Home » Noticias » Contaminación acústica o contaminación sonora: definición, ejemplos, causas, consecuencias y soluciones de la contaminación por ruido
contaminacion acustica dibujo portada

Actualmente, las ciudades son grandes productoras de ruido y contaminación acústica o sonora, la cual, a pesar de ser uno de los tipos de contaminación menos tangible, nos afecta de manera decisiva al desarrollo y bienestar, tanto a los seres humanos como a los demás animales. Las principales fuentes de ruido en las ciudades son diversas, aunque, como veremos, el principal ejemplo de contaminación acústica es el tráfico y todo lo que se deriva de éste. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación sonora es uno de los factores ambientales que provoca más problemas de salud. Solo en Europa, según la Agencia Europa del Medio Ambiente (AEMA), causa al año 16.600 muertes prematuras y más de 72.000 hospitalizaciones. Y según un informe de la OCCDE (Organización para la cooperación y el desarrollo económico), España es el país europeo con mayor índice de ruidos y el segundo del mundo después de Japón.

En este artículo, hablamos sobre la contaminación acústica, sonora o contaminación por ruido en detalle. Explicamos qué es la contaminación acústica o contaminación por ruido ambiental, cuáles son sus causas o fuentes, todas las consecuencias que tiene y proponemos soluciones para este tipo de contaminación; todo acompañado de imágenes de contaminación acústica dibujos o imágenes de contaminación sonora ejemplos y contaminación acústica ejemplos o ejemplos de contaminación sonora o por ruido.

Qué es contaminación sonora o contaminación acústica qué es. Definición de contaminación por ruido

Empezando por la definición contaminación acústica o contaminación sonora definición, ésta es el exceso de sonido o vibración que altera las condiciones normales del ambiente de una determinada zona y que resulta molesto y/o produce efectos negativos en la salud y calidad de vida de los seres vivos. Si este sonido resulta desagradable o no deseado para quien lo escucha, se le denomina ruido, aunque esto es subjetivo y depende de la sensibilidad de cada persona, sin embargo, a partir de cierto volumen o intensidad todas las personas se sienten molestas por él.

En Internet, podemos encontrar una explicación más detallada sobre que es la contaminación acústica Wikipedia, así como algún que otro trabajo sobre contaminación acústica pdf y libros de contaminación sonora pdf.

Continuando con la definición de contaminación sonora o contaminación acústica definición, las características que diferencian a ésta de otros tipos de contaminación son que no se acumula en el medio, traslada o perdura en el tiempo, sino que el ruido impacta sobre un ambiente específico, la biodiversidad y la calidad de vida de las personas; consume poca energía, no emite desechos y no deja residuos, es el contaminante más barato de producir, se siente por medio del oído y vibraciones, lo cual hace subestimar su efecto; y tiene un radio de acción menor que otros contaminantes, localizándose en espacios muy concretos.

En cuanto a la contaminación acústica decibelios, el sonido, y el ruido, es una onda que se propaga por el aire, llega a nuestros oídos y produce una sensación. Se caracteriza por su frecuencia, su nivel de presión sonora (de forma coloquial su energía, intensidad o volumen) y su duración. La unidad que se utiliza para medirlo es el decibelio (dB), que es la décima parte de un Belio (B), la cual recibe su nombre por Graham Bell, y el instrumento que se suele emplear en viviendas y áreas exteriores para su medición es el sonómetro integrador; sin embargo, el ruido es complejo de medir y cuantificar. Como no es lo mismo estar expuesto más o menos tiempo, se utiliza el Nivel de Ruido Equivalente (Lq, Leq), un índice o valor medio de decibelios que pondera la presión sonora y el tiempo durante el que estamos expuestos a él. Así encontramos, por ejemplo, Ld (ruido equivalente diurno, 12 horas), Le (ruido equivalente vespertino o de tarde, 4 horas), Ln (ruido nocturno, 8 horas) o Lden (ruido día, tarde, noche, que integra 24 horas de exposición).

Definición de la contaminación acústica

Según la UE, el límite de contaminación sonora admisible es de 65dB. En España, se establece como nivel de confort acústico los 55 dB, por encima de este nivel, el sonido resulta pernicioso para el descanso y la comunicación. No obstante, según estudios de la Unión Europea, 80 millones de personas están expuestas diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a 65 dB y otros 170 millones, lo están a niveles entre 55-65 dB.

Por tanto, en referencia la contaminación acústica oms, podemos hablar de distintos tipos de contaminación acústica o tipos de contaminación sonora según el grado de intensidad de ésta. Así, tenemos:

–  Entre 10 y 30 dB, el ruido se considera muy bajo. Es el típico de una biblioteca.
–  Entre 30 y 55 dB, el nivel es bajo. Un ordenador personal genera 40 dB.
–  A partir de 55 dB se considera un ambiente ruidoso. Los 65 dB se consiguen con un aspirador, un televisor con volumen alto o un radio despertador.
–  Entre 75 dB y 100 dB el ruido resulta dañino y molesto. Un camión de la basura provoca 75 dB.
–  A partir de 100 dB, estamos ante un ruido intolerable y ya doloroso. Es propio de una discusión a gritos, la pista de baile de una discoteca o de una vivienda muy próxima a un aeropuerto.

