Home » Noticias » Grave blanqueamiento de coral en la Gran Barrera de Coral australiana
blanqueamiento de coral Portada

Los episodios de blanqueamiento de coral de la Gran Barrera de Coral de Australia son cada vez más fuertes y frecuentes. Aquí os hablamos sobre ellos, su origen y sus consecuencias.

Estudio de episodios de blanqueamiento de coral en la Gran Barrera de Coral australiana

El calentamiento de las aguas de los océanos a causa del cambio climático, ha desencadenado varios importantes episodios de blanqueamiento de coral en masa en la Gran Barrea de Coral de Australia. Según una investigación de la Universidad James Cook de Australia publicada en la revista Nature, el último y más grave episodio de decoloración coralino fue el de 2016 debido a las condiciones extremas que provocó el fenómeno de El Niño. Por ello, los expertos están muy preocupados por la posible desaparición de los corales a nivel mundial.

Hay que indicar que la decoloración de un coral puede prolongarse hasta seis semanas y, aunque pueden recuperarse, también pueden morir o recubrirse de algas, según la magnitud de dicho impacto. En caso de ser recubiertos por algas, los corales resultan difíciles de distinguir de los corales sanos en imágenes por satélite, lo que obliga a monitorizar de forma sistemática y frecuente los arrecifes.

El satélite europeo Sentinel-2 ha capturado imágenes del blanqueamiento de coral de la Gran Barrera de Coral australiana. Tras estudiar dichas fotografías, los científicos del proyecto Sen2Coralde la ESA, vieron áreas coralinas que se iban volviendo de color blanco brillante y que luego se oscurecían. Dicho acontecimiento, fue confirmado gracias a dos imágenes sucesivas realizadas que indicaban una duración aproximada de al menos 10 días de la decoloración.

blanqueamiento de coral imágenes satélite

Sin embargo, “interpretar los cambios es ambiguo”, explica John Hedley, director científico de Sen2Coral. “No podemos precipitarnos y concluir que el brillo indica una decoloración, ya que el brillo de cualquier punto de un arrecife puede variar de una imagen a otra por muchos motivos, debido a cambios tanto del agua como del fondo marino“.

Por otro lado, además de capturar imágenes por satélite, se ha llevado a cabo una campaña de campo en la zona, en la que se han recopilado miles de imágenes geolocalizadas de los corales en distintas fechas, las cuales se utilizaron para corroborar las observaciones de los satélites, concluyendo que efectivamente esa área se han visto fuertemente afectada por el blanqueamiento de coral.

Posiblemente haya más zonas afectadas, pero como este tipo de decoloraciones suelen monitorizarse manualmente, mediante la observación desde el aire o con equipos de buceo, no se está haciendo un seguimiento eficaz de muchos arrecifes del mundo.

En otro estudio, se ha analizado la extensión y severidad de tres episodios de blanqueamiento de coral a gran escala y en masa que tuvieron lugar en 1998, 2002 y 2016, donde se ha visto que la severidad y alcance del año pasado 2016 fue mucho mayor, ya que más del 90% de los corales en los 2300km de longitud que posee la Gran Barrera de Coral australiana, se decoloraron. Además, los investigadores han comprobado que la distinta distribución del blanqueamiento de coral se debe a los patrones espaciales del calentamiento del océano, y que la presión pesquera o la calidad del agua tienen poca influencia. En general, los arrecifes no blanqueados estaban situados hacia el extremo sur de la Gran Barrera de Coral, donde las aguas generalmente son más frías.

blanqueamiento de coral arrecife

Ahora que los dos satélites de Sentinel-2 están en órbita, la misión puede contribuir significativamente a comprender mejor las presiones que los arrecifes coralinos sufren a escala global. “Ahora que sabemos que la decoloración puede verse en imágenes, el reto es producir software fiable que pueda cartografiarla o cuantificarla”. “Este software debe tener en cuenta todas las fuentes de variación temporal y, muy importante, el grado de incertidumbre de los métodos. Además, éstos deben ser abiertos para que los científicos puedan interpretar los resultados”. Para lograr este objetivo, el proyecto Sen2Coral de la ESA, está creando un conjunto de software para aplicaciones relacionadas con los arrecifes de coral y se espera que esté disponible en el conjunto de herramientas SNAP de código abierto a finales de este año.

¿Cómo se produce el blanqueamiento de coral?

Los corales poseen algas microscópicas denominadas zooxantelas en sus tejidos, las cuales les aportan alimento a través de la fotosíntesis y su color característico. Cuando el agua está demasiado caliente o fría, el coral se estresa y su metabolismo se colapsa. Entonces, es incapaz de procesar el oxígeno producido por las zooxantelas y expulsa a éstas de él.

Si la temperatura del agua vuelve a la normalidad, las algas pueden regresar al coral o aquellas que hayan quedado, pueden mantener con vida al coral. De lo contrario, si las temperaturas extremas continúan, el coral muere. Sin embargo, cabe indicar que no existe un umbral específico de temperatura que suponga directamente el blanqueamiento del coral, es más una cuestión de estrés acumulado.

