Home » Noticias » La huella hídrica: qué es, importancia, tipos y cómo se calcula y reduce
huella hídrica portada

El agua es un bien natural muy importante que necesitamos para poder sobrevivir, pero que también utilizamos en muchos procesos, tanto en la industria como en otros sectores y áreas. Con la huella hídrica podemos medir el consumo de agua de todo esto y valorar su impacto, lo cual es clave para preservar este recurso tan valioso. Por eso, en este artículo explicamos detalladamente la huella hídrica qué es, cuáles son sus componentes o tipos, cómo se calcula y qué podemos hacer para reducirla; todo bien acompañado de imágenes de huella hídrica ejemplos.

Qué es la huella hídrica. Definición

Aunque en el resto de Internet hay muchos libros e información sobre la huella hídrica pdf, aquí os explicamos la definición de huella hídrica y mucho más.

La huella del agua o huella hídrica (HH) es un indicador medioambiental que mide el volumen de agua dulce (litros o metros cúbicos) utilizado a lo largo de toda la cadena de producción de un bien de consumo o servicio o el consumido por un individuo o comunidad, incluyendo tanto su uso directo como el indirecto; con el objetivo de concienciar sobre el uso de este preciado recurso y procurar una gestión más eficiente del mismo.

La huella hídrica mide el volumen de agua consumida, evaporada o contaminada, ya sea por unidad de tiempo para individuos y comunidades, o por unidad de masa para empresas, así como también muestra su ubicación, siendo un indicador geográficamente explícito. Esto quiere decir que la huella hídrica de un producto en particular, es el volumen de agua dulce utilizada para producirlo, medido en el lugar donde se llevó realmente a cabo la producción de dicho producto. Además, se trata de un concepto global, ya que la huella hídrica hace referencia a la cantidad de consumo de agua en varias etapas de la cadena de producción.

El concepto de huella hídrica fue introducido en 2002 por el profesor Arjen Hoekstra del Instituto UNESCO-IHE, como un indicador alternativo del uso del agua. Posteriormente, la cooperación entre las instituciones globales líderes en el campo, llevó a la creación de la Water Footprint Network en 2008, que tiene como objetivo coordinar los esfuerzos para desarrollar y difundir el conocimiento sobre los conceptos de huella hídrica, métodos y herramientas. Asimismo, la nueva norma ISO 14046 unificó conceptos a nivel mundial en huella hídrica y pasó a ser el referente internacional para empresas, procesos y productos.

En cuanto a los componentes de la huella hídrica, esta tiene necesariamente una dimensión temporal y una dimensión espacial. Así, la huella del agua se debe calcular con datos recogidos en un período de tiempo concreto (habitualmente suele ser anual) y en un lugar geográfico perfectamente delimitado (como pueden ser una planta industrial, una cuenca de un río o una región).

la huella hidrica

Así pues, la huella hídrica se puede emplear para medir el consumo de agua de casi cualquier cosa, desde la fabricación de unos pantalones hasta el consumo total de un país, pasando por una cosecha o por las actividades anuales de una compañía.

Como huella hídrica ejemplos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en un hábito diario como una ducha de 10 minutos consumimos 200 litros de agua. Como consecuencia de esta y otras actividades, una persona consume de media al año 1.385 metros cúbicos de agua. Sin embargo, los ejemplos de huella hídrica que hacen referencia al uso de agua tanto de consumidores como de productores, son los de la huella hídrica de los alimentos. Además, esta huella hídrica se ha convertido en una de las más importantes a nivel mundial, debido a las alarmantes cantidades de agua que se calculan que son necesarias para la producción de alimentos que consumimos en nuestro día a día.

El organismo especializado de la ONU asegura que, dependiendo de la dieta que se tenga, los alimentos que consume a diario una persona equivalen al uso de entre 2.000 y 5.000 litros de agua para su producción. Además, ha calculado que el 70% de la huella hídrica a nivel mundial está relacionada con lo que se come, y avisa: “Si no cambiamos nuestros hábitos ahora, la demanda mundial de agua podría aumentar un 50% para 2030”. Por ejemplo, la huella hídrica carne es de 15.000 litros de agua para producir un kilo, una cifra muy lejana de los 1.250 litros de agua que se necesitan para generar un kilo de lentejas.

Otros ejemplos de huella hídrica alimentos son:

  • 13 000 litros de agua son necesarios para producir 1 kg de carne de vacuno;
  • 15.400 litros de agua para producir 1 kg de ternera;
  • 17195 litros de agua para producir 1 kg de chocolate;
  • 3 920 litros de agua para producir 1 kg de pollo;
  • 3 000 litros de agua para producir 1 kg de arroz;
  • 140 litros de agua para una taza de café;
  • 117 litros de agua para 1 vaso de vino de 125 ml;
  • 50 litros de agua para 1 naranja;
  • 1000 litros de agua para 1 litro de leche;
  • 900 litros de agua para 1 kilo de maíz;
  • 1300 litros de agua para 1 kilo de trigo;
  • 333 litros de agua para 1kg de pepino.

