Home » Noticias » Compostar: Cómo hacer Compost en casa. Proceso de Compostaje casero
compost portada

Hoy en día, en la agricultura prácticamente se ha vuelto necesario el uso de fertilizantes y plaguicidas, con todos los problemas de salud y ambientales que ello supone. Además, por otra parte, en nuestras casas estamos desperdiciando una gran cantidad de materia orgánica que se va al basurero y agrava el problema de la contaminación. Por ello, siguiendo una buena política ambiental que fomente el reciclaje y la economía circular, es altamente recomendable y útil que fabriquemos compost orgánico natural para usar nosotros mismos cuando lo necesitemos. De hecho, el reciclado de los desechos orgánicos de esta manera, es una estrategia necesaria para conseguir las metas europeas 2020-2030, y su implantación favorecería una mejor separación de los residuos.

Así pues, en este artículo, explicamos todo acerca del compost o composta, el proceso de compostaje, los compostadores y cómo compostar en casa, logrando que nuestros hogares sean todavía más ecológicos, a la vez que obtenemos un abono natural para el jardín, plantas, etc. de forma gratuita y entretenida.

¿Qué es el compost orgánico?

El compost natural es un abono orgánico que se obtiene a partir de la descomposición natural controlada en presencia de oxígeno de residuos orgánicos, bien por medio de microorganismos como bacterias y hongos (compostaje), o bien por medio de lombrices (vermicompostaje). Este abono compost tiene un aspecto terroso y es empleado como abono y como sustituto de fertilizantes químicos, constituyendo un nutriente para el suelo que mejora su estructura, ayuda a reducir la erosión y mejora la absorción de agua y nutrientes por parte de las plantas.

El término Compost deriva del latín “compositus” que significa «poner junto», y también se le denomina composta, compost orgánico, compost ecológico, tierra compost, abono compost, o abono orgánico.

¿Para qué sirve el compost? Las ventajas del compost para plantas

El compost tiene múltiples aplicaciones. Se utiliza en jardinería paisajista, campos de golf, biorremediación, prevención de contaminación, aplicaciones agrícolas, arrope para árboles, como parte de la mezcla de tierra para plantas en tiestos o macetas, para acondicionar el césped natural, como enmienda para el suelo agregando materia orgánica, en mezclas de semilleros y trasplantes, en heridas del tronco de árboles, en recubrimientos y recuperación de suelos, etc.

Asimismo, entre las ventajas de usar compost para plantas tenemos que éste mejora las propiedades físicas del suelo, como la porosidad y esponjosidad y la capacidad para almacenar agua y nutrientes; mejora las propiedades químicas del mismo, aumentando el contenido de elementos como Nitrógeno, Potasio y Fósforo y otros, y regulando el pH; y también mejora la actividad biológica del suelo, actuando como soporte y alimento de los microorganismos. Esto todo, mejora a su vez la estructura general del suelo, lo que previene su pérdida por erosión, a la vez que evita que dependamos tanto de los fertilizantes químicos.

compost traduccion

Por tanto, tú mismo en tu casa, si tienes la posibilidad de compostar, luego podrás utilizar el compost en tus cultivos, flores, césped, árboles o arbustos, aunque tendrás que tener en cuenta las necesidades de compost en cada caso y el grado de maduración de éste. También es muy importante saber que si se usa abono compost, ya no es necesario fertilizar el suelo, y que el compost no se entierra, sino que se dispersa y distribuye superficialmente, excepto en el caso del césped, donde se puede pasar el rastrillo ligeramente. Para no sobreabonar, no se debe sobrepasar la cantidad anual de 10 l. de compost por cada 10 m2 de superficie, lo que equivale a una capa de unos 2cm de grosor.

Además, al fabricar compost nosotros mismos, además de ahorrar en fertilizantes, también lo haremos en la recogida de basura, con lo que reduciremos la contaminación de la atmósfera, agua y suelos; y también obtendremos una mejor salud para nuestras plantas, con menos plagas y enfermedades.

Tipos de compost

En primer lugar, según su origen de fabricación, el compost puede ser hecho por nosotros mismos, siendo un compost casero, compost orgánico casero, o compost doméstico; o realizado en plantas de compostaje, siendo entonces un compost industrial.