La muerte de los corales es algo muy malo, ya que tiene graves consecuencias sobre el ecosistema del arrecife, en la pesca, el turismo regional y la protección de las costas, lo cual también repercute en la economía de la isla. En el caso del ecosistema marino, hay que tener en cuenta que prácticamente un tercio de todas las especies marinas pasan alguna parte de su ciclo vital en un arrecife de coral. Si éste desaparece, habrá consecuencias en todos los océanos, mucho mayores de lo que podemos imaginar.

“Los corales son luminiscentes antes de morir”, confirma Anne Hoggett, directora del Centro de Investigación del Museo Australiano de Lizard Island. Hoggett se preocupa mucho por el blanqueamiento de coral que se ha extendido de norte a sur por la Gran Barrera de Coral y que ha transformado a los corales sanos en fantasmales esqueletos cubiertos de algas pantanosas.

blanqueamiento de coral fluorescente

blanqueamiento de coral blanco

El aumento de las temperaturas de la superficie del mar debido al calentamiento global ha desencadenado importantes episodios de blanqueamiento de coral. Los investigadores consideran que es necesaria una acción global urgente y rápida para frenar el calentamiento global y asegurar un futuro viable para el sistema de arrecifes más espectacular del mundo.

Sin embargo, las previsiones no son buenas. Estudios anteriores han demostrado que la Gran Barrera de Coral australiana ha sido capaz de sobrevivir a los últimos episodios de blanqueamiento de coral debido a que los corales estuvieron expuestos a un patrón de calentamiento progresivo en el periodo previo a cada episodio. Sin embargo, este patrón de protección o mecanismo de tolerancia previa, es probable que se pierda bajo los futuros escenarios de cambio climático. Un aumento de 0,5ºC podría suponer la pérdida de este mecanismo de tolerancia térmica, por lo que la decoloración de corales podría aumentar de manera drástica en las próximas décadas.

Un arrecife de coral puede lidiar con un episodio de blanqueamiento de coral al igual que un bosque puede lidiar con un incendio cada pocos años. La Gran Barrera de Coral australiana puede soportar que se produzca blanqueamiento, pero lleva décadas haciendo frente a varias amenazas, tanto grandes como pequeñas, como el ciclón Yasi o las plagas de coronas de espinas, una especie de estrella de mar que se alimenta de corales.

Además de la temperatura, los cambios en la química del océano amenazan la supervivencia de los corales en todo el planeta por la acidificación del océano que estamos empezando a sufrir, debida a que los océanos absorben una buena parte del dióxido de carbono de la atmósfera, el cual reacciona con el agua de mar y forma un ácido que es corrosivo para los arrecifes de coral, los moluscos y otras especies marinas.

Por lo que todo esto «se trata de una extinción en masa y hay miles de razones para pensar que nosotros la estamos provocando«.

Hay algo de esperanza para evitar el blanqueamiento de coral

Según el portavoz de la Consejería de la Industria del Turismo de Queensland, Daniel Gschwind,”el asunto del blanqueamiento de coral es preocupante, pero no todo está perdido: podemos cambiar nuestro comportamiento. La columna vertebral de la Gran Barrera de Coral no tiene problemas y todo volverá a la normalidad si no vuelve a darse otro blanqueamiento en 10 años«.

Gschwind hizo un llamamiento a la moderación desde el arrecife de Agincourt: “el blanqueamiento de coral que sufrimos actualmente es preocupante para la industria del turismo, pero hay que tener en cuenta el tamaño, la complejidad y la resistencia de la Gran Barrera de Coral», explica.

blanqueamiento de coral en Gran Barrera de Coral australiana

Por su parte, Rick Leck, de WWF, mientras observa con sus propios ojos los corales decolorados de Lizard Island, dice:»el blanqueamiento de coral es el ejemplo más visible del cambio climático. No hay prueba más reveladora que un arrecife que ha sufrido blanqueamiento y presenta partes decoloradas y partes que aún conservan el color».

Leck sabe que puede parecer un problema sin solución, pero hay medidas que Australia podría tomar inmediatamente, como obligar al Gobierno Federal a hacer que el cambio a las energías renovables fuera más rápido, a dejar de utilizar fuentes de energía que producen emisiones de dióxido de carbono, a reducir la polución provocada por la agricultura y a parar el desmonte de tierras de la costa de Queensland.

«Los arrecifes de coral tienen una capacidad de recuperación asombrosa si no se ven amenazados por los factores que causan su degradación», asegura LeckSi utilizamos fuentes de energía renovables, si reducimos la contaminación que llega al arrecife y si invertimos en sistemas que sabemos que pueden funcionar, el arrecife se recuperará«. Es posible que tarde años o incluso décadas, pero se recuperará, y tenemos que trabajar en ello para lograrlo».

Fuentes: Efe Futuro, ESA, Huffingtonpost y ABC

[Total:1    Promedio:4/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.