mayor aumento de la eficiencia, al suscribirse al objetivo global de duplicar la eficiencia de la iluminación, la refrigeración, los motores y la refrigeración para 2030, con el apoyo de la iniciativa EP100 de Climate Group de 129 empresas.
  • El lanzamiento de las Alianzas de Hidrógeno Verde de África y América Latina con miembros de seis países africanos y cinco países de América Latina. Su objetivo es impulsar el desarrollo de millones de toneladas métricas de producción de hidrógeno verde con emisiones casi nulas de carbono para su uso en industrias nacionales e internacionales en todo el mundo.

Apostar por la educación de los jóvenes, el futuro

Miles de jóvenes de diversos movimientos ecologistas tomaron las calles de Glasgow en decenas de marchas organizadas por la organización ambientalista FFF (Fridays For Future) y la Coalición COP26 (entre otras), para exigir “justicia climática y racial” a los líderes mundiales reunidos en la COP26. Al grito de “¿Qué es lo que queremos?: ¡Justicia climática!”, o “El cambio climático es una guerra de los ricos contra los pobres”’, miles de jóvenes activistas climáticos manifestaron su indignación ante la pasividad de la clase política, a la que acusan de “perder el tiempo y engañar a la gente en reuniones como la COP26”.

Greta Thunberg, por su parte, se mostró muy rotunda en su discurso tras la protesta masiva, junto a otros líderes medioambientales, como Vanessa Nakate, y grupos indígenas del Amazonas: “No es un secreto que la COP26 es un fracaso. ¿Cuánto llevará a los políticos despertar? La cumbre del clima se ha convertido en un festival de dos semanas para lavar su conciencia, donde todo sigue igual y todo es bla, bla, bla”, añadió.

Además de la gran marcha en la ciudad que acoge la COP26, hay convocadas más de 200 acciones en más de 20 países en todo el mundo, desde Australia hasta Brasil, pasando por Corea del Sur o Canadá. En las protestas de Sídney y Melbourne, las primeras en producirse en el mundo, los participantes denunciaron que la cumbre del clima es “una comedia” y calificaron de “vergüenza absoluta” la posición de su gobierno, defensor de la industria minera del país.

Greta Thunberg en manifestaciones COP26

Paralelamente, en las reuniones de la COP26 2021 en Glasgow, el Reino Unido anunció su borrador de estrategia de Sostenibilidad y Cambio Climático, para equipar y empoderar a los jóvenes con las habilidades que necesitan para impulsar el futuro de la acción climática. Esto incluye la introducción de un modelo de plan de estudios de ciencia primaria, para hacer énfasis en la naturaleza y el reconocimiento de especies, apoyando a los alumnos más jóvenes a desarrollar habilidades de conservación. Los ministros de educación de todo el mundo también se comprometieron a hacer lo mismo, comprometiéndose a poner el cambio climático en el centro de sus planes de estudios.

Asimismo, más de 23 países presentaron impresionantes promesas nacionales de educación climática, que van desde la descarbonización del sector escolar, hasta el desarrollo de recursos escolares.

Y también se dio a conocer una nueva declaración titulada “Aprenda para nuestro planeta: actúe por el clima”, que comprometió a los países a revisar el progreso realizado en sus promesas antes de la COP27.

Compromiso para crear una agricultura y un uso de la tierra sostenibles

Los gobiernos y las empresas se unen hoy a los agricultores y las comunidades locales en la COP26, asegurando nuevos acuerdos para proteger la naturaleza y acelerar el cambio hacia prácticas de agricultura y uso de la tierra sostenibles, haciéndolas más atractivas, accesibles y asequibles.

Veintiséis países establecieron nuevos compromisos para cambiar sus políticas agrícolas para que sean más sostenibles y menos contaminantes, y para invertir en la ciencia necesaria para la agricultura sostenible y para proteger el suministro de alimentos contra el cambio climático, establecidos en dos “Agendas de Acción”.