Por otro lado, atendiendo a la procedencia de sus materias primas, se distinguen los siguientes tipos de compost:

  • De maleza: el material empleado es vegetación de sotobosque, arbustos, etc., excepto coníferas, zarzas, cardos y ortigas. El compost obtenido se utiliza generalmente como cobertura sobre la superficie del suelo (acolchado o “mulching”).
  • De maleza y broza: es similar al anterior, pero se le añade broza (restos de vegetación muertos, evitando restos de especies resinosas). Es un compost de cobertura.
  • De material vegetal con estiércol: procede de restos de vegetales, malezas, plantas aromáticas y estiércol de équidos o de pequeños rumiantes. Este tipo de compost orgánico se incorpora al suelo en barbecho, dejándolo madurar sobre el suelo durante varios días antes.
  • Compost tipo Quick-Return: compuesto por restos vegetales, a los que se les ha añadido rocas en polvo, cuernos en polvo, algas calcáreas, activador compost Quick Return, paja y tierra.
  • Compost activado con levadura de cerveza: es una mezcla de restos vegetales, levadura fresca de cerveza, tierra, agua tibia y azúcar.
  • Compost de lombriz (también llamado humus de lombriz): es un compost vegetal u orgánico en el que se emplean lombrices de tierra para la descomposición y transformación de los materiales.
  • Purín de compost: para usos puntuales de fertilización de algunas plantas o activación del propio compost, se puede utilizar el purín de compost, que es la extracción líquida de muchos de los componentes sólidos del compost.

Y según su grado de maduración durante el proceso de compostaje, la composta o compost puede ser:

  • Compost sin fermentar: aunque este compost todavía no puede incorporarse a las plantas, puede servir como acolchado de la tierra o del propio compost. Es el que más nutrientes posee, aunque éstos no son asimilables por el suelo y las plantas.
  • Compost fresco, joven o compost rápido: este compost está poco descompuesto y se emplea en el abonado de plantas que lo soportan, como patata, maíz, tomate, pepino o calabaza. Debe ser usado exclusivamente en superficie y nunca enterrado. Tiene un alto contenido en nutrientes, por lo que estimula el crecimiento de las plantas, pero también contiene componentes ácidos que afectan negativamente a la germinación y a las raíces jóvenes.
  • Compost maduro: éste está ya muy descompuesto y puede utilizarse para cualquier tipo de cultivo, pero tiene un valor fertilizante menos elevado que el compost joven. Tiene una estructura homogénea, es esponjoso y suele ser de color negro o negruzco. Se emplea en tierras arcillosas o en aquellos cultivos que no soportan materia orgánica fresca o poco descompuesta y como cobertura en los semilleros. Resulta ideal para las raíces.
  • Compost viejo: éste tiene más de un año y se encuentra ya en la fase de mineralización. Se puede mezclar con la tierra e incluso enterrar, y su acción es más eficaz en tierras pesadas.

Como hacer abono orgánico

Compost comprar

Como hemos dicho, nosotros mismos podemos fabricar nuestro propio compost orgánico y natural, pero si no tenemos espacio ni tiempo alguno, es posible comprar compost orgánico, compost de lombriz o humus de lombriz líquido, en distintas tiendas, para así disponer de plantas saludables y evitar igualmente el abuso de fertilizantes.

¿Qué es el compostaje? Compostaje Definición

El compostaje es el proceso mediante el cual los residuos orgánicos son descompuestos y transformados en compost, un abono natural. Se trata de un proceso biológico natural que ocurre también por si solo en la naturaleza, pero de forma mucho más lenta, de modo que nosotros solo lo aceleramos.

En el compostaje o “composting interviene la población microbiana del suelo, como bacterias, hongos, algas y protozoos; así como en su fase final también pueden participar organismos de mayor tamaño, como colémbolos, ácaros, lombrices, etc. Todo esto tiene lugar en unas condiciones determinadas de humedad, oxígeno, pH y temperatura, dentro de un compostador o compostadora, para que el compost resulte idóneo y pueda ser asimilado por las plantas.

