Home » Noticias » Contaminación lumínica qué es, causas, tipos, consecuencias y soluciones
contaminacion luminica portada

A lo largo de la evolución humana, la luz estuvo más o menos restringida a las horas de luz solar, el tiempo que el Sol permanecía por encima del horizonte, lo que ya no ocurre en las sociedades desarrolladas. Con la llegada de la electricidad, la luz artificial se ha convertido en un contaminante importante y, probablemente, la contaminación lumínica no haga más que empeorar.

La principal razón de que utilicemos luz artificial, es la de proporcionar la luz suficiente para realizar ciertas tareas sin importar la hora que sea, y darnos una sensación de seguridad.​ Sin embargo, un ineficiente y mal diseñado alumbrado exterior, además la utilización de proyectores y cañones láser, la inexistente regulación del horario de apagado de iluminaciones publicitarias, monumentales u ornamentales, etc.; generan un problema cada vez más extendido. Este tipo de polución, se suele subestimar con respecto a otros tipos de contaminación, pero es un tema importante que hay que conocer.

Por ello, en este artículo explicamos la definición de contaminación lumínica o luminosa, qué tipos de contaminación lumínica hay, sus causas y consecuencias, y posibles soluciones o medidas que podemos llevar a cabo para reducirla, todo acompañado de imágenes de contaminación lumínica ejemplos e incluso contaminación lumínica mapa.

Qué es la contaminación lumínica definición de contaminación luminosa

La contaminación lumínica es el brillo que se ve en el cielo por las noches provocado por la iluminación ineficiente que, en vez de enviar la luz hacia el suelo, la emite hacia el cielo. Es un problema global, que afecta en especial a las ciudades, pero no de manera exclusiva.

La contaminación lumínica involucra siempre un desperdicio de luz:

  • Porque no se ilumina el objetivo: suelo, construcción, etc. y, por ello, la luz se escapa o dispersa al horizonte o al cielo directamente,
  • Porque se usa en momentos innecesarios o en la cantidad innecesaria, o
  • Porque se emite en un espectro no útil para la visión humana, pero que afecta a otros seres vivos o actividades como la observación astronómica.

Sin embargo, la definición de la contaminación lumínica es un tema bastante discutido, pues existe una definición que establece que la introducción de luz artificial produce una degradación de los ecosistemas o el estado natural; mientras que hay otra definición más concreta que considera como contaminación lumínica aquella luz cuyas características u horario de funcionamiento son innecesarias para realizar las actividades en la zona de instalación, de modo que solo la iluminación ineficiente sería contaminante. Para más información, podemos consultar algún libro de contaminación lumínica pdf en Internet.

contaminacion luminica mapa

Como ejemplos de contaminación lumínica, podemos ver aquí un mapa de contaminación lumínica completo de todo el mundo o zonas concretas, pudiendo ver la contaminación lumínica Canarias, en el que queda en evidencia que esta forma de contaminación prevalece en casi todo el mundo y va desde Asia, hasta Europa, América del Norte, y América Latina.

Causas contaminación lumínica

Hasta casi finales del siglo XIX, el uso de iluminación era muy escaso, con lámparas que equivalían, en el mejor de los casos, a una bombilla moderna de 2.5 vatios. Esto explica que la observación astronómica pudiese hacerse sin grandes problemas desde el mismo centro de las ciudades. A partir de la invención de la electricidad comercial, en el siglo XX se inició un proceso imparable de iluminar cada vez más las ciudades. A finales de siglo la iluminación es ya omnipresente, inutilizando los antiguos observatorios para la observación debido al brillo o resplandor en el cielo de la iluminación artificial y a la reflexión de ésta con gases contaminantes o que están presentes en la atmósfera.

