Home » Noticias » Un paseo por las nubes: qué son, tipos de nubes, dibujos, imágenes y cómo se forman las nubes

Cuando ponemos nuestra mirada hacia el cielo, en muchas ocasiones vemos esas curiosas siluetas blancas, brillantes, grises, oscuras o incluso de colores: las nubes, las cuales nos han inspirado muchas situaciones como a crear la nube de almacenamiento, nubes de palabras, siluetas o dibujos de nubes png, pintar o capturar imágenes de nubes, así como a diseñar y crear todo tipo de objetos de nubes. En este artículo, te invitamos a dar un paseo por las nubes didáctico o informativo, ya que aquí te explicamos todo sobre ellas: qué son las nubes, cómo y dónde se forman las nubes, y los tipos de nubes qué hay, según el atlas de las nubes internacional, y otros más curiosos; todo acompañado de bonitas imágenes y nubes dibujo.

¿Qué son las nubes? Importancia y características de las nubes

¿De qué están hechas las nubes? Una nube es una forma condensada de humedad atmosférica y está compuesta de pequeñas gotas de agua o cristales de hielo que se mantienen suspendidas en la atmósfera. Estas gotitas de agua o cristales de hielo, suelen tener un tamaño muy pequeño (el diámetro común es de 0,01mm) y, por lo tanto, pueden flotar en el aire, formando un número de unas 1000 por centímetro cúbico.

La ciencia que estudia las nubes es la nefología (del griego nephos ‘nube’), la cual es una rama de la meteorología que investiga la formación, composición, densidad, temperatura, forma, evolución, movimiento, agrupación y clasificación de las nubes.

Las nubes se mueven y ¿por qué se mueven las nubes? Por acción del viento y las masas de aire, lo cual, como veremos, está implicado en su formación.

nubes cielo

En cuanto a su importancia, la existencia de las nubes en la atmósfera tiene una gran influencia tanto en el tiempo y en el clima, como en el desarrollo de la vida en la Tierra. Las nubes cumplen un rol fundamental en el ciclo del agua. Por otro lado, son claves para regular la temperatura media del planeta. En general, ya que la reflexión de la parte superior de las nubes es mayor que la de la superficie de la Tierra, la cantidad de energía solar reflejada al espacio es mayor en días nublados. Aunque la mayor parte de la radiación solar es reflejada por las capas superiores de las nubes, algo de radiación penetra hasta la superficie terrestre, que la absorbe y la emite de nuevo. Además, la parte inferior de las nubes, es opaca para esta radiación terrestre de onda larga y la refleja de vuelta a la Tierra.

El resultado, es que la atmósfera inferior absorbe, en general, más energía calorífica en días nublados por la presencia de esta radiación atrapada. Por el contrario, en un día claro, la superficie de la Tierra absorbe inicialmente más radiación solar, pero esta energía se disipa muy rápido por la ausencia de nubes. Sin considerar otros efectos meteorológicos relacionados, la atmósfera absorbe menos radiación en días claros que en días nublados.

Asimismo, la nubosidad tiene una influencia considerable en las actividades humanas. La lluvia es vital para la producción de plantas.

las nubes

Dónde y cómo se forman las nubes

Una vez visto que las nubes que son simplemente gotitas de agua o pequeños cristales de hielo, se mantienen juntas y en suspensión, nos centramos en su formación.

¿Dónde se forman las nubes? Está claro que las nubes se originan en las capas bajas de la atmósfera (entre los 2Km y los 15Km, en su mayoría). Y para que las nubes se formen, se necesitan tres ingredientes: vapor de agua en la atmósfera (que puede proceder de la evaporación de lagos y mares), partículas que permitan su condensación (“núcleos de condensación” que pueden ser partículas de polen, polvo o cenizas), y bajas temperaturas.

El movimiento del aire, también afecta a su formación. Las nubes que se crean en aire en reposo, tienden a aparecer en capas o estratos. Las que se forman entre vientos o aire con fuertes corrientes verticales, presentan un gran desarrollo vertical.

En el proceso de formación de las nubes, los núcleos de condensación (o de sublimación) agrupan las moléculas de vapor de agua. A continuación, estos elementos deben encontrar temperaturas más bajas para alcanzar el punto de rocío o de condensación, para que se formen las gotitas de agua; o tenga lugar la sublimación y se obtengan cristalitos de hielo. Para ello, la masa de aire con dichos elementos en suspensión, debe ascender para enfriarse lo suficiente. Llegado un punto, se satura y se produce la condensación o la sublimación, si la temperatura es muy baja, por lo que, en consecuencia, se forma la nube.