Podemos compostar una gran variedad de materiales, siempre y cuando se echen troceados o picados: restos orgánicos de comida, residuos de jardín (hojas, ramas, césped…), pelos, estiércol de animales, restos de frutas y verduras, paja y heno, flores viejas y restos de plantas, desbroces de setos jóvenes, restos de poda, malezas, lechos de conejos y otros animales herbívoros, serrín y virutas de madera (en pocas cantidades), cáscaras de huevo, pieles y mondas de fruta (las cítricas en poca cantidad), cáscaras de frutos secos, huesos de frutos, periódicos sin tinta a color, cartones finos y ceniza de carbón (en muy pocas cantidades), algas marinas, posos de café y bolsitas de té o infusiones, etc.

Sin embargo, nunca debemos compostar: fibras sintéticas, restos de ropa, malas hierbas con semillas, trozos de madera mayores de 3cm, aceites, carne y pescado (causan mal olor y pueden causar problemas de bacterias y contaminaciones), vidrio, tetrabricks, revistas con hojas a color, plásticos.

Compost Galicia

Tipos de compostaje

Según el sitio donde tenga lugar, el compostaje puede ser: compostaje industrial, el cual se lleva a cabo en una planta de compostaje a gran escala; compostaje casero o doméstico, el cual realiza uno mismo en su casa para su uso propio; o compostaje comunitario o colectivo, el cual tiene lugar en un terraza o en un espacio compartido por los vecinos de una comunidad o urbanización.

Los distintos sistemas de compostaje están determinados por los mecanismos de aireación que se utilizan en el proceso, los cuales podemos agrupar en: aireación pasiva, aireación forzada, y aireación por volteos del material. La mayoría de plantas industriales y comerciales de compostaje, utilizan procesos activos, ya que garantizan productos de mejor calidad en un plazo menor. El mayor grado de control y, por tanto, de calidad, suele conseguirse compostando en un recipiente cerrado (compostador) con un control y ajuste continuo de temperatura, flujo de aire y humedad, y otros parámetros. En estas plantas de compostaje industrial, se procesan tanto residuos orgánicos de alimentos, como agrícolas, ganaderos, forestales y lodos extraídos de las depuradoras de aguas residuales.

Mientras que el compostaje casero es más variado, fluctuando entre técnicas extremadamente pasivas, hasta técnicas activas, propias de una industria. En las casas, se generan importantes cantidades de variados restos vegetales, que junto a restos orgánicos de alimentos o de cría de animales, son un buen recurso para el compostaje. Cabe destacar que con el compostaje doméstico, se emiten 5 veces menos gases de efecto invernadero que en el compostaje industrial para tratar la misma cantidad de materia orgánica.

compost organico precio

Por otro lado, existen variadas técnicas de compostaje que dependen, entre otras cosas, de la cantidad y tipo de material a procesar, inversión disponible y disponibilidad de terreno, complejidad operacional y del producto final que se quiere obtener:

