Home » Noticias » El gas natural también produce contaminación

El gas natural nos lo venden como una fuente de energía limpia y buena para el medio ambiente, sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que en su proceso de extracción se desprenden muchos contaminantes.

Gas natural, ventajas y desventajas

En este ártículo veremos ventajas y desventajas del gas natural, centrándonos en la contaminación que produce en su proceso de extracción, dentro de las desventajas de este gas fósil.

El gas natural, un combustible fósil “limpio”

El gas natural es un tipo de combustible fósil con menor impacto ambiental que otros como el carbón o el petróleo y que, por tanto, está bien visto y es utilizado como sustituto natural de los más contaminantes.

El gas natural emite de un 50 a un 60 por ciento menos de CO2 cuando se combustiona en una planta de energía, comparado con las emisiones típicas de una planta de carbón. Además, también reduce en un 15-20% los gases emitidos a la atmósfera, en comparación con los que provoca un motor de gasolina en un vehículo.

grafico emisiones gas natural




Así, la menor cantidad de residuos producidos en su combustión, permite usar el gas natural como fuente de energía directa en los procesos productivos o en el sector terciario, evitando los procesos de transformación, como los que tienen lugar en las plantas de refinado del crudo. Además, la pureza del combustible lo hace apropiado para su empleo con las tecnologías más eficientes, así como también se puede utilizar como combustible para vehículos, tanto privados como públicos, mejorando la calidad medioambiental del aire en las grandes ciudades.

Cómo se produce la contaminación del gas natural

Sin embargo, esta reputación positiva del gas natural no es tan cierta como parece según varios informes y reportes, en los que se explica cómo la energía que procede de este gas produce una gran contaminación cuando se realiza el proceso de extracción, ya que cuando se quema en el proceso de combustión del gas natural es cuando éste es más limpio, debido a que sus emisiones de gases son más bajas.

Así pues, en el proceso de extracción o fracking (que detallaremos en el siguiente apartado), se producen grandes emisiones de CO2 y metano, los cuales empeoran el calentamiento global y el cambio climático, además de traer consigo otras consecuencias como la contaminación del agua potable subterránea. De hecho, en donde tienen lugar las perforaciones, se han experimentado grandes concentraciones de contaminantes en el aire y la exposición a éstos puede causar problemas respiratorios, cardiovasculares y cáncer.

gas natural contaminación




Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, aunque sea en cantidades mínimas, la combustión del gas natural produce azufre, mercurio, óxido de nitrógeno y CO2, entre otros compuestos. Cabe indicar que el óxido de nitrógeno, junto al SO2, favorece la lluvia ácida y la formación de «smog«. Además, el metano (CH4) es un causante del efecto invernadero aún más potente que el CO2, a pesar de que tiene un tiempo de vida en la atmósfera más corto que el CO2.

Qué es el fracking y sus consecuencias

El fracking consiste en crear fisuras en la roca del suelo para que parte del gas fluya al exterior y se pueda extraer de mejor forma posteriormente desde un pozo. Desde 1947 se han producido unos 2,5 millones de fracturas en pozos de todo el mundo, de ellos, un millón en Estados Unidos.

La técnica del fracking consiste en generar uno o varios canales de elevada permeabilidad a través de la inyección de agua a alta presión, de modo que supere la resistencia de la roca y que abra una fractura controlada en el fondo del pozo, en la sección deseada de la formación contenedora del hidrocarburo. El uso de esta técnica ha permitido que se aumentara en un 45% la producción de petróleo desde 2010, lo que le convirtió a Estados Unidos en el segundo productor del mundo.

esquema fracking




Uno de los problemas de este sistema es que se utilizan químicos en esta parte de la producción, los cuales son emitidos a la atmósfera. También se señalan como impactos medioambientales del fracking, la contaminación de acuíferos, el elevado consumo de agua, la contaminación de la atmósfera, la contaminación sonora, la migración de los gases y productos químicos utilizados hacia la superficie, la contaminación en la superficie debida a vertidos, y los posibles efectos en la salud derivados de ello. Además, no hay que olvidar que el fracking aumenta la actividad sísmica de la zona, a causa de la inyección profunda de fluidos.

Con respecto a esto último, cabe indicar que el fracking ha sido relacionado con actividad sísmica de baja magnitud, pero tales eventos son generalmente indetectables en la superficie, a excepción de algunos detectados en Estados Unidos de mayor magnitud. En este caso, un estudio publicado en 2016 y realizado por un equipo de geólogos y sismólogos de la Universidad Metodista del Sur de Texas y del Servicio Geológico de los Estados Unidos, demostró que la inyección de grandes volúmenes de aguas residuales combinada con la extracción de salmuera del subsuelo en los pozos de gas natural agotados, era la causa más probable de los 27 terremotos que se sintieron entre diciembre de 2013 y la primavera de 2014 en Texas, donde nunca habían tenido relación alguna con los temblores de tierra.

terremoto fracking




En cuanto a la contaminación de acuíferos, la fracturación hidráulica de pozos de extracción de gas natural, ha provocado la filtración de gases, materiales radiactivos y metano al suministro de agua potable. Una de las mayores causas de estas contaminaciones es una construcción mal realizada o pozos que se rompen, lo que permite que el gas se filtre al acuífero.

acuífero

Se necesitan sustitutos del gas natural

Con todo esto, vemos que el gas natural no es tan limpio como nos lo pintan o hacen ver. Por eso es conveniente conocer la realidad que rodea a la energía del gas natural y seguir apostando  por otras fuentes de energía que sean completamente limpias y sostenibles en el tiempo, como la energía eólica o la energía solar.

Fuentes: Renovables Verdes y Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital

[Total:4    Promedio:3.5/5]
El gas natural también produce contaminación
Nombre del artículo
El gas natural también produce contaminación
Descripción
El gas natural nos lo venden como una fuente de energía limpia y buena para el medio ambiente, sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que en su proceso de extracción se desprenden muchos contaminantes.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.