Posteriormente, los cristalitos o las gotitas se van haciendo más grandes y pesadas, hasta llegar a un punto en el que caen por su propio peso. Entonces tiene lugar la precipitación (lluvia, granizo o nieve) y se detienen las corrientes ascendentes, siendo sustituidas por descendentes, hasta que la nube se escinde o deshace.

Los mecanismos que hacen que el aire suba para formar las nubes, son de cuatro tipos; la convección, la orografía, las borrascas y los frentes.

  • Convección: La convección ocurre cuando la superficie de la Tierra se calienta por efecto del Sol y luego transfiere parte de ese calor a la masa de aire más próxima. Esta masa de aire más caliente, será menos densa que el aire que la rodea, por lo que se elevará fácilmente. Un ejemplo sencillo de esto, lo vemos a menudo cuando ponemos agua a calentar en una cacerola: el agua situada en el fondo en contacto con la llama o fuente de calor, se calienta y asciende, siendo, a su vez, reemplazada por la superficial que estaba más fría. Con este proceso, se puede formar tanto una nube normal (cúmulo) como una de tormenta (cumulonimbo) si crece en altura, con protuberancias, redondeces y forma de coliflor, pero con una base generalmente horizontal. Estas nubes de tormenta, esconden en su interior un sistema de torbellinos, ascendentes en el interior y descendentes en el exterior. Si se dan las condiciones adecuadas, estos torbellinos pueden llegar hasta el suelo en forma de tornados. Asimismo, la electricidad estática generada por el movimiento de los torbellinos dentro de estas nubes es una posible causa de las tormentas eléctricas. Cuando se produce la caída de la lluvia, la nube se separa en dos fragmentos, porque no puede ascender el aire caliente. Al fragmentarse la nube, cesa la lluvia. Se producen así borrascas de corta duración, pero muy intensas.

formacion de las nubes

  • Orografía: En este caso, tenemos un relieve, como puede ser una montaña, una cordillera u otro tipo, que obstaculiza el flujo de aire. Las masas de aire en movimiento, en el intento de salvar este obstáculo, en parte lo rodea, pero otro porcentaje se ve obligado a ascender por ella hasta alcanzar su nivel de condensación o sublimación. Esto da lugar a nubes horizontales, llamadas estratos, que originan una precipitación por contacto de la nube con la ladera. Una vez sobrepasada la cumbre de la montaña, la nube perdió la mayor parte del agua que contenía y, la que le queda, se convierte en vapor al calentarse a medida que desciende por el lado opuesto al que ascendió. Como resultado, esta ladera de la montaña es una zona seca o de “sombra de lluvias”. Así, nos podemos encontrar con claros contrastes de tiempo entre la vertiente de barlovento, expuesta al viento, y la de sotavento, que se encuentra resguardada. En la de barlovento, la nubosidad puede ser abundante e incluso con precipitaciones, mientras que en la de sotavento, tendremos un tiempo despejado. Una variante de este efecto, pero que se recrudece más en la zona de sotavento, es el llamado efecto «Foehn«, tomando el nombre de un característico viento de los Alpes del norte, el cual es cálido y seco a sotavento, pudiendo desencadenar aludes de nieve.

nubes orograficas

  • Borrascas: En las borrascas el aire sigue una espiral en sentido antihorario en el hemisferio norte, convergiendo hacia el interior. Como el aire no puede acumularse indefinidamente, se ve obligado a ascender, condensándose y formando bastante nubosidad, provocando situaciones generalizadas de mal tiempo, precipitaciones, etc.
  • Frentes: Los frentes son zonas de contacto entre dos masas de aire que tienen distinta temperatura y densidad. Las dos masas se comportan como sistemas aislados, por lo que no se mezclan, sino que chocan. En este choque, se libera energía originada por la diferencia de temperaturas en forma de lluvia o de vientos. Los frentes dan lugar a un tipo de borrascas frontales o móviles y generadoras de lluvias. Existen tres tipos de frentes: fríos, cálidos y ocluídos:
    • Fríos: Se forman cuando una masa de aire frío es movida por el viento hasta que entra en contacto con otra masa de aire cálido. La fría, más rápida y densa, se introduce, a modo de cuña, bajo la cálida, obligándola a ascender, formando una borrasca o depresión. Durante el ascenso, el aire cálido y húmedo se condensa, forma nubes de desarrollo vertical (cumulonimbo), que provocan intensas precipitaciones.