  • Compostaje en pilas estáticas: se forman pilas en un bote o caja metálica grande con tapa, colocando una capa gruesa (aproximadamente 6cm) de hojarasca o aserrín y se deja sin movimiento. Se vierten ahí todos los desechos orgánicos, y se cubren con otra capa de hojarasca. Para que se mantenga la humedad, se rocía con un poco de agua y se espolvorea con cal para evitar malos olores. Termina ventilándose naturalmente por un proceso de convección térmica natural. En este procedimiento, no se tiene temperatura, los procesos son los naturales a temperatura ambiente.
  • Compostaje en pilas estáticas aireadas: consiste en airear de manera forzada la materia que se está compostando. La pila se construye sobre una red de tuberías, donde se suministra o extrae aire frecuentemente para proporcionar un medio aeróbico. Esta técnica es conocida también como técnica activa o caliente de compostaje, ya que se controla la temperatura para permitir el desarrollo de las bacterias más activas, matar la mayoría de patógenos y gérmenes, y así producir compost útil de forma rápida.
  • Compostaje en pilas de volteo o compostaje en montón: este sistema de compostaje es el más utilizado y se basa en la construcción de un montón formado por las diferentes materias primas, al que se le realiza un volteo manual o mecánico periódicamente, evitando así la compactación y proporcionando oxígeno. Los materiales deben estar bien mezclados y homogeneizados en cuanto a tamaño, y el montón debe estar en contacto continuo con el suelo.
  • Compostaje en silos o cajones de compostaje: este tipo de compostaje está muy indicado para cantidades domésticas de residuos orgánicos de alimentos, jardín y pequeños huertos. Se pueden emplear compostadores comercializados de todos los tamaños y materiales o construirlos uno mismo. Los materiales se introducen en un silo vertical cuyos lados están calados para permitir la aireación. El silo se carga por la parte superior y el compost ya elaborado se descarga por una abertura debajo del silo. Si la cantidad de material es pequeña, el silo puede funcionar de forma continua: se retira el compost maduro a la vez que se recarga el silo por la parte superior. Este método de compostaje, os lo explicaremos en detalle en el último apartado.
  • Compostaje en superficie: consiste en esparcir sobre el terreno (nunca enterrar, ni envolver), una delgada capa de material orgánico (de menos de 10cm), dejándolo descomponerse y penetrar poco a poco en el suelo. Según se va dando el proceso natural de incorporación al suelo, se esparcen nuevos restos en un proceso continuo. Cuanto más desmenuzado esté el compost, más rápida será la absorción pero también más rápidamente se perderán algunos nutrientes. Este compostaje se emplea fundamentalmente en los huertos y sirve de acolchado de la tierra que, a su vez, impide la evaporación de agua y el nacimiento de hierbas no deseadas, e incluso protege de heladas en épocas frías. Otra forma de compostaje en superficie consiste en sembrar leguminosas y otras especies (algunas crucíferas como las mostazas), para luego segarlas o triturarlas dejándolas sobre la superficie.

Como se hace el compost

Y por otra parte, según los elementos y organismos que participan en la elaboración del compost, destacan los siguientes tipos de compostaje:

  • Compostaje de café: este compost se realiza recogiendo los residuos orgánicos del café, el cual sirve de abono para las plantas, ya que proporciona nutrientes. Para llevar a cabo este compostaje, se cava un hoyo directamente en la tierra, se cubre con el café, se agregan ramas y otros residuos orgánicos, y se espera unas 4-8 semanas, según la profundidad del hoyo. El compost o abono obtenido ya se puede utilizar en las áreas verdes.
  • Avicompostaje o compostaje con gallinas: este sistema de compostaje actúa como un comedero en el que se introducen gallinas, para un aporte de nitrógeno y aumento del rendimiento. En primer lugar, se juntan los restos de materia orgánica de origen doméstico y los residuos de la huerta o jardín, que van a servir de alimento a las gallinas. Al cabo de unos meses, se completa el primer compostero, se sella y se riega. Más adelante, se vuelve a permitir el acceso a las gallinas que al comer lo remueven. Este proceso de compostaje, introduce complejidad ecológica y permite aumentar el rendimiento y aprovechamiento.
  • Compostaje con lombrices o vermicompostaje: se trata de una variedad del compostaje en silos basado en la lombricultura, vermicultura o cultivo de lombrices, para obtener el compost de lombriz o vermicompost. Para ello, se emplea un vermicompostador o vermicompostera con lombriz roja de California (Eisenia foetida (Savigny, 1826)), la cual es muy voraz, aunque también se pueden emplear otras especies de lombriz de tierra. Los vermicompostadores disponen de varias bandejas que se apilan unas encima de otras, permitiendo el paso de las lombrices desde las bandejas inferiores a las superiores a través de unos agujeros. El compost obtenido es el producto de excreción de dicha lombriz, la cual se alimenta de residuos orgánicos y, al digerirlos, los transforma en un producto rico en nutrientes y microbios del suelo. Incluso su extracto acuoso, denominado «té», se puede usar para regar o se rocía sobre las plantas, promoviendo su crecimiento. Y también el vermicompost puede ser utilizado en la biorremediación de suelos por contaminantes orgánicos y metales pesados, acelerando la degradación de los primeros e inmovilizando los segundos para que no estén disponibles para las plantas. En el vermicompostaje participan también los otros seres vivos propios del proceso de compostaje común, pero la presencia de lombrices, permite descomponer pequeñas cantidades de restos orgánicos a una gran velocidad, evitando procesos indeseables de compostaje anaerobio, como putrefacción o fermentación. Además, debido a su gran capacidad reproductiva, la población de lombrices crece y se estabiliza en relación con la aportación de materia orgánica. El compostaje con lombrices de tierra es una buena alternativa para cuando queremos realizar compostaje en casa pero no tenemos suficiente espacio, o si nuestra generación de residuos es de poco volumen, ya que la vermicompostera se puede instalar en cualquier rincón o en un balcón pequeño y no desprende olores desagradables (si controlamos bien su humedad).