Las principales fuentes de contaminación lumínica causas son:

  • Farolas y luces mal diseñadas que emiten la luz hacia el cielo, como las farolas tipo globo o las farolas que no están bien protegidas o que no cuentan con una pantalla.
  • Exceso de potencia en las luces artificiales, que produce importantes e innecesarias pérdidas de luz por reflexión en ele suelo y demás objetos sobreiluminados.
  • Existencia de horarios poco eficientes de la iluminación artificial.
  • La falta de inteligencia en el diseño de las instalaciones de alumbrado que, en la mayoría de ocasiones, exceden la potencia necesaria, no se dimensiona bien el número de luminarias, la interdistancia, altura, etc.; lo que conlleva una baja uniformidad en el alumbrado, lo que, a su vez, se traduce en que se necesite más potencia para que la percepción de luminosidad sea buena, provocando así más reflexiones, deslumbramientos e intrusión lumínica.
  • Los reflectores de estadios deportivos que tienen una gran potencia y, al ser de color blanco, perturban la iluminación natural del cielo nocturno.
  • Luces de coches en las carreteras altamente transitadas.
  • Luces de techo, paisaje y jardín de las casas de lugares residenciales.
  • Anuncios luminosos y vallas electrónicas que se encienden inmediatamente en la noche y que alumbran de una forma u otra las carreteras, suelen ser muy potentes e invasivas. Golpean el campo visual al tiempo que se dispersan o se reflejan en áreas no deseadas; alcanzan el cielo y las áreas adyacentes en donde se ubican.
  • Los sitios públicos, como aeropuertos, estaciones de autobús, etc., que están iluminados con luces potentes.
  • Superpoblación: la contaminación lumínica aumentó con el establecimiento de grandes y pequeñas urbanizaciones y por la densa tasa de crecimiento de la población en las grandes ciudades; estos son dos de los factores que más influyen en la contaminación de la luz, en vista de que hay muchas áreas residenciales, negocios y expansiones de carreteras, que se traducen en la causa de los diversos tipos de contaminación lumínica.
  • Los pubs, bares, restaurantes, discotecas, los centros comerciales y sitios de juegos, también forman parte de los focos de contaminación lumínica en las ciudades.
  • Falta de conciencia: en general, el ser humano es el principal causante de toda la contaminación del mundo. En este caso, no es raro ver casas que pasan toda la noche con las luces encendidas, aunque no esté necesitándolas. Por ejemplo, algunas personas dejan sus habitaciones u oficinas iluminadas durante el día o la noche.
  • El smog y las nubes pueden reflejar la luz que emiten las ciudades, y dejan ver la mezcla de polvo y gas que hace que se genere el brillo en los cielos nocturnos en ciudades con altos niveles de contaminación lumínica. En este caso, la luz artificial, combinada con el smog, hace que el cielo se vea mucho más brillante, y esto se traduce en la contaminación de la luz.

brillo en el cielo o resplandor consecuencia de contamiancion luminica

Tipos de contaminación lumínica

Normalmente, se distinguen 4 tipos de contaminación lumínica, cada uno con sus causas y consecuencias concretas:

  • Dispersión hacia el cielo, brillo en el cielo o resplandor celeste: Es el halo anaranjado que aparece sobre las áreas urbanas cuando es de noche, producido por la luz que se dispersa en partículas o gotas suspendidas en la atmósfera. Se origina por las luces artificiales mal diseñadas y dirigidas y, dado que la luz interactúa con las partículas del aire, se desvía en todas direcciones (halo luminoso), disminuyendo la oscuridad de los cielos.
  • Intrusión lumínica o invasión lumínica: Se da cuando la luz artificial procedente de la calle o de otras edificaciones, entra por las ventanas, invadiendo el interior de las viviendas o edificios, alterando el interior del hogar o del espacio. En la definición de energía lumínica, este caso tiene que ver con luz derramada no deseada ni controlada. Este problema puede afectar a los ciclos de sueño o descanso, así como también a la concentración de las personas.
  • Deslumbramiento: Es un fenómeno que dificulta la visión en presencia de una fuente de luz potente, cuando la luz de una fuente artificial incide directamente sobre el ojo, producto de una sobre iluminación o de una luz muy blanca, que suele brillar de horma horizontal. El deslumbramiento puede producir accidentes de tránsito y también disminuyen la capacidad de visión de los peatones.
  • Exceso de iluminación o Sobreiluminación: Es el uso de demasiada cantidad de luz, más de la necesaria, para la realización de una tarea por la noche. La iluminación mal administrada en un ambiente lumínico exagerado, hace que se altere el color y el contraste del cielo nocturno, debido a que eclipsa la luz natural que emana de la Luna y de las estrellas e interrumpe los ritmos circadianos. Puede ser desde que se dejen innecesariamente las luces de un lugar encendidas, hasta el exceso de luz de nuestro móvil en medio de la noche, de hecho, este exceso de iluminación por móviles y pantallas es una de las nuevas formas más invasivas de polución lumínica.