Ejemplos de compromisos alineados con esta agenda incluyen:

  • El plan de Brasil para ampliar su programa de cultivo bajo en carbono ABC + a 72 millones de hectáreas, ahorrando mil millones de toneladas de emisiones para 2030.
  • Los planes de Alemania para reducir las emisiones derivadas del uso de la tierra en 25 millones de toneladas para 2030.
  • El objetivo del Reino Unido de involucrar al 75% de los agricultores en prácticas bajas en carbono para 2030.

Asimismo, el Reino Unido también anunció una financiación de 500 millones de libras esterlinas para apoyar la implementación de la Hoja de ruta de comercio forestal, agrícola y de productos básicos (FACT), en la que 28 países están trabajando juntos para proteger los bosques al tiempo que promueven el desarrollo y comercio. Mientras que otros 65 millones de libras esterlinas apoyarán una “transición rural justa”, para ayudar a los países en desarrollo a cambiar sus políticas y prácticas hacia una agricultura y una producción de alimentos más sostenibles.

agricultura y uso de la tierra sostenible COP26

Por su parte, la Declaración de los Líderes de Glasgow sobre Bosques y Uso de la Tierra, tiene como objetivo detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para 2030.

Además, el Banco Mundial se comprometerá a gastar $25 mil millones en financiamiento climático anualmente hasta 2025, a través de su Plan de Acción Climática, que incluye un enfoque en la agricultura y los sistemas alimentarios.

Y en una muestra de compromiso similar del sector privado, casi 100 empresas de alto perfil de una variedad de sectores se comprometieron a convertirse en “Nature Positive”. Los compromisos incluyen que los supermercados se comprometan a reducir su impacto ambiental en el clima y la pérdida de la naturaleza, y que las marcas de moda garanticen la trazabilidad de sus materiales.

Galicia presenta en la COP26 las líneas de la futura Ley del Clima

La Xunta de Galicia aprovechó su participación en la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Glasgow para dar a conocer las líneas maestras de la futura Ley del clima gallega, un documento en el que ya está trabajando con el reto de dotar a la Comunidad de un marco normativo propio que contribuya a la consecución de la neutralidad climática en 2050.

La consejera de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, en su intervención en el Encuentro de miembros europeos, avanzó el contenido de la Ley y destacó que “Galicia puede y quiere ser parte de la solución al problema del cambio climático y ser un actor destacado a nivel nacional e internacional”.

Además, Ángeles Vázquez también tuvo ocasión de reunirse con miembros de la Comisión de Medio Ambiente, Cambio Climático y Energía del Comité Europeo de las Regiones, un encuentro de trabajo en el que los asuntos principales que se abordaron fueron los nuevos objetivos marcados este verano por la UE en esta materia y las estrategias a seguir en clave europea para conseguir su cumplimiento en los plazos establecidos.

Asimismo, la consejera aprovechó su participación en la COP26 para establecer sinergias con otras regiones también comprometidas de manera ambiciosa en reducir las emisiones GEI, así como para compartir las estrategias que en esta materia impulsa el Gobierno gallego.

En este sentido, la ley buscará acelerar el camino para garantizar la preservación de los recursos naturales y la recuperación y fortalecimiento de la actividad económica. Además, estará enmarcada también dentro de los objetivos de la Agenda 2030 y tendrá en cuenta que la innovación verde debe estar estrechamente relacionada con la equidad y la justicia social.

Xunta de Galicia en COP26

Cabe recordar que Galicia lleva años asumiendo un papel de liderazgo en España y en Europa en lo que respecta a la lucha contra el cambio climático, incorporándola de forma transversal en todas sus políticas y aprobando a finales de 2019 la Estrategia gallega de cambio climático y energía 2050, una hoja de ruta en clave gallega que en su primer año y medio de aplicación ya permitió poner en marcha cerca de 200 medidas con una inversión de más de 300 millones de euros.

Para continuar en la misma línea y avanzar en el objetivo final de la neutralidad climática, la Xunta promueve también una gran Alianza gallega por el clima, con el objetivo de poner en marcha una red de organizaciones de todo tipo implicadas en la lucha contra el cambio climático, la mejora del medio ambiente y el impulso de una economía circular.