humus de lombriz precio

Proceso de compostaje. El compostador o compostera

En este apartado os vamos a explicar cómo se elabora el compost en el proceso compostaje dentro de los compostadores.

Antes de nada, es importante indicar que en todas las técnicas de compostaje, hay una serie de parámetros a tener en cuenta siempre:

  • Relación Carbono/Nitrógeno (C/N): el carbono y el nitrógeno son los dos constituyentes básicos de la materia orgánica. Por ello, para obtener un compost de buena calidad es importante que exista una relación equilibrada entre ambos elementos. Para lograrla, es importante realizar una mezcla adecuada de los distintos residuos con diferentes relaciones C/N. Ejemplos de materiales orgánicos ricos en carbono y pobres en nitrógeno son: la paja, el heno seco, las hojas, las ramas, la turba y el serrín; mientras que pobres en carbono y ricos en nitrógeno son: los vegetales jóvenes, las deyecciones animales y los residuos de matadero.
  • pH: es un parámetro importante para evaluar el ambiente microbiano y la estabilización de los residuos. Su valor depende de los materiales de origen y varía en cada fase del proceso compostaje. Elementos ácidos en el compostaje son las hojas de arbustos de tierras ácidas, las agujas de pino, y las cortezas de cítricos, ante los cuales las bacterias y lombrices apenas actúan y son los hongos los que más intervienen.
  • Humedad: en el proceso de compostaje es importante que la humedad alcance unos niveles óptimos del 40-60 %. Si el contenido en humedad es mayor, el agua ocupará todos los poros y por lo tanto el proceso se volvería un compostaje anaeróbico y se produciría una putrefacción de la materia orgánica. Y si por el contario, la humedad es excesivamente baja, se disminuye la actividad de los microorganismos y el proceso es más lento. El contenido de humedad dependerá de las materias primas empleadas. Así, para materiales fibrosos o residuos forestales gruesos, la humedad máxima permisible es del 75-85%, mientras que para material vegetal fresco, ésta oscila entre 50-60%.
  • Aireación: la garantía de un buen compost está en que se produzca en condiciones aerobias, en presencia de aire, es decir oxígeno, el cual es imprescindible para la actividad de los organismos compostadores. Una aireación excesiva desecará los restos y una insuficiente, producirá putrefacción y elementos tóxicos, lixiviados y malos olores. La cantidad de oxígeno en el compostaje dependerá del tipo de material, textura, humedad, frecuencia de volteo y de la presencia o ausencia de aireación forzada. Por ello, es necesario que el material se deposite de manera que quede esponjoso (no comprimido) añadiendo material estructural (ramitas troceadas).
  • Temperatura compost: es un parámetro útil que permite hacer un seguimiento al proceso de descomposición de la materia orgánica. Está condicionada por la humedad y la aireación, debido a la relación existente entre estos dos parámetros y la actividad metabólica de los microorganismos El manejo y control de las temperaturas permiten ejercer naturalmente un tratamiento de sanitización, especialmente con respecto a microorganismos patógenos, así como también logran destruir semillas de malezas, esporas de hongos y algunas fitotoxinas, que posteriormente significarían un problema al adicionar el compost sobre cultivos agrícolas. Sin embargo, dicho manejo y control debe ser adecuado ya que de lo contrario, no solo destruiría organismos patógenos, sino que también la flora benéfica antes de que el proceso lo haga naturalmente en el momento justo.
  • Población de organismos: los microorganismos y los macroorganismos son los descomponedores de la materia orgánica, los protagonistas del compostaje. Tienen un papel importante las bacterias, los hongos, los protozoos, actinobacterias, lombrices de tierra, hormigas, cochinillas, etc.
  • Tamaño de las partículas: la actividad de los microorganismos ocurre generalmente en la superficie de las partículas, por lo tanto el tamaño de éstas debe ser pequeño, a fin de aumentar la superficie y favorecer la actividad de los microorganismos y la tasa de descomposición. El tamaño ideal de los materiales que se van echar al compost es de 2 a 5cm.