contaminacion luminosa ciudad

Consecuencias de la contaminación lumínica

Aunque ya hemos ido mencionando algunas, a continuación, os resumimos todas las consecuencias de la contaminación lumínica o luminosa, agrupadas en tres apartados principales:

Efectos de la contaminación lumínica en la salud y bienestar de las personas

El principal efecto de la contaminación lumínica en la salud es la alteración de los ritmos circadianos y de la generación de melatonina, lo cual significa que esta contaminación altera nuestros ritmos de sueño y vigilia.

Nuestros cuerpos actúan de acuerdo a un ritmo muy antiguo, llamado circadiano, que tiene que ver con el día y la noche. Nos activamos de día y descansamos en la oscuridad, pero esos ciclos de luz se ven alterados por la contaminación lumínica.

Además, de acuerdo a los ritmos circadianos naturales, nuestro cuerpo genera la hormona melatonina. Aunque es conocida principalmente como la hormona del sueño, sus efectos van mucho más allá: es antioxidante, reduce el colesterol y regula el funcionamiento del páncreas, las glándulas adrenales y sexuales, además de mantener equilibrado el sistema inmunitario y muchas cosas más.

Por tanto, la contaminación lumínica altera esa producción de melatonina. Si es de noche, pero estamos sometidos a la luz del móvil o a una exterior, generamos menos hormona. Con esto, se altera nuestro ritmo de sueño, el descanso profundo y todos los órganos y sistemas en los que influye la melatonina. Esto puede provocar problemas de salud como ansiedad, trastornos del sueño, depresión, diabetes, fatiga, cáncer de mama y de próstata, infartos, obesidad y trastornos inmunológicos; afectando más a aquellas personas que no están acostumbradas a dormir con distracciones de luz, sino que prefieren los ambientes oscuros.

melatonina y reloj circadiano

Por otro lado, la contaminación lumínica dificulta el tráfico, tanto aéreo como marítimo y terrestre, ya que en las carreteras se producen deslumbramientos a los conductores, afectando a la seguridad vial. Además, también hay que tener en cuenta el sobrecoste que supone el mantenimiento de toda esa luz artificial, tanto para empresas, como particulares y entidades públicas. Por norma general, más del 50 por ciento de la factura de la luz de un municipio medio, se debe al consumo por las instalaciones de alumbrado público. Este gasto repercute directamente en el ciudadano que paga a través de impuestos este derroche.

Contaminación lumínica consecuencias culturales

La UNESCO declaró el Cielo Estrellado como Patrimonio de la Humanidad en el año 2008. El efecto de la contaminación lumínica trastoca esa fuente de valores culturales, históricos y científicos que nos han permitido ubicarnos en el universo.

Al incrementarse más el brillo del cielo, acaban por desaparecer también, de forma progresiva, las estrellas, con lo que, al final, solamente las más brillantes, algunos planetas y la Luna, resultan visibles en medio de un cielo urbano neblinoso de color gris-anaranjado. Si consideramos que, en condiciones óptimas, nuestro ojo alcanza a distinguir estrellas hasta la sexta magnitud, lo cual supone poder alcanzar a ver unas 3000 en verano, podremos juzgar con equidad la magnitud de lo que nos perdemos.