Asimismo, atendiendo a la distribución temporal, los tipos de contaminación por ruidos pueden ser:

  • Continuo estable: cuando el nivel de presión sonora es relativamente uniforme, con muy pocos cambios (± 2 dB) durante un período de tiempo. Ejemplo de ello, es una bomba de agua (aproximadamente 60-70 dB).
  • No Continuo (fluctuante): cuando existen variaciones apreciables del nivel de presión sonora considerando periodos de tiempo relativamente cortos, por ejemplo, el tránsito 60-90 dB.
  • Intermitente: cuando se presentan niveles significativos de presión sonora en períodos no mayores de 15 minutos y con variaciones de ± 3 dB. Ejemplo: el arranque del motor de motocicleta 80dB.
  • De impacto o impulso: aquel de corta duración que presenta pronunciadas fluctuaciones del nivel de presión y que se produce con intervalos, regulares o irregulares, superiores a 1 segundo.

Causas de la contaminación acústica, sonora o por ruido

Después de haber visto la contaminación sonora que es o contaminación acústica significado, en los siguientes apartados pasamos a explicar las causas y consecuencias de la contaminación acústica o causas y consecuencias de la contaminación sonora.

Las principales causas de la contaminación acústica o causas de la contaminación sonora, son aquellas relacionadas con las actividades humanas, como el transporte, la construcción de edificios, obras públicas y las industrias, entre otras. Así pues, de forma clasificada en las respectivas fuentes de contaminación acústica o fuentes de contaminación por ruido causas, tenemos los siguientes ejemplos de contaminación sonora o acústica:

  • La industria: el ruido que produce es causado por la maquinaria que se emplea y aumenta en relación directa a la potencia de las máquinas. La incidencia del ruido provocado por las industrias también depende de la presencia o ausencia de otras fuentes de ruido próximas (como el tráfico que circula en las áreas industriales).
  • Los medios de transporte: los automóviles se consideran una de las más importantes fuentes de ruido ambiental. Su incidencia depende de la velocidad del vehículo y las características de la vía (ancho de la calle, edificios, fino de pavimento, etc.). Se producen variaciones de ruido muy grandes, dependiendo de la intensidad del tráfico en cada momento. Además, las motos y las señales de alarma (bocinas, sirenas) provocan ruidos más molestos. Los aviones, por su parte, causan graves problemas acústicos en las comunidades cercanas a los aeropuertos y el grado máximo de ruido, en este caso, se alcanza por “estampido sónico”, producido por los aviones supersónicos. Y también no nos debemos de olvidar del ruido que hay en los puertos marítimos.
  • Construcción de edificios y obras públicas: las obras son causa de abundante ruido, debido a la maquinaria empleada (cementeras, andamios, martillos de perforación, etc.). Además, esta situación se agrava por el hecho de que los equipos no cuentan con silenciadores en la mayoría de los casos (por ejemplo, un martillo neumático produce 110dB a 1m de distancia).
  • Interior de edificios: las actividades de limpieza, los electrodomésticos, la vida familiar, los aparatos de radiotelevisión, los animales domésticos, los caños, las cisternas, etc. producen ruido de carácter privado, el control de los cuales resulta difícil.
  • Fuentes de contaminación acústica del ocio: ejemplos de fuentes de contaminación por ruido relacionadas con el ocio y el tiempo libre, son los lugares de diversión, como cafeterías, bares, discotecas, ferias, conciertos, manifestaciones, fuegos artificiales, etc.), en los que hay aglomeraciones y se producen niveles de contaminación sonora elevados (media de 94 a 100dB), siendo más molestos los lugares de ocio nocturno, ya que la contaminación afecta a las horas de sueño. Asimismo, a nivel individual, el utilizar auriculares con música a volumen muy alto también resulta perjudicial para la persona y puede ser molesto para los de su alrededor.

Contaminación acústica causas

Consecuencias de la contaminación acústica o sonora

Las consecuencias de la contaminación sonora o contaminación acústica consecuencias afectan sobre todo a la salud y bienestar, tanto de las personas como de los animales.

La primera declaración internacional que contempló las consecuencias de la contaminación por ruido sobre la salud humana se remonta a 1972, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió catalogar el ruido genéricamente como un tipo más de contaminación.

Teniendo en cuenta información publicada por la OMS, se estima que la exposición al ruido ocasiona 12.000 muertes prematuras y contribuye a 48.000 casos nuevos de cardiopatía isquémica anuales en Europa. También se calcula que 22 millones de personas sufren grandes molestias crónicas y que 6,5 millones de personas sufren alteraciones del sueño graves y crónicas en Europa. Según pruebas aportadas por la OMS, estos efectos sobre la salud comienzan a ocurrir por debajo de los umbrales de notificación establecidos en la Directiva sobre ruido ambiental de la UE y es probable que sean subestimados.

El ruido actúa sobre el organismo por medio de las vías auditiva y psicológica, afectando a la salud, a la comunicación, a la atención y al comportamiento de las personas. A grandes rasgos, los efectos producidos o contaminación sonora consecuencias son:

  • Alteraciones fisiológicas: La pérdida de audición depende del tiempo de la intensidad y del tiempo de exposición y no se produce de forma brusca, sino gradual, lo que hace que su efecto pase inadvertido para el individuo. El efecto auditivo provocado por el ruido ambiental se llama socioacusia. Cuando una persona se expone de forma prolongada a un nivel de sonido excesivo, nota un silbido constante en el oído, esta es una señal de alerta. Las consecuencias pueden ser permanentes o temporales (si se superan los 85dB en exposición prolongada, la pérdida de audición es irreversible). Además, hay que tener en cuenta que no solo el ruido prolongado es perjudicial, un sonido repentino de 160dB, como el de una explosión o un disparo, pueden llegar a perforar el tímpano o causar otras lesiones irreversibles. Otras repercusiones del ruido se