Como hacer composta casera

Una vez aclarado esto, pasamos a explicar las fases del compostaje, las cuales son:

  • Fase I o mesófila: En esta fase tenemos un material fresco, sin humidificar y a temperatura ambiente. Los microorganismos mesófilos presentes en los materiales empiezan a desarrollarse utilizando fuentes sencillas de carbono y nitrógeno, de esta forma crecen y se multiplican descomponiendo los materiales. Esta actividad microbiana provoca el aumento de la temperatura a 40-45ºC en pocos días. Además, la descomposición de fuentes sencillas de carbono, como azúcares, produce ácidos orgánicos y, por tanto, el pH puede bajar (hasta cerca de 4.0 o 4.5).
  • Fase II o termófila: Esta fase también se conoce como fase de higienización. El compost alcanza temperaturas mayores que los 45°C. Los microorganismos mesófilos son reemplazados por aquellos que crecen a mayores temperaturas (entre 45ºC y 70ºC), en su mayoría bacterias termófilas que actúan facilitando la degradación de fuentes más complejas de carbono, como la celulosa y la lignina, transforman el nitrógeno en amoníaco y el pH del medio sube y se hace alcalino. A partir de los 60°C, los termófilos cesan su actividad y aparecen las bacterias que producen esporas y actinobacterias, que son las encargadas de descomponer las ceras, hemicelulosas y otros compuestos de carbono complejos. Durante varios días o algunos meses (según el material de partida, condiciones climáticas y otros factores), se mantiene la temperatura alta y disminuye la actividad biológica, produciéndose la pasteurización del medio, lo que permite la destrucción de bacterias, contaminantes y semillas de maleza.
  • Fase III o de enfriamiento: Cuando las fuentes de carbono y, en especial de nitrógeno, han sido agotadas en el material orgánico, la temperatura desciende nuevamente hasta los 40-45°C. Como consecuencia de este descenso de temperatura, bacterias y hongos mesófilos reinvaden el compost, reinician su actividad y degradan la celulosa y la lignina restantes, descendiendo levemente el pH.
  • Fase IV o de maduración: Es un periodo que requiere meses a temperatura ambiente, durante los cuales se producen reacciones secundarias de condensación y polimerización del humus.

como hacer compost ecologico

Por otro lado, también es importante explicar cómo funciona una compostera, compostador o compostadora. Los compostadores no son más que unos recipientes, contenedores o depósitos donde se introducen todos los restos orgánicos y donde se llevará a cabo el proceso de compostaje para elaborar compost. Hay compostadoras de diferentes materiales (plástico, madera…) y formas, las cuales se pueden comprar prefabricadas o incluso las puede hacer uno mismo (compostador casero).

La principal función de un compostador o cajón compostaje, es la de resguardar el compost de las inclemencias del tiempo (sol, lluvia, viento) haciendo que no se seque ni se humedezca demasiado, por lo que también evitará el estar pendiente constantemente de la fabrica de compost. Asimismo, el compostero permite acelerar el compostaje, siendo de 3 a 4 veces más rápido con su uso que sin él. Además, no se desperdicia agua para regar el compost cuando esté seco y visualmente no causará ningún impacto, así como puede instalarse en cualquier sitio, sin que moleste a nadie.

Compostera casera

Cómo hacer compost casero. Técnicas de compostaje en casa. Tutorial de compostaje

Como hemos visto, existen diferentes técnicas de compostaje, según el tipo de restos orgánicos que se empleen, la cantidad de éstos y la manera en qué se compostan. Cada uno es libre de elegir el compostaje casero qué más le convenga. Aquí, en este pequeño manual de compostaje, os contamos cómo hacer el compost rápido en casa.