Publicación del borrador del la COP26

El borrador del Acuerdo de Glasgow de la COP26 publicado el miércoles, reconoce que el mundo debería aspirar a limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados, lo que podría ser un primer paso para obligar a los países a hacer promesas más ambiciosas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero durante esta década.

Lo más destacado es que el borrador insta a los firmantes a presentar antes de finales de 2022 nuevos objetivos para reducir las emisiones durante la próxima década, lo que, según los científicos, es crucial si el mundo quiere tener alguna posibilidad de mantener el calentamiento por debajo de los 2 grados y más cerca de los 1,5.

En general, su redacción se basa en el Acuerdo de París e incluye líneas sobre la importancia de acelerar la eliminación del carbón y otros combustibles fósiles. Sin embargo, el acuerdo presenta un lenguaje suave como “insta” y “reconoce” en torno a los recortes de emisiones, por lo que no tiene la misma fuerza de un tratado como el Acuerdo de París, aunque sí tiene cierta base legal; así como tampoco indica fechas concretas.

Normalmente, los borradores de los acuerdos de la COP se diluyen en el texto final, pero también existe la posibilidad de que algunos elementos se refuercen. Por el momento, “en un lado de la balanza, avanza un proceso detallado para acelerar los objetivos de mitigación del clima, pero, en el otro lado de la balanza, en lo que respecta a la financiación y a las pérdidas y daños, es confuso y vago”, según dijo Mohamed Adow, director del grupo de reflexión sobre el clima Power Shift Africa.

Asimismo, las ONG no están satisfechas con este borrador. Para Amigos de la Tierra el “principal” problema de la debilidad de éste es que se basa en la “buena voluntad” y se olvida de la justicia climática. La responsable de Justicia Climática de la ONG, Cristina Alonso, lamenta que todo el texto “invita”, “da la bienvenida”, “anima”, pero “muy pocas veces se hace referencia a la urgencia real que la ciencia” apunta ni a la responsabilidad histórica diferenciada de los distintos países. Y en la misma línea, Greenpeace reclama un texto “mucho más sólido” en materia de financiación y adaptación con “cifras reales” y un plan de ejecución.

COP 26 2021

Texto y acuerdo final de la COP 26 2021: el Pacto Climático de Glasgow

Tras dos semanas de intensas negociaciones, la COP26 2021 celebrada en Glasgow ha concluido con casi 200 países que acordaron el Pacto Climático de Glasgow, para mantener vivo el límite de 1,5°C y finalizar los elementos sobresalientes del Acuerdo de París.

El Pacto Climático de Glasgow, combinado con una mayor ambición y acción de los países, significa que se mantiene el límite de1,5 °C, pero esto solo se logrará con esfuerzos globales concertados e inmediatos.

Todos los países acordaron revisar y fortalecer sus objetivos de emisiones actuales hasta 2030, conocidos como Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC), en 2022. Esto se combinará con una mesa redonda política anual, para considerar un informe de progreso global y una Cumbre de Líderes en 2023.

El Rulebook de París, las directrices sobre cómo se entrega el Acuerdo de París, también se completó después de seis años de discusiones. Esto permitirá la plena entrega del acuerdo histórico, después de un acuerdo sobre un proceso de transparencia que hará que los países rindan cuentas a medida que cumplan sus objetivos. Además, esto incluye el artículo 6, que establece un marco sólido para que los países intercambien créditos de carbono a través de la CMNUCC.

Y por primera vez, atendiendo a los llamamientos de la sociedad civil y los países más vulnerables a los impactos climáticos, la COP acordó una acción para eliminar gradualmente los combustibles fósiles. Se ha visto un gran cambio respecto a esto, con muchos más países comprometiéndose a eliminar gradualmente la energía del carbón y poner fin a la financiación internacional de éste.

Asimismo, las decisiones de la COP fueron más lejos que nunca, al reconocer y abordar las pérdidas y los daños causados ​​por los impactos existentes del cambio climático. También hubo compromisos para aumentar significativamente el apoyo financiero a través del Fondo de Adaptación, ya que se instó a los países desarrollados a duplicar su apoyo a los países en desarrollo para 2025.