    esquema frente frio

    • Cálidos: Se forma cuando es la masa de aire cálido, la que se desplaza hasta encontrarse con otra de aire más frío. Al igual que en el caso anterior, la que asciende por el frente es la cálida, que es la menos densa. Este ascenso no es tan vigoroso como el anterior, sino que es mucho más lento y da lugar a nubes de desarrollo horizontal; las inferiores se llaman nimbostratos, y las superiores, altrostatos. Cubren todo el cielo de un gris plúmbeo y proporcionan lluvias débiles y persistentes y nevadas, que serán más débiles cuanto más alta se encuentre la nube. Por encima, en las capas más altas, se forman los cirros, los cuales indican buen tiempo si a penas se mueven y se encuentran muy dispersos; en cambio, si se desplazan a gran velocidad y/o su número va en aumento, indican que se aproxima un frente.
    • Ocluídos: Aparecen por la superposición de dos frentes diferentes, uno frío y otro cálido. Uno de ellos, generalmente el cálido, acaba por perder el contacto con el suelo (oclusión), dejando al otro, generalmente el frío, en contacto con la superficie. Como es lógico, la oclusión de frentes da lugar a precipitaciones de los dos tipos.

    frente calido y frente ocluido esquemas

Tipos de nubes. Los nombres de nubes

Las nubes dispersan toda la luz visible y por eso se ven blancas. Sin embargo, a veces son demasiado gruesas o densas como para que la luz las atraviese. Cuando esto ocurre, la coloración se torna gris muy oscuro y tenemos nubes negras. Al atardecer, los rayos del sol nos hacen disfrutar de bellas nubes de colores.

Tanto el color, como la forma o la textura, son características de las nubes que apreciamos a simple vista, pero para su clasificación se atienden a otros aspectos, como su manera y lugar de formación.

El primer estudio científico de las nubes se hizo en 1803, cuando el meteorólogo británico Luke Howard ideó un método de clasificación de nubes. Lo siguiente fue la publicación, en 1887, de un sistema de clasificación que más tarde sirvió de fundamento del conocido Atlas Internacional de las Nubes de 1896.

Según el Atlas de las Nubes Internacional, se distinguen 4 tipos de nubes principales o categorías, según su apariencia:

  • Cirriformes: nubes blancas muy elevadas tipo penachos con forma de haz, compuestos por cristales de hielo.
  • Estratiformes: nubes estratificadas, formando niveles o estratos, que traen, con frecuencia, lluvia continua.
  • Nimbiformes: nubes capaces de formar precipitaciones (nubes de tormenta).
  • Cumuliformes: nubes de desarrollo vertical y formas redondeadas e hinchadas, pero de base plana, que cruzan el cielo de verano.

Cabe indicar que La Organización Meteorológica Mundial (OMM) distingue diez tipos de nubes combinados, según su forma: cirros, cirrocúmulos, cirroestratos, altoestratos, altocúmulos, estratos, estratocúmulos, nimboestratos, cúmulos y cumulonimbos. Las primeras ocho, son nubes estratiformes, porque son paralelas a la superficie terrestre; y las últimas dos, son cumuliformes, porque se forman de manera vertical.

clasificacion de las nubes sencilla

Por otro lado, de acuerdo a su composición y altitud, las nubes pueden ser clasificadas en otros 4 tipos de nubes: frías (nubes altas, compuestas por cristales de hielo), cálidas (nubes bajas, compuestas por agua), mixtas (nubes medias, compuestas por cristales de hielo y agua), y nubes de desarrollo vertical (pueden extender a lo largo de todas las alturas), a las cuales se les asigna una letra de “Familia”.

A su vez, la mayoría, pero no todos los tipos de nubes, se pueden dividir en especies, algunas de las cuales incluso se puede subdividir en variedades. En total, se distinguen más de cien tipos de nubes diferentes.

A continuación, describimos las familias principales y los géneros más importantes, acompañados de sus respectivas tipos de nubes fotos.

