Home » Noticias » Altas temperaturas en el Ártico e incendios, ponen en peligro el deshielo del permafrost
altas temperaturas en el Artico portada

Cada año, el Círculo Polar Ártico sufre olas de calor de creciente intensidad, reduciendo el casquete polar, pero esta vez, ha llegado demasiado lejos, tras el registro de 48ºC en la localidad rusa de Verkhoyansk, uno de los lugares más fríos del planeta, siendo la temperatura más alta jamás registrada dentro del Círculo Polar Ártico. Y estas altas temperaturas en el Ártico, conllevan la proliferación de incendios y aceleran el deshielo del permafrost.

En otros lugares de la región, se han alcanzado temperaturas más bajas, pero igualmente inusualmente altas para el lugar. Por ejemplo 43°C en Govorovo o 37°C en Saskylah. Asimismo, el año pasado, también en Verkhoyansk, un pequeño asentamiento en Siberia Oriental,  habían alcanzado los 38ºC, cuando allí las temperaturas suelen oscilar entre los -46ºC y los 15ºC, e incluso alcanzó los -50ºC en algún invierno.

Cabe indicar que éstas son temperaturas registradas de la superficie y no del aire. Esto es relevante ya que si bien la superficie puede alcanzar semejantes temperaturas, el aire es algo más frío al no tener un impacto tan fuerte de los rayos del Sol. En Verkhojansk, por ejemplo, mientras que el suelo registraba 48°C, en el aire había unos 30°C.

“Es probablemente la temperatura más alta jamás registrada en el Círculo Ártico”, expuso a través de las redes el investigador finlandés Mika Rantanen, del Instituto Finlandés de Meteorología. “Nunca se había alcanzado tal valor desde las primeras mediciones del lugar, que datan de 1885”.

Estos registros de altas temperaturas en el Ártico, se han obtenido mediante imágenes de los satélites gemelos Sentinel-3A y Sentinel-3B, los cuales registran los cambios térmicos en la superficie terretre y marítima, publicando mapas de calor como éste.

altas temperaturas en el Artico 0

Por otro lado, aunque el planeta en su conjunto se está calentando, esto no está sucediendo de manera uniforme. Durante la última década, la temperatura media ha subido 1ºC, y se prevé que para mediados de siglo llegue hasta los 4ºC o más; en contraste, la predicción para la Tierra en su conjunto es de 2ºC. En concreto, Siberia Oriental se calienta más rápido que el promedio y las variaciones de temperatura de mes a mes y de año a año tienden a ser grandes. Esto significa que, hasta cierto punto, las altas temperaturas en el Ártico no son inesperadas. Sin embargo, “lo inusual en este caso, es cuánto tiempo han persistido las anomalías más cálidas que el promedio”, afirmó el Servicio de Cambio Climático de Copérnico de Europa; las cuales se remontan a enero de este año 2020, en pleno invierno. Además, las 6 más altas temperaturas en el Ártico entre enero y mayo de toda la historia, se han registrado en los últimos 6 años.

Por ello, dichas anomalías de altas temperaturas en el Ártico, están siendo una fuente de preocupación para los investigadores. La Organización Meteorológica Mundial, asegura que el Ártico se está calentando al doble del promedio mundial y de una manera muy rápida. No es una ola puntual y llamativa, es un cambio estructural en las condiciones del planeta. Hace y hará más calor. Y la peor parte, de momento, se la está llevando el Norte.

El presidente de profesores de ciencias geográficas en la universidad de Arizona, en Estados Unidos, aseguró que la falta de nieve subyacente en la región, combinada con los aumentos globales de la temperatura, han jugado un papel indudable y crítico en el calor extremo. Las temperaturas anuales del aire en la superficie durante los últimos cuatro años, de 2016 a 2019, han sido las más altas registradas. Además, el volumen de hielo marino del Ártico en el mes de septiembre de 2019, después de la temporada de fusión, ha disminuido en más del 50%, en comparación con el valor medio para 1979-2019. Este calor inusual en invierno y primavera, se asoció con una ruptura de hielo excepcionalmente temprana en los ríos de Siberia.

38 grados en Verkhoyansk mapa

Y si con las altas temperaturas en el Ártico no fuera suficiente, como consecuencia de éstas y del calentamiento global, la situación se agrava con la aparición de incendios forestales, los cuales están volviendo a aumentar en intensidad, pudiendo ser observados incluso desde el espacio, según relata la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial.

El 22 de julio de 2020 hubo 188 puntos de incendios probables en Siberia. Las emisiones de carbono totales estimadas desde enero de ese año debido a los incendios, son las más altas en el registro de datos de 18 años del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera Copérnico, que observa la actividad del fuego y la contaminación resultante para evaluar su impacto en la atmósfera.

Además, las altas temperaturas en el Ártico, también están favoreciendo el derretimiento del permafrost y la erosión costera, lo cual causa problemas para especies «clave» como osos polares, caribúes, ballenas, etc., y tiene implicaciones para la estabilidad de las estructuras construidas allí (como el problema de la catástrofe ambiental del vertido de diésel en Norilsk), y la posible liberación de metano, un poderoso gas de efecto invernadero.

Según recoge The Guardian, el presidente ruso Vladimir Putin, adviertiera que “algunas de nuestras ciudades se construyeron al norte del Círculo Polar Ártico, sobre el permafrost. Si éste empieza a derretirse, podemos imaginar que consecuencias habría. Es algo muy serio”.

incedios Siberia satelite

Se espera que altas temperaturas en el Ártico superiores a lo normal continúen lo que resta de verano este año, según el Arctic Climate Forum. “Con el cambio climático y lo que estamos viendo en el Ártico y en la Antártida, no podemos decir que es algo nuevo. Cada mes estamos sorprendidos y preocupados por nuevas marcas de temperatura. El cambio climático no está tomándose un descanso por el COVID y las temperaturas siguen subiendo y vemos eventos climáticos extremos; lo que reafirma el mensaje de la ONU: tenemos que recuperarnos mejor y de forma más ecológica», aseguró la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, Claire Nullis, durante una conferencia de prensa virtual. Asimismo, la portavoz informó que dicha Organización considera añadir una categoría de «calor extremo en el Ártico» a su archivo de eventos climáticos extremos.

Fuentes: GCiencia, Xataka, Xataka Magnet y Noticias ONU

Altas temperaturas en el Ártico e incendios, ponen en peligro el deshielo del permafrost
Nombre del artículo
Altas temperaturas en el Ártico e incendios, ponen en peligro el deshielo del permafrost
Descripción
Se han registrado nuevas altas temperaturas en el Ártico, como el récord de 48ºC en la localidad rusa de Verkhoyansk, las cuales conllevan la proliferación de incendios y el derretimiento del permafrost.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.