Junto a esto, también se ha visto un marcado compromiso para proteger los valiosos hábitats naturales, con el 90% de los bosques del mundo cubiertos por un compromiso de 130 países para poner fin a la deforestación para 2030.

Y en las carreteras del mundo, la transición a vehículos con cero emisiones se acelera. Algunos de los fabricantes de automóviles más grandes trabajan juntos para que todas las ventas de automóviles nuevos tengan cero emisiones para 2040 y 2035 en los principales mercados, así como los países y ciudades están haciendo lo mismo con las ambiciosas fechas de eliminación gradual de los automóviles de gasolina y diésel.

COP26 Pacto Climatico de Glasgow

No obstante, las políticas actuales nos dejarían en el camino hacia un aumento devastador de la temperatura, pero el trabajo realizado por expertos independientes de Climate Action Tracker, muestra que con la implementación total de los nuevos compromisos colectivos se podría mantener el aumento de temperatura en 1.8ºC.

Reflexionando sobre la tarea que tenemos por delante, el presidente de la COP26, Alok Sharma, dijo: “Ahora podemos decir con credibilidad que hemos mantenido vivos los 1,5 grados, pero su pulso es débil y solo sobrevivirá si cumplimos nuestras promesas y traducimos los compromisos en acciones rápidas. A partir de aquí, ahora debemos avanzar juntos y cumplir las expectativas establecidas en el Pacto Climático de Glasgow y cerrar la gran brecha que queda. Porque, como nos dijo la Primera Ministra Mia Mottley al comienzo de esta conferencia, para Barbados y otros pequeños estados insulares, “dos grados es una sentencia de muerte”. Depende de todos nosotros mantener nuestra estrella polar de mantener 1,5 grados al alcance y continuar nuestros esfuerzos para que las finanzas fluyan e impulsar la adaptación. Después de la dedicación colectiva que ha generado el Pacto Climático de Glasgow, nuestro trabajo aquí no puede ser en vano”.

Otros compromisos y acuerdos de la COP26 2021

  • China y Estados Unidos anuncian un acuerdo inédito para hacer frente a la crisis climática. Las dos superpotencias más contaminantes del globo han anunciado a última hora que están dispuestas a “cooperar estrechamente” para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero durante la próxima década, y alcanzar el objetivo del 1,5ºC de aumento de temperatura máximo que se estableció en el Acuerdo de París de 2015. La Unión Europea y Naciones Unidas describieron el anuncio como alentador y como un paso importante, pero la organización Greenpeace dijo que ambos países necesitan demostrar un mayor compromiso.
  • El Govern y Microsoft han sellado una alianza para reducir emisiones gracias a la computación en la nube, después de que un estudio elaborado conjuntamente ha determinado que adoptar sistemas híbridos de teletrabajo puede reducir en un 24% las emisiones de carbono. “El teletrabajo es el mejor antídoto contra el cambio climático: reducimos desplazamientos, reducimos carbonización, reducimos huella ecológica y aumentamos bienestar”, ha defendido el vicepresidente del Govern y ‘conseller’ de Polítiques Digitals i Territori, Jordi Puigneró, desde la COP26. Se trata de “un acuerdo pionero en Europa” que debería “marcar el camino a otros gobiernos con relación a las líneas de trabajo que se deben abordar para reducir el impacto ambiental e impulsar la estrategia de sostenibilidad de las administraciones públicas”, ha indicado, a su vez, la presidenta de Microsoft Western Europe, Cindy Rose.
  • Fira de Barcelona se ha sumado al compromiso Net Zero Carbon Events del consejo de la industria de eventos, que propone reducir un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 y alcanzar las cero emisiones netas de carbono en 2050. La iniciativa, que se ha presentado en la cumbre mundial sobre el clima COP26, es la acción más global impulsada por el sector de los eventos y las reuniones a escala mundial para abordar el cambio climático y cumplir con los objetivos del acuerdo de París.
  • El lanzamiento de la Iniciativa Green Grids, liderada por el Reino Unido e India: One Sun One World One Grid, respaldada por más de 80 países, para movilizar la voluntad política, la financiación y la asistencia técnica necesarias para interconectar continentes, países y comunidades con las mejores fuentes renovables de energía a nivel mundial, para garantizar que nadie se quede sin acceso a energía limpia.
  • La Fundación Rockefeller, junto con la Fundación IKEA y Bezos Earth Fund, lanzó la Alianza Global de Energía para Personas y Planeta, con un financiamiento inicial de $10 mil millones de organizaciones filantrópicas y bancos de desarrollo, para apoyar el acceso a la energía y la transición de energía limpia en el Sur Global, en forma estratégica asociación con el Energy Transition Council liderado por el Reino Unido.
  • AIM4C, una nueva iniciativa liderada por los EE.UU. y los Emiratos Árabes Unidos, con más de 30 países comprometidos con la aceleración de la innovación en la agricultura sostenible, agricultura climáticamente inteligente y en innovación de sistemas alimentarios.
  • El programa Breakthrough Energy Catalyst, encabezado por Bill Gates, que tiene como objetivo recaudar $3 mil millones en capital concesional para catalizar hasta $30 mil millones en inversiones para reducir los costos de tecnologías limpias y crear mercados para productos ecológicos para el hidrógeno verde, captura directa de aire, almacenamiento de energía y combustible de aviación sostenible.
  • The First Movers Coalition, un club de compradores liderado por Estados Unidos, de 25 compañías globales importantes que se comprometen a ayudar a comercializar tecnologías limpias emergentes clave en sectores difíciles de descarbonizar, como el acero, el transporte por carretera, el transporte marítimo, la aviación, el aluminio, el hormigón, los productos químicos y captura de aire directa.