Por tanto, la contaminación lumínica afecta de manera negativa a la observación astronómica profesional, la cual, como dijimos, antes se podía hacer desde el mismo centro de las ciudades, y ahora se lleva a cabo desde sitios remotos, altas montañas o enclaves singulares. Además, éstos se ven en muchas ocasiones amenazados por el exceso de iluminación de ciudades más o menos cercanas, hasta el punto de que algunos observatorios profesionales pueden verse amenazados en corto tiempo si no se toman medidas.

observatorio astronomico

Consecuencias contaminación lumínica en el Medio Ambiente

En primer lugar, cabe indicar que las consecuencias o efectos de la contaminación lumínica, no se limitan al entorno del lugar dónde se produce ésta (poblaciones, polígonos industriales, áreas comerciales, carreteras, etc.), sino que la luz se difunde por la atmósfera y su efecto se deja sentir hasta centenares de kilómetros desde su origen, donde hay otros seres vivos, como plantas y animales.

Con respecto a estos últimos, hay que tener en cuenta que muchas especies son de hábitos nocturnos, lo que significa que buena parte de sus actividades (campeo, búsqueda de alimentos, desplazamientos migratorios, apareamiento, oviposición, etc.) se desarrollan entre la puesta de sol y el amanecer, por lo que la luz afecta sus vidas de manera negativa. Asimismo, también son afectadas del mismo modo las especies de hábitos diurnos.

Se han recogido en varios estudios las consecuencias ecológicas del alumbrado exterior sobre mamíferos voladores y terrestres (como los murciélagos), aves, anfibios, reptiles, peces, zooplancton. . . en definitiva, todos los grupos zoológicos existentes. Pero quizás, uno de los grupos más significativos, tanto por su importante contribución a la biodiversidad en cifras absolutas como por su posición en la cadena trófica, es el de los insectos. En este grupo zoológico, el alumbrado exterior provoca un comportamiento de hiperestímulo que se conoce como “vuelo a la luz”, el cual los agota y los convierte en presa para los depredadore que se alimenten de ellos. Además, en cuanto a los efectos sobre la fisiología de los insectos, se han descrito todo tipo de alteraciones, con consecuencias permanentes o de carácter temporal, sobre la visión, la navegación, la oviposición y el apareamiento. Asimismo, la contaminación lumínica puede provocar plagas.

Algunos ejemplos de consecuencias de la contaminación lumínica en otros animales son:

  • Variación de ciclos de reproducción en anfibios: la oscuridad es fundamental para su apareamiento y se ha comprobado cómo han variado esos ritmos cerca de núcleos iluminados.
  • Muerte de tortugas bebé, las cuales eclosionan en las playas y se guían hacia el mar por el resplandor del cielo en el horizonte. Las luces artificiales las despistan, alejándolas en dirección contraria al agua y provocando su muerte.
  • Interfiere con los ritmos migratorios de las aves, las cuales se guían por la luz del cielo y la luna cuando es de noche. La contaminación lumínica las despista y las hace deambular sin rumbo.
  • El zooplancton da paso a la proliferación de fitoplancton y algas: el zooplancton exhibe lo que se conoce como migración diaria vertical. Esto es un patrón de desplazamiento por el que algunas especies marinas se desplazan verticalmente en el agua en función de la luz existente. Así, se desplazan por la noche hacia la superficie ya que sus depredadores (peces pequeños) los detectan visualmente por el día. Si hay luz durante la noche, permanecen a mayor profundidad y esto beneficia la proliferación de fitoplancton, que es el alimento zooplancton. El aumento en la población del fitoplancton favorece la aparición de algas que acaban empobreciendo la calidad del agua.

Por otro lado, se ha demostrado en los últimos años que una exposición prolongada de los árboles a luz artificial puede provocar que se descontrolen y crezcan en momentos inadecuados.

Y por otra parte, como consecuencias de la contaminación lumínica en el Medio Ambiente, también debemos señalar la reducción de la polarización del cielo al estar iluminado por la Luna (aunque esta polarización de la luz de la luna no es visible para el ojo humano, dentro de la comunidad científica se cree que algunos animales la emplean como sistema de navegación); el desperdicio de energía, ya que la luz se está dirigiendo hacia el cielo y, por ende, se requiere más energía para conseguir la iluminación necesaria; y, debido a esto último, se contribuye al calentamiento global, ya que al producir más energía para la luz, estamos emitiendo más CO2 a la atmósfera. Además, la contaminación lumínica produce un incremento de la contaminación del aire, al inhibir en parte las reacciones químicas que hacen depositarse a los óxidos de nitrógeno en forma de nitratos.

estudio contaminación lumínica Países Bajos

Contaminación lumínica soluciones

Sobre la contaminación lumínica, hasta el momento, existe escasa conciencia social, pese a que genera numerosas y perjudiciales consecuencias. Para obtener una bonita instantánea natural, solemos emplear filtros contaminación lumínica, pero eso no evita ni reduce la contaminación lumínica en realidad.