– Nubes altas (Familia A, por encima de 5Km):

Las nubes altas están compuestas por partículas de hielo, situadas a altitudes medias entre 6 y 12Km sobre el suelo. Esta familia contiene tres géneros principales:

  • Cirros: son nubes blancas de cristales de hielo de aspecto fibroso o con forma de penacho, que se disponen en líneas o bandas paralelas, ya sean rectas o sinuosas. La apariencia general es como si el cielo se hubiera cubierto a brochazos. Su presencia en aumento, indica que en las próximas 24 horas habrá un cambio brusco en el tiempo, con descenso de las temperaturas, si parecen algunos aislados son síntoma de buen tiempo.

las nubes cirros

  • Cirrocúmulos: capa casi continua de nubes delgadas y blancas en forma de globos o mechones pequeños, como pequeños copos de algodón. Están formadas por gránulos de hielo y gotas de agua subfundidas. Cuando el cielo está cubierto de Cirrocúmulos suele decirse que está aborregado. Los Cirrocúmulos frecuentemente aparecen junto a los Cirros y suelen indicar un cambio en el estado del tiempo en las próximas 12 h. Este tipo de nubes suele preceder a las tormentas.

nubes cirrocumulos

  • Cirroestratos: constituyen un velo delgado blanquecino, siendo difícil distinguir detalles de estructura, presentando ocasionalmente un estriado largo y ancho. Está formados por cristales de hielo, principalmente. Sus bordes tienen límites definidos y regulares. Este tipo de nubes suele producir un halo en el cielo alrededor del Sol o de la Luna. Los Cirrostratos suelen suceder a los Cirros y preludian la llegada de mal tiempo por tormentas o frentes cálidos.

halo velo cirroestratos

-Nubes medias (Familia B, entre 3 y 6 Km):

Las nubes medias están compuestas por gotitas de agua, tienen una altitud variable, entre 3 y 6 kilómetros sobre la tierra. Esta familia incluye dos géneros principales:

  • Altoestratos: capa nubosa, grisácea o azulada, con aspecto estriado, que cubre el cielo total o parcialmente, presentando partes delgadas que permiten ver vagamente el Sol. Constituidos por gotas de agua y cristales de hielo. Están asociados a frentes cálidos y suelen dejar lluvias débiles.

nubes altoestratos

  • Altocúmulos: capa de nubes blancas o grises, o de ambas tonalidades a la vez, con sombras propias, muy próximas una de otra siguiendo un patrón geométrico, permitiendo ver el azul del cielo entre ellas. Tienen el aspecto de globos densos, algodonosos y esponjosos, un poco mayores que los cirrocúmulos. Los altocúmulos aislados son indicadores de buen tiempo, pero cuando van en aumento o mezclados con altostratos, indican la proximidad de un frente o una borrasca, y en tales casos, pueden desprender precipitaciones débiles.

altocumulos

– Nubes bajas (Familia C, a menos de 3Km):

Las nubes bajas también están compuestas por gotitas de agua, suelen tener una altitud menor de 2 kilómetros. Este grupo comprende tres tipos principales:

  • Nimboestratos: son nubes densas de color gris oscuro sin forma o de aspecto difuso. Son nubes típicas de lluvia de primavera y verano, y de nieve durante el invierno.

nubes nimboestratos

  • Estratocúmulos: manto de nubes individuales grises o blancas con partes oscuras y nubes con forma de pesados rodillos o masas globulares alargadas, dispuestas en bandas paralelas cubriendo todo o gran parte del cielo. No indican cambios de tiempo y se asocian al buen tiempo cuando aparecen a media tarde en verano.

estratocumulos sobre montañas y carretera

  • Estratos: capa nubosa uniforme o de neblina grisácea, sin una estructura definida, y que cubre completamente el cielo. Durante el otoño e invierno los Estratos pueden permanecer en el cielo durante todo el día dando un aspecto triste al cielo. Durante la primavera y principios del verano, aparecen durante la madrugada dispersándose en el día, lo que indica buen tiempo.

nubes estratos nubes negras de tormenta en un faro

– Nubes de desarrollo vertical (Familia D, desarrollo entre 2 y 13Km):

Las nubes de desarrollo vertical alcanzan altitudes que varían desde menos de 1,6 a 13 kilómetros sobre la Tierra. En este grupo se incluyen dos tipos principales:

