Home » Noticias » El Ártico se quema: más de 100 incendios forestales en regiones árticas peligrosos
bomberos incendios forestales en regiones árticas portada

En lo que llevamos de verano, ocho grandes incendios forestales han afectado a toda la Península Ibérica, siendo el más grave el ocurrido en Almería, donde ha tenido que intervenir personal del ejército. Sin embargo, en esta ocasión, España no es la única protagonista en los incendios forestales de verano, ya que se han declarado más de 100 incendios forestales en regiones árticas como Alaska, Siberia y el norte de Canadá, en las cuales se han alcanzado unas temperaturas muy elevadas debido al cambio climático.

Desde principios de junio, el Servicio de Vigilancia de la Atmósfera del programa Copernicus (CAMS), ha registrado más de 100 incendios forestales de gran intensidad y de larga duración en el círculo polar ártico. Sólo en el mes de junio, estos incendios emitieron 50 megatoneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, lo que equivale a las emisiones anuales totales de Suecia. Esta cifra es superior a la suma de las emisiones desprendidas por incendios árticos en los meses de junio del período 2010-2018. Además, en los primeros 14 días de julio, las emisiones por los incendios en esta región alcanzaron 31 megatoneladas de CO2, tanto como lo declarado por Cuba y Túnez en 2017.



 “Los incendios en el hemisferio norte son habituales entre mayo y octubre, pero la latitud y la intensidad, así como la duración es particularmente inusual”, comunicaban desde Copernicus. En una charla por teléfono, Mark Parrington, uno de sus principales investigadores, confirma que lo observado es un récord. “Hasta hace dos días, se ha detectado una media de 270 fuegos diarios, cuando lo habitual está entre 50 y 60”. Según datos del GFAS, “los incendios que han azotado Siberia recientemente son un fenómeno sin precedentes en el mes de junio en los últimos 17 años”.

incendios en Alaska

Los incendios forestales en regiones árticas han sido más graves en Alaska y en Siberia. Algunos han alcanzado dimensiones equivalentes a las de 100.000 campos de fútbol o a las de todo Lanzarote. En Alberta (Canadá), se estima que uno de los incendios ha alcanzado un tamaño superior al de 300.000 campos de fútbol. Sólo en Alaska, el CAMS ha registrado este año casi 400 incendios forestales, apareciendo nuevos fuegos todos los días.

Las altas temperaturas y la falta de agua fueron las principales causas de los incendios. La temperatura media en junio en las zonas de Siberia que se están viendo azotadas por los incendios forestales en las regiones árticas, fue 10°C más alta que la media del período 1981-2010. El 4 de julio se registraron nuevos récords de temperatura en Alaska, donde se alcanzaron 90°F (32°C). El calor propició que se desencadenasen en el estado numerosos incendios, entre los que destacan los que se produjeron a lo largo del río Yukón y del círculo polar ártico.

El bucle del cambio climático y las consecuencias de los incendios en las regiones árticas

Como hemos visto, regiones árticas como Alaska, Siberia y el norte de Canadá, viven este año uno de los veranos más calurosos y secos de la historia reciente. Las altas temperaturas, están alimentando los incendios forestales en las regiones árticas, y la combustión de masa forestal provoca la emisión a la atmósfera de grandes cantidades de dióxido de carbono, uno de los gases que incrementa el efecto invernadero y, por tanto, alimenta la crisis climática, lo cual causa el calentamiento global; siendo así un bucle de retroalimentación o círculo vicioso. Y aunque este no pueda ser el origen de los incendios en todos los casos, si hace que sean más virulentos y difíciles de extinguir.



El último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), publicado el 12 de julio sobre los incendios  en las regiones árticas de este verano, no deja demasiado espacio para el optimismo. Después de recordar que el hemisferio Norte registra en lo que llevamos de verano “unas condiciones atípicamente calurosas y secas, han desencadenado importantes incendios desde la zona del Mediterráneo hasta la región ártica, la cual se ha visto especialmente afectada”, la OMM generaliza la situación explicando que “el cambio climático, caracterizado por un aumento de las temperaturas y cambios en los patrones de precipitación, está agravando el riesgo de incendios forestales y prolongando la temporada en la que éstos se producen”.

incendios forestales en regiones árticas visión aérea

No obstante, a mayores, el ecosistema del Ártico, que es particularmente sensible y frágil, se está calentando más rápido que el resto del planeta. Ese calor seca los bosques e incrementa el riesgo de incendios forestales en las regiones árticas. Según un estudio reciente, los bosques boreales de la Tierra se están quemando a un ritmo sin precedentes desde hace al menos 10.000 años. Asimismo, pueden depositarse partículas de humo sobre la nieve y el hielo, que absorben la luz solar que, en otras circunstancias, se reflejaría, y como resultado, se acelera el calentamiento en la región ártica.  Además, los incendios en esa región, también incrementan el riesgo de un mayor deshielo del permafrost, lo que libera metano, otro gas de efecto invernadero.

Por otro lado, la OMM también destaca que, “además de que la combustión supone una amenaza directa, los incendios forestales emiten a la atmósfera contaminantes nocivos, como partículas en suspensión y gases tóxicos, incluidos el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos distintos del metano. Las partículas y los gases emitidos por la combustión de biomasa pueden ser transportados a grandes distancias y mermar la calidad del aire de regiones lejanas”. Por ejemplo, uno de los límites del Ártico toca Suecia, donde las autoridades han pedido ayuda a la Unión Europea por los más de 60 incendios declarados en lo que va de verano.




Así pues, ante los riesgos, la OMM ha puesto en marcha un sistema de avisos y asesoramiento para incendios de vegetación y contaminación por humo, para desarrollar, implementar y armonizar las predicciones de incendios en todo el mundo, brindando un panorama más claro de los incendios y los impactos y peligros relacionados a escala mundial.

Por último, hay que decir que estos incendios forestales en regiones árticas son solo una de las facetas más visibles de la crisis climática en la que nos adentramos. Hoy es más importante que nunca actuar. Tenemos que conseguir un movimiento global que implique a gobiernos, empresas y ciudadanía en un esfuerzo común para abordar el problema de raíz.

Fuentes: La Vanguardia, El Diario y Europa Press

[Total:0    Promedio:0/5]
El Ártico se quema: más de 100 incendios forestales en regiones árticas peligrosos
Nombre del artículo
El Ártico se quema: más de 100 incendios forestales en regiones árticas peligrosos
Descripción
Se han declarado más de 100 incendios forestales en regiones árticas como Alaska, Siberia y el norte de Canadá, en las cuales se han alcanzado unas temperaturas muy elevadas debido al cambio climático
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.