En este sentido, la FAO también pone de manifiesto un hecho importante y poco conocido: desperdiciar alimentos es equivalente a desperdiciar agua, ya que no se están teniendo en cuenta los recursos hídricos destinados a la producción de alimentos.

huella hidrica alimentos

Por otro lado, en cuanto a la huella hídrica de los distintos países, España es el octavo país con mayor huella hídrica del mundo y el segundo a nivel europeo. De hecho, la huella hídrica anual está en torno a los 2.500.000 de litros por persona, casi el doble que la media del mundo. No obstante, las cifras de huella hídrica en España contrastan mucho con las de consumo de agua. En España la media de consumo de agua está en los 132 litros diarios, poco por encima de los 50-100 litros de agua que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera necesarios para garantizar la cobertura de las necesidades básicas de cualquier persona. Es en los procesos productivos, especialmente en la agricultura, que representa el 80% del total de gasto de agua, donde España necesita soluciones para minimizar su impacto sobre los diferentes tipos de huella hídrica.

Y los países que superan a España en huella hídrica son: Mongolia, Níger, Bolivia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Mauritania y Portugal (según datos de la Water Footprint Network).

huella hidrica en el mundo

Viendo todas estas cifras y datos, nos preguntamos si el ser humano puede continuar consumiendo tanta agua. Los acuciantes problemas medioambientales nos recuerdan que no podemos seguir consumiendo agua a este ritmo y de manera totalmente irracional. Conviene destacar que este recurso del que dependen todas las formas de vida de la Tierra, es cada vez más escaso debido al cambio climático, a la contaminación del agua y al aumento de la población. Asimismo, es necesario señalar que la extracción y gestión del agua también tiene un impacto en la emisión de CO2 debido a la energía requerida para su tratamiento y distribución. Por tanto, la huella hídrica importancia radica en todo esto.

La huella del agua sirve como perfecto indicador para poder actuar y tomar decisiones de cara a conseguir un planeta más sostenible. Así pues, es importante conocer nuestra huella hídrica para ser conscientes de la cantidad de agua que consumimos de manera directa o indirecta en cada una de nuestras actividades. Al tomar conciencia, podremos tomar acciones para evitar el derroche y avanzar en un consumo eficiente del agua, de manera personal o en una empresa.

consumo de agua

Tipos de huella hídrica

Como hemos visto, podemos calcular la huella hídrica de una persona (huella hídrica personal), una comunidad, una región, un país, un bien o servicio o de un producto. En este último caso (bien, servicio o producto), nos referimos a la huella hídrica corporativa o huella hídrica de una empresa. Aquí, nos encontraremos con dos componentes de la huella hídrica relevantes: la huella hídrica operacional o directa, que es el volumen de agua residual consumido o contaminado debido a las operaciones del propio negocio; y la huella hídrica de la cadena de suministro o indirecta, que es el volumen de agua dulce consumido o contaminado para producir todos los bienes y servicios que forman las entradas de producción del negocio, pero que no se relacionan directamente con la producción de un producto completo, por ejemplo, uso en jardinería, cocinas, baños, etc.

Con respecto a los componentes de la huella hídrica o tipos de huella hídrica, esta consta de tres sumandos que se han denominado según los colores asignados usualmente al agua:

  • Huella hídrica verde: contiene la fracción de huella expresada como caudal (volumen/tiempo) que procede directamente del agua de lluvia o nieve y que se almacena en el suelo en capas superficiales al alcance de las plantas, y que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto. Es particularmente relevante para productos agrícolas, hortícolas y forestales, en donde se contabiliza la evapotranspiración de los cultivos agrícolas o forestales más el agua incorporada a los cultivos (o a la madera).
  • Huella hídrica azul: se refiere al volumen de agua que procede o se capta de cuerpos de agua naturales superficiales o subterráneos expresada como caudal (volumen/tiempo), mediante infraestructuras o instalaciones operadas por el hombre para la producción de un producto o la provisión de un servicio. La agricultura de regadío, la industria y el uso doméstico del agua pueden tener huella hídrica azul.
  • Huella hídrica gris: se refiere al volumen de agua contaminada en los procesos y que posteriormente es necesario diluir para cumplir con los parámetros exigidos por la normativa sectorial del cauce u organismo receptor de los vertidos finales de proceso.

Cabe indicar que esta clasificación, especialmente el agua gris, ha sufrido críticas y no está contemplada en la Norma Internacional ISO 14046:2014.

tipos de huella hidrica

Cómo calcular la huella hídrica

La medición de la huella hídrica se hace de forma modular, es decir, sumando las necesidades de uso y consumo de agua de cada etapa de producción desde el origen hasta el consumidor final. Su unidad varía según el tipo del sector al que se le mide la huella hídrica. Así, por ejemplo, la huella hídrica de un producto de carne X puede medirse en m3/kg, representando la cantidad de agua necesaria para producir un kilo de carne X en toda la cadena de suministro; mientras que la huella hídrica de un individuo puede medirse en m3/año, representando la cantidad de agua consumida a lo largo del tiempo.