COP 26 Glasgow

  • 47 países se han comprometido a construir sistemas de salud que sean capaces de resistir los impactos del cambio climático y que sean bajos en carbono y sostenibles. Estos incluyen 42 países, que representan más de un tercio de las emisiones globales de atención de la salud. 12 de estos 42 países, han fijado una fecha límite de 2050 o antes, para la cual su sistema de salud llegará a cero neto.
  • 30 países han acordado trabajar juntos para hacer de los vehículos de cero emisiones la nueva normalidad, haciéndolos accesibles, asequibles y sostenibles en todas las regiones para 2030 o antes.
  • Lanzamiento de un nuevo fondo fiduciario del Banco Mundial que movilizará $200 millones durante los próximos 10 años para descarbonizar el transporte por carretera en mercados emergentes y economías en desarrollo.
  • 19 gobiernos han manifestado su intención de apoyar el establecimiento de “corredores marítimos ecológicos”, rutas marítimas sin emisiones entre dos puertos. Esto, implicará el despliegue de tecnologías de embarcaciones de cero emisiones y la instalación de combustibles alternativos e infraestructura de carga en los puertos, para la emisión de cero emisiones en rutas clave en todo el mundo.
  • El Reino Unido se ha comprometido a cambiar a camiones limpios, comprometiéndose a poner fin a la venta de la mayoría de los camiones diésel nuevos entre 2035 y 2040.
  • Una coalición internacional de inversores se ha comprometido a inyectar más de mil millones de dólares (872 millones de euros) para dotar a los países latinoamericanos con flotas de autobuses públicos eléctricos de cero emisiones. Esta coalición de inversores se comprometió con el Acelerador de Despliegue Rápido de Autobuses Cero Emisiones (ZEBRA en inglés) -una asociación que promueve el despliegue de más de 3.000 autocares eléctricos en las ciudades latinoamericanas-, para permitir una transición justa y brindar el apoyo necesario para las ciudades del sur global.
  • La industria del transporte aéreo mundial ha explicado cómo alcanzar su nuevo objetivo climático a largo plazo: aeronaves de nueva tecnología y combustible para aviones fabricados a partir de residuos. Esto confirma el compromiso de las aerolíneas, los aeropuertos, la gestión del tráfico aéreo y los fabricantes de aviones y motores del mundo, con las emisiones netas de carbono cero para 2050, en apoyo del Acuerdo de París.
  • El gobierno australiano anunció la creación de un fondo millonario para impulsar la inversión en empresas que desarrollen nuevas tecnologías de bajas emisiones en el país oceánico, incluyendo la captura y almacenamiento de carbono; así como también destinará otro fondo de 178 millones de dólares australianos (131 millones de dólares o 113 millones de euros) para promover el uso de vehículos eléctricos y de hidrógeno, como parte de una estrategia para alcanzar las emisiones neutras para el 2050.