En primer lugar, decir que el compostaje doméstico no requiere complicados mecanismos ni grandes inversiones. Simplemente un espacio dentro de casa o en zonas compartidas de la comunidad, en el que ubicar el compostero con nuestros residuos. Si dispones de un jardín o de una zona verde compartida, puedes instalar un compostador que esté en contacto con la tierra, preferiblemente a la sombra. Si vives en un piso también puedes compostar, pero utilizando un vermicompostador.

El compostador se puede comprar o hacerlo uno mismo, aunque también incluso se puede compostar sin compostero, disponiendo el material en montones o pilas y cubriéndolos. Si se tiene poco espacio, lo más recomendable es utilizar un compostador o compostadora. Para hacer compostador casero, se requieren muy pocos materiales. El compostero puede ser un compostador 1000 litros como una compostera casera de madera, un hoyo en el suelo, un bote de plástico, un cubo de compostaje casero, etc. Así pues, como compostero casero nos sirve un cajón hecho de cualquier material con un volumen suficiente para contener todos nuestros residuos que vayamos produciendo durante al menos unos 4 meses. Este recipiente no tiene que tener fondo, ya que es fundamental el contacto directo con el suelo o tierra. Asimismo, también deberá tener orificios de ventilación por todas sus caras, y una de ellas debería de contar con una especie de puerta o trampilla inferior para poder extraer el compost ya hecho.

Hacer compostera

En cuanto a qué echar al compost, ya hemos visto más arriba qué es lo que se debe echar y lo qué no en nuestro compostador. De todas formas, os recordamos que hay que combinar materia verde, como poda de árboles, hierba, restos de alimentos, alfalfa, y estiércol; con materia seca, como paja; y un poco de tierra.

A continuación, os indicamos los pasos para hacer composta o cómo hacer el compost doméstico:

  1. Depositar en el fondo del compostero una capa de unos 20cm de materiales secos y leñosos estructurantes (paja, hojas secas, restos de poda….) y encima restos de jardinería, viruta y desechos de hortalizas.
  2. Humedecer un poco sin pasarse.
  3. Agregar una capa de restos de comida o jardinería y humedecerla.
  4. Añadir una capa más fina de estiércol desmenuzado.
  5. Volver a agregar otra capa de restos de comida o jardinería y humedecer; y alternar con otra de estiércol (alternar así varias capas más)
  6. Remover una vez a la semana o cuando se agreguen nuevos residuos todo el contenido del compostador para airearlo.
  7. En unos 5 meses aprox. ya deberíamos tener compost orgánico fabricado. Para irlo revisando y comprobando, de vez en cuando, puedes tomar un puñado del compost con la mano y apretarlo. Deberá tener un color marrón o negruzco, olor a bosque y estar frío debido a la falta de actividad microbiana. Si escurre líquido, corre peligro de pudrirse, por lo que debes incorporar material seco como paja; y si se desmorona, se encuentra muy seco y debes humedecerlo.
  8. Una vez lista la composta, puedes almacenarla y guardarla en un lugar cerrado y seco, como dentro de bolsas o sacos cerrados herméticamente, hasta que la utilices para fertilizar tu huerto casero o tus macetas.
  9. El compost obtenido se aplica al suelo una vez al año, en otoño, o, en el caso de climas cálidos, en invierno.

Para agilizar el compostaje, puedes usar una máquina trituradora y aditivos o activadores de compostaje, los cuales son sustancias que favorecen el proceso de formación del compost y mejoran su calidad. El aditivo universal es el mismo compost: añadir  un poco de compost fresco a la mezcla de los restos a compostar es muy aconsejable, ya que éste sirve para “contaminar” el material y contiene todos los organismos compostadores importantes. En cualquier caso, y con nombres comerciales diversos, hay diferentes aceleradores de compostaje que se pueden comprar.