  • Cúmulos: son nubes grandes aisladas, densas, de contornos bien delimitadas y sombras muy marcadas, y con forma de cúpula o de madeja de lana. La parte inferior es, en general, plana y la superior redondeada, parecida a una coliflor. Estas nubes, suelen ser de un blanco brillante arriba y algo oscuras en su base. Están constituidas por gotas de agua, que se pueden transformar en cristales de hielo a temperatura inferior a 0ºC. Se suelen ver durante el medio y el final del día, cuando el calor solar produce las corrientes verticales de aire necesarias para su formación. Los Cúmulos corresponden al buen tiempo cuando hay poca humedad ambiental y poco movimiento vertical del aire. En el caso de existir una alta humedad y fuertes corrientes ascendentes, los Cúmulos pueden adquirir un gran tamaño llegando a originar tormentas y aguaceros intensos.

nube cumulo

  • Cumulonimbos: son nubes densas y grandes, de gran desarrollo vertical, en forma de gigantescas torres, cuya cúspide está siempre achatada en forma de yunque o de una seta de grandes dimensiones, pudiendo ser lisa o fibrosa, con distintos tonos de gris. Estas nubes pueden tener en su parte superior cristales de hielo de gran tamaño. Los Cumulonimbos son las nubes típicas de las tormentas intensas, pudiendo llegar a producir granizo.

cumulonimbo grande sobre montaña

Otros tipos de nubes importantes

Además de los anteriores, existen otros tipos de nubes destacables:

  • Nubes lenticulares: son nubes orográficas, es decir, que se forman con el encuentro de una montaña o relieve; con forma de disco abombado que recuerda a un ovni. Constituyen las nubes más asombrosas y fotogénicas. Para su formación, es necesaria la presencia de un viento fuerte (más de 35 km/h) que incida de forma perpendicular o casi a las montañas y, además, una estabilidad atmosférica marcada por la presencia de la inversión térmica por encima de la cima de la montaña. Uno de los lugares de nuestro país donde más nubes lenticulares se pueden ver es la isla de La Palma; así como es mundialmente famosa la foto del Monte Fuji (Japón) con una bella nube lenticular en su cima.

nube lenticular Monte Fuji

  • Nubes nacaradas o de madreperla: son nubes de cristales de agua congelada que se dan fuera de la troposfera, entre los 15 y 25Km.
  • Nubes noctilucentes: son nubes que aparecen todavía a más altura, entre los 80 y los 100Km. Se trata de nubes muy delgadas que solo pueden verse entre el ocaso y el amanecer en altas latitudes, y que se caracterizan por ser brillantes pese a esa oscuridad.

nubes noctilucentes

Nubes raras

Debido a su forma extraña o a su naturaleza, aquí os hablamos de otras nubes que pueden aparecer en el cielo y que posiblemente nos llamen la atención.

  • Nubes mastodónticas, mammatus o mammatocúmulos: aunque no son un tipo de nubes por sí mismas, estos términos se refieren a todas las nubes que amontonan masas de nubes en su base desarrollando un cúmulo protuberancia o “mamma”. Normalmente, se forman por corrientes verticales descendentes y las que con más frecuencia generan “mammas” son los cumulonimbus. En gran medida, se forman después de una tormenta.
  • Cirrus Kelvin-Helmhotz o “Fluctus”: su forma es muy similar al oleaje del mar, por lo que es muy difícil confundirlas. Su formación se produce por vientos que en la cima de la nube soplan con más intensidad que su base, lo que crea peculiares vórtices. Si queremos fotografiarlas hay que darse prisa, ya que desaparecen tan rápido como se forman.
  • Supercélula: espectacular fenómeno meteorológico, pero con un gran poder de destrucción. Suelen ir acompañadas de vientos fuertes, granizo o pequeños tornados. Antes de formarse, el cielo se va oscureciendo y las nubes comienzan a girar como si fuesen un remolino.
  • Volutus o nubes rodillo: se trata de nubes muy poco frecuentes formadas a poca altitud en zonas costeras o en las llanuras de Texas. Espectaculares nubes independientes que giran sobre sí mismas formando largos tubos, que tienen su origen en la cizalladura del viento (diferente velocidad y dirección del viento entre las distintas capas de la atmósfera), y que suelen asociarse a fuertes inversiones térmicas. Quizás la volutus más famosa sea la nube “Morning Glory” (Gloria Matutina), una esquiva nube que puede aparecer, entre los meses de septiembre a octubre, hacia el Golfo de Carpentaria (al norte de Queenslan, Australia).