¿Ha conseguido la COP26 sus objetivos?

acuerdos finales COP 26

Tras lo visto, podríamos decir que la COP26 2021 se ha quedado a medio camino. Ha tenido logros concretos, como los acuerdos contra la deforestación o para reducir las emisiones de metano, pero el contrapunto de haber sido una de las cumbres más excluyentes, por la escasa representación de la sociedad civil y de las comunidades indígenas.

Sin duda, el resultado de la COP26 podría ofrecernos una nueva bocanada de aire, pero tal y como señalan los organismos no gubernamentales y otras organizaciones, las acciones no deben limitarse a las mesas. Y es que, aunque el pacto establece de alguna manera cómo se podría lograr ese objetivo, las opiniones sobre si sigue siendo alcanzable varían.

Por una parte, el primer ministro británico Boris Johnson, consideró que el pacto alcanzado en la COP26 es el tipo de acuerdo que cambia las reglas del juego que el mundo necesitaba ver. Y es que el hecho de que 197 países hayan aprobado un pacto, supone, sin duda, un logro increíble. “La conferencia ha marcado el comienzo del final del carbón. Por primera vez, la conferencia ha publicado un mandato para recortar el uso de la energía del carbón. La cumbre ha declarado la sentencia de muerte a la energía del carbón”, compartía el cargo británico en su rueda de prensa tras el evento.

Sin embargo, el propio Johnson aseguraba que la COP26 “nunca iba a poder frenar el cambio climático. Algo que, resaltaba la joven activista Greta Thunberg, resumiendo el encuentro como “bla, bla, bla” y que había “fracasado”, lo cual también consideran la mayoría de los grupos ecologistas.

Asimismo, el secretario general de la ONU, Antòni Guterres, reconoció que los avances no han sido suficientes: “Nuestro frágil planeta está pendiente de un hilo y aún estamos llamando a la puerta de una catástrofe climática”.

Y por su parte, Gabriela Bucher, Directora Ejecutiva de Oxfam Internacional, ve un “paso importante” en la petición de fortalecer los objetivos de reducción, aunque cree, sin embargo, que el objetivo de 2030 sigue siendo algo lejano: “las emisiones continúan aumentando y estamos peligrosamente cerca de perder esta carrera contra el tiempo”.

Fuentes: El País, El País metano, BBC, Europa Press, CNN, Xunta de Galicia y UK COP 2021

COP26 Glasgow o Cumbre del Clima 2021: Resumen de los acuerdos
Nombre del artículo
COP26 Glasgow o Cumbre del Clima 2021: Resumen de los acuerdos
Descripción
Del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021, tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático o COP26 2021, bajo el lema “Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático”, organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia, y celebrada en el Scottish Event Campus (SEC) de Glasgow (Reino Unido). Aquí os resumimos todo lo acordado en ella.
Autor
Web
Greenteach
Logo

2 Replies to “COP26 Glasgow o Cumbre del Clima 2021: Resumen de los acuerdos”

  1. JUAN CHIQUINTA dice:

    Este documento relevante lo considero necesario convertirlo en figuras animadas y orientadas a los niveles de educación basica-secundaria y universitaria para su motivación y comprensión.

  2. Jaime Sobrados dice:

    Gracias por la información recolectada, si algún líder, influencer o persona ve esto por favor tengan en cuenta que es importante difundir y concienciar más a la población sobre estos temas.
    Desde la organización del Centro Federado de Agronomía, Sostenibilidad Molinera ,y Fridays For Future Perú vamos a organizar flyers informativos y didacticos con parte de información de esta página, si gustan pueden repostar estos flyers de nuestras redes sociales en facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.