Home » Noticias » Kiri, un árbol contra el cambio climático
Kiri Portada

El Kiri o Paulownia tomentosa, absorbe 10 veces más CO2 que cualquier otra especie, siendo un buen candidato para la lucha contra el cambio climático

Según datos de la ONU, actualmente se están talando y destruyendo cerca de 13 millones de hectáreas forestales cada año, pese a nuestra insistencia para evitar dicha masacre. Los árboles son nuestros pulmones y gracias a ellos tenemos oxígeno para respirar. Una de las soluciones para luchar contra el cambio climático es el aumento de las áreas de bosque, ya que éstos absorben el CO2 y devuelven oxígeno a la atmósfera. Sin embargo, se está menospreciando su gran importancia, así como el valor de árboles especiales como el Kiri, el cual crece dos centímetros al día y absorbe 10 veces más CO2 que cualquier otra especie.

Kiri 1

El Kiri, conocido como “árbol emperatriz” (haciendo alusión a una antigua emperatriz rusa) o Paulownia tomentosa (Thunb.) Steud, 1841Non Baill, 1888 (nombre científico), es originario de China. Puede llegar a alcanzar una altura máxima de 27 metros y tener un tronco de entre 7 y 20m de diámetro. Sus hojas son muy grandes, de 40cm de ancho, y sus flores de color púrpura. Cultivado o silvestre, crece a altitudes inferiores a 1800m.

Debido a que su tasa de absorción de CO2 es 10 veces mayor que la del resto de especies, también lo es su tasa de generación de oxígeno. Así, un ejemplar adulto de Kiri puede llegar a capturar 21,7Kg de CO2 cada día, y emitir 6Kg de oxígeno. Además de esto, Paulownia tomentosa destaca también por ser el árbol que más rápido crece de todo el planeta, ya que en solo 8 años puede llegar a medir lo mismo que un roble de 40 años de edad, con lo que tiene una tasa media de crecimiento de 2cm diarios, lo que también favorece la regeneración de raíces y vasos de crecimiento de los tallos de forma rápida, siendo así una especie mucho más resistente a los incendios. Dicha capacidad de regeneración le permite rebrotar hasta 7 veces después de ser cortado.

Además, el Kiri es capaz de crecer en suelos y aguas contaminadas (aunque en este caso requiere de algunos abonos y su crecimiento se ve mermado), absorbiendo muy bien el nitrógeno que acumula en sus hojas, actuando así en la fitorremediación. Cuando sus hojas caen al suelo se descomponen y aportan nutrientes como el nitrógeno a éste, favoreciendo el crecimiento y desarrollo de otras plantas y organismos.

Kiri 2

Kiri 3

En cuanto a su historia, hay que decir que Kiri significa “cortar” en japonés. Tiene este nombre debido a su capacidad de regeneración y a que su madera es muy preciada, podándose con frecuencia para favorecer su rápido crecimiento. Según creencias chinas, este árbol se planta cuando nace una niña. Su alta tasa de crecimiento acompañará a la niña y, cuando ella sea elegida en matrimonio, el árbol será cortado y se usará su madera para artículos de carpintería de su dote. Además, según algunas leyendas chinas, se dice que el Ave Fénix aterrizará sobre este árbol si es fuerte y si hay un buen gobernante al mando del país.

Por otro lado, existen proyectos que pretenden impulsar la plantación del Kiri para salvar zonas áridas, como el “The Kiri Revolution”, desarrollado desde 2008 en Texas para recuperar suelos muy contaminados y agotados por la explotación y vertidos químicos, plantando bosques de un millón de Kiris; o la prueba piloto llevada a cabo en San Luis (Argentina), en donde a través de Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, el gobierno puntano quiere evaluar la adaptación de la especie y promover su producción por el resto del país. Sin embargo, cabe indicar que el Kiri se está también convirtiendo en una planta invasora en áreas donde el clima es agradable para su crecimiento, como Japón y Estados Unidos oriental, por lo que hay que tener cuidado con su uso.

Fuentes: La Vanguardia y RenovablesVerdes

[Total: 1   Promedio: 3/5]
Kiri, un árbol contra el cambio climático
Nombre del artículo
Kiri, un árbol contra el cambio climático
Descripción
El Kiri o Paulownia tomentosa, absorbe 10 veces más CO2 que cualquier otra especie, siendo un buen candidato para la lucha contra el cambio climático
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.