nube rodillo

  • Murus o nube pared: característica adicional que adopta la forma de un banco de nubes que desciende de una supercélula, suele estar unida a fuertes corrientes ascendentes que pueden presagiar el desarrollo de tornados.
  • Cauda o nube cola: recuerda la cola de un dinosaurio. Se trata de una nube horizontal causada por el aire que fluye en una tormenta en forma de tubo.
  • Flumen o nube cola de castor: se generan debido al aire caliente y húmedo que fluye en la base de las tormentas. A veces, en un primer vistazo tanto las nubes Cauda como las Flumen son confundidas con tornados debido a su peculiar forma, pero éstas no giran sobre sí mismas.
  • Nubes Asperitus o Asperatus: su apariencia se puede asemejar a ver las olas del mar desde debajo de la superficie. Se estima que se forman cuando el aire cargado de humedad hunde la base de la nube mientras que la cizalladura del viento aportaría esa forma de ola.
  • Cavum o “Fallstreak hole”: estas nubes se confunden con ovnis. Se trata de auténticos agujeros que atraviesan una capa de cirrocúmulos o altocúmulos. Una nube que se extiende como una capa que presenta un agujero (o varios) en cuyo interior aparecen filamentos nubosos o virgas. Las gotas de agua de estas nubes, pueden permanecen en estado líquido aún a temperaturas inferiores a los 0ºC, pero bajo determinadas condiciones (como quizás el aterrizaje o despegue de algún avión que las atraviesa) pueden formarse cristales de hielo sobre los que se agrupan las gotas de agua subenfriada y pueden terminar precipitando, dejando un agujero en la nube.
  • Nubes cuadradas: Las nubes cuadradas han sido explicadas a través de muchas teorías, algunas incluso apuntan a lo paranormal. No obstante, esta especie de alfombra que se genera en el cielo es natural. Son complejas de ver y se producen en momentos muy concretos, cuando estas nubes, que están en la superficie terrestre, no alcanzan las condiciones de condensación necesarias en los bordes y, por ello, no adquieren la forma típica redonda. El cielo se despeja a su alrededor y el resultado final es inverosímil. Además, estas nubes cuadradas no suelen ser idénticas y podemos verlas de diferentes tamaños y estructuras. En otras ocasiones, suelen ser más altas y semejantes a un cubo de rubik. En este caso, lo que ocurre es que al crecer hacia arriba se encuentran con un tapón natural que no permite seguir formándose hacia los lados. Se debe a una inversión térmica que limita su crecimiento y da lugar a esta imagen en el cielo.

nube cuadrada

  • Flammagenitus o Pyrocumulus: son las nubes que se forman a raíz de una erupción o un incendio y utilizan cenizas o arenillas como núcleos de condensación.
  • Nubes Homogenitus: son las nubes que se atribuyen a actividades humanas, como las estelas de los aviones, las nubes generadas por las chimeneas industriales o por el paso de barcos. Cuando estas nubes “mutan” o cambian de forma, se denominan “nubes homomutatus”, por ejemplo, si las estelas del paso de un avión se convierten en cirrocúmulos.
  • Nubes en otros planetas: finalmente, cabe indicar que fuera de la Tierra también existen nubes, pero con distinta composición. Así pues, dentro de nuestro Sistema Solar, las nubes de Venus están formadas por gotas de ácido sulfúrico. Marte posee nubes de agua y de dióxido de carbono. Titán está cubierta de una densa niebla de hidrocarburos, que oculta nubes de metano. Los planetas gigantes Júpiter y Saturno, tienen nubes superiores de amoniaco y poseen nubes intermedias de hidrosulfuro de amonio y nubes profundas de agua. Y Urano y Neptuno poseen posiblemente nubes profundas análogas a las jovianas y, con seguridad, nubes superiores de metano.

Fuentes: Wikipedia, AstroMía, eltiempo.es, La Cumbre y Observatorio Meteorológico y Astronómico de Albox

Un paseo por las nubes: qué son, tipos de nubes, dibujos, imágenes y cómo se forman las nubes
Nombre del artículo
Un paseo por las nubes: qué son, tipos de nubes, dibujos, imágenes y cómo se forman las nubes
Descripción
En este artículo, te invitamos a dar un paseo por las nubes didáctico o informativo, ya que aquí te explicamos todo sobre ellas: qué son las nubes, cómo y dónde se forman las nubes, y los tipos de nubes qué hay, según el atlas de las nubes internacional, y otros más curiosos; todo acompañado de bonitas imágenes y nubes dibujo.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.