Como se realiza el compost

fabricar compost

Por otro lado, como hemos dicho, también se puede preparar compost sin usar un compostero. El procedimiento para hacer compostaje doméstico en pila sería:

  1. Se traza un cuadrado de un mínimo de un metro por un metro.
  1. Después, se afloja la tierra con un bieldo jardinero a 30 centímetros de profundidad, para ayudar con la aeración y drenaje.
  2. A continuación, se pone una capa de vegetación seca de 10 centímetros.
  3. Luego, se agrega una capa de vegetación verde o desperdicio de comida de otros 10 centímetros.
  4. Encima, se pone una capa de suelo o tierra de 2 centímetros.
  5. Posteriormente, se alternan las capas de materia verde, materia seca y suelo, hasta llegar a un metro de altura.
  6. Se debe cubrir y mantener tapada la pila con una esterilla de paja o una lona de material transpirable.
  7. De cuando en cuando, hay que voltear todo el material y formar de nuevo la pila para airear y acelerar el proceso
  8. Se recomienda revisar la humedad de la composta todos los días y regar si es necesario.
  9. Entre 3 y 5 meses, la composta ya estará lista. Se puede utilizar ya o almacenar, igual que en el proceso anterior.

hacer compost en tierra

¿Cómo resolver algunos problemas en el compostaje casero?

  • Si la composta escurre agua con olor: se debe a que estás poniendo muchos desechos orgánicos en una sola capa o con la lluvia se ha mojado. Lo que debes hacer es agregar más tierra y hacer más finas las capas de materia orgánica.
  • Si la composta se ve seca: añade un poco de agua, pero no pongas mucha.
  • Si no hay mucha materia orgánica para poner: disminuye la capa de tierra.
  • Si hay muchos desechos orgánicos para poner: haz las capas que sean necesarias pero no excedas de 5cm tu capa de desechos orgánicos.
  • Si notas un olor a amoníaco: significa que hay demasiado nitrógeno (material verde) sin mezclar. La solución es mezclar con materia seca (por ejemplo, hojas secas) y voltear o remover.
  • Si notas un olor a podrido: significa que hay demasiada humedad y poco oxígeno. La solución es mezclar con materia seca y voltear o remover.
  • Si ves que el compostador está lleno de materia seca y fría: significa que falta humedad. La solución será mezclar con restos de cocina verdes y voltear o remover.
  • Las moscas de la fruta no son ningún problema, pero si no las quieres o en menos cantidad, debes enterrar un poco los restos de cocina o cubrir con un poco de paja los que estén más por encima.
  • Si la mezcla resulta demasiado ácida y no evoluciona: se puede incorporar cal al conjunto.

Comprar compostador, contenedores para compost, biotrituradora y herramientas compostaje

A la hora de hacer compostaje casero, es una buena opción comprar un compostador prefabricado. Los hay de distintos materiales (plástico, resina, térmicos, etc.) y tamaños diversos. En cuanto a éste último aspecto, deberás considerar datos como cuántas personas viven en la casa, cómo es de grande el jardín o el huerto, si predominan árboles de hoja caduca, de hoja perenne, si hay césped, etc., el consumo de frutas, verduras y ensaladas que tenéis en vuestro hogar, etc.  Los compostadores se pueden comprar en tiendas especializadas en jardinería o invernaderos, pero también los puede haber en grandes supermercados como el compostador lidl. Asimismo, también se pueden comprar por Internet.

Aparte del compostador o silo, seguro que también precisarás contenedores para compost,  herramientas para voltear, tijeras de poda para cortar ramas, y una pala para extraer el compost hecho. Así como también es muy recomendable disponer de una máquina biotrituradora para las ramas gruesas que no se puedan cortar con las tijeras y para picar los restos vegetales y acelerar así su descomposición. Opcionalmente, también te podría interesar tener un termómetro de alcohol de hasta 100º y un medidor de pH, para tener más información sobre el estado del compost, los cuales podéis ver y comprar en sus respectivos enlaces.

Fuentes: Wikipedia, Infojardín, AbarraOtaldea, EcoInventos e InfoAgro.com

[Total:1    Promedio:5/5]
Compostar: Cómo hacer Compost en casa. Proceso de Compostaje casero
Nombre del artículo
Compostar: Cómo hacer Compost en casa. Proceso de Compostaje casero
Descripción
En este artículo, explicamos todo acerca del compost o composta, el proceso de compostaje, los compostadores y cómo compostar en casa
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.