En cuanto a la contaminación lumínica normativa, existe la denominada “Ley del Cielo” o Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, centrada en evitar y controlar la contaminación lumínica, obtener un ahorro de energía, seguridad vial, mejora del medio y disfrute del cielo estrellado; implementada en algunas regiones de algunos países, como California, México y Canarias (España).

Finalmente, os indicamos posibles soluciones para la contaminación lumínica, para reducirla o evitarla:

  • Impedir que la luz se emita por encima de la horizontal y dirigirla sólo allí donde es necesaria. Para ello, se puede emplear de forma generalizada luminarias apantalladas cuyo flujo luminoso se dirija únicamente hacia abajo.
  • Usar lámparas de espectro poco contaminante y gran eficiencia energética, preferentemente de vapor de sodio a baja presión (VSBP) o de vapor de sodio a alta presión (VSAP), con una potencia adecuada al uso.
  • Iluminar exclusivamente aquellas áreas que lo necesiten, de arriba hacia abajo y sin dejar que la luz escape fuera de estas zonas.
  • Ajustar los niveles de iluminación en el suelo a los recomendados por organismos como la Comisión Internacional de Iluminación.
  • Limitar el flujo luminoso y minimizar el flujo que se emite sobre el plano horizontal o Flujo Hemisférico Superior Instalado (FHSinst).
  • Hacer un uso más responsable de la iluminación de monumentos, fachadas de edificios y carteles publicitarios, no manteniendo esta iluminación de manera constante sino sólo durante algunas horas.
  • Apagar las luces en las viviendas cuando no las estemos utilizando.
  • Prohibir los cañones de luz o láser y cualquier proyector que envíe la luz hacia el cielo.
  • Reducir el consumo en horas de menor actividad, mediante el empleo de reductores de flujo en la red pública o el apagado selectivo de luminarias. Apagar totalmente las luminarias que no sean necesarias.
  • Utilizar tecnologías como la iluminación LED, que nos permiten reducir el consumo.
  • Situar las farolas en lugares donde no tengan obstáculos y su luz ilumine correctamente las calles, carreteras y calzadas.
  • Utilizar sensores de movimiento, de tal manera que las farolas sólo se enciendan cuando hay viandantes y no estén encendidas continuamente.
  • Respetar las recomendaciones internacionales respecto a los niveles de iluminación adecuados.
  • Aprobar legislaciones autonómicas que regulen la iluminación para prevenir este tipo de contaminación, teniendo en cuenta la eficiencia y el ahorro energético.
  • Seguir movimientos para proteger el cielo natural, como el “Movimiento del Cielo Oscuro” o el “Slowlight”.
  • Crear conciencia sobre los efectos de la contaminación lumínica.

Con este artículo, esperamos al menos ayudar a crear esa conciencia sobre el problema de la contaminación ambiental y favorecer su reducción entre todos. Así pues, si te ha gustado, agradecemos su difusión.

Fuentes:  Wikipedia, Enérgya VM, Cinconoticias y efectoLED blog

Contaminación lumínica qué es, causas, tipos, consecuencias y soluciones
Nombre del artículo
Contaminación lumínica qué es, causas, tipos, consecuencias y soluciones
Descripción
En este artículo explicamos la definición de contaminación lumínica o luminosa, qué tipos de contaminación lumínica hay, sus causas y consecuencias, y posibles soluciones o medidas que podemos llevar a cabo para reducirla, todo acompañado de imágenes de contaminación lumínica ejemplos e incluso contaminación lumínica mapa.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.