Cabe indicar que para calcular huella hídrica se debe contemplar explícitamente el periodo de datos empleado, ya que el periodo elegido afectará a los resultados, así como hay que tener en cuenta otros factores como el volumen del consumo, el clima, las prácticas agrícolas, etc., según cada caso.

Existen dos principales metodologías para el cálculo de la huella hídrica:

  • La metodología de la Water Footprint Network, se basa en el cálculo del agua usada, directa o indirectamente, por un productor o por un consumidor de productos o servicios, incluyendo la cantidad de agua necesaria para diluir los vertidos hasta los niveles de los objetivos de calidad del medio receptor. Esta metodología de cálculo de huella hídrica se puede emplear sin necesidad de programas o bases de datos de pago. Asimismo, AENOR puede verificar cálculos de huella hídrica hechos con esta metodología.
  • La metodología de la UNE-EN-ISO 14046 para la huella de agua, consiste básicamente en particularizar la metodología de Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de la norma ISO 14044, orientando el análisis de inventario y los impactos ambientales al agua. Esto último, supone tener en cuenta sólo categorías de impacto aplicables al agua como pueden ser: agotamiento de los recursos de agua, ecotoxicidad para ecosistemas de agua dulce, eutrofización acuática, etc., con sus correspondientes modelos de impacto e indicadores de categoría de impacto. Sólo las emisiones al aire y los vertidos al suelo con impacto en la calidad del agua se incluyen en la evaluación. Por otra parte, la metodología de la norma UNE-EN-ISO 14046 para huella hídrica calcular, implica tomar numerosas decisiones sobre la aplicación de distintos criterios, alcances y modelos de impacto (como la de ACV), que conducen a resultados distintos. En la práctica, para aplicar la metodología de la UNE-EN-ISO 14046 se necesita un programa de Análisis de Ciclo de Vida con bases de datos.

Generalmente, los pasos para calcular la huella hídrica son los siguientes:

  1. Recolección de datos de los diferentes tipos del uso y fuentes de agua como recurso natural, incluyéndose los informes asociados a las huellas hídricas denominadas con los colores verde, azul y gris.
  2. Balance hídrico por unidad (volumen y concentración de las entradas y salidas de agua dentro del proceso). Posteriormente, si fuese necesario, se incluirá dentro del balance global en el que se incluyan varios procesos.
  3. Análisis de la sostenibilidad de la huella hídrica.
  4. Respuesta a la huella hídrica, incluyéndose proyectos y estrategias orientadas a reducirla.

Podemos calcular la huella hídrica personal o de una unidad familiar utilizando una calculadora de huella hídrica online, como la calculadora hídrica de Water Footpirnt Network, en donde nos irán haciendo una serie de preguntas sobre el uso del agua que realizamos. Una vez contestadas las preguntas, se realizará un cálculo aplicando una fórmula matemática y se obtendrá el valor de nuestra huella hídrica, así como algunos consejos para mejorarla.

Y también la Water Footprint Network cuenta en su página web con la herramienta gratuita de evaluación de la huella hídrica de una empresa para conocer algunos datos sobre el uso del agua en toda su cadena de suministro. La herramienta permite aplicar la evaluación de la huella hídrica en un producto, instalación o en toda su empresa.

huella hidrica productos

Cómo reducir la huella hídrica

Finalmente, os damos estos consejos para reducir la huella hídrica, tanto a nivel personal como empresarial.

Para reducir la huella hídrica como persona o consumidor puedes:

  • Apostar por la alimentación sostenible y reducir el consumo de aquellos alimentos que requieren más agua, como la carne.
  • Apoyar la agricultura, la ganadería y la pesca sostenible y local.
  • Optar por un consumo responsable y por la economía circular.
  • Reciclar lo que consumes y evitar usar productos de un solo uso.
  • Comprar productos de energía eficiente.

Por otra parte, en lo referente a la actividad empresarial se recomienda:

  • Implantar un sistema de calidad medioambiental.
  • Fomentar el reciclaje, la reutilización y el consumo ecológico en el seno de la empresa.
  • Contratar a proveedores comprometidos con la reducción de la huella hídrica.
  • Digitalizar todo lo posible para ahorrar, por ejemplo, en papel.
  • Realizar una gestión de medición y adaptación de procedimientos para generar un uso eficiente del agua en todo el proceso productivo, buscando la máxima producción con el mínimo consumo de agua.
  • Buscar cadenas de suministros y materias primas locales para reducir el consumo indirecto producidas por el transporte.

Fuentes: Wikipedia, Iberdrola, BBVA, eurofins Envira Ingenieros Asesores, Ecología Verde y Blog Augas de Galicia

La huella hídrica: qué es, importancia, tipos y cómo se calcula y reduce
Nombre del artículo
La huella hídrica: qué es, importancia, tipos y cómo se calcula y reduce
Descripción
Con la huella hídrica podemos medir el consumo de agua de todo y valorar su impacto, lo cual es clave para preservar este recurso tan valioso. Por eso, en este artículo explicamos detalladamente la huella hídrica qué es, cuáles son sus componentes o tipos, cómo se calcula y qué podemos hacer para reducirla; todo bien acompañado de imágenes de huella hídrica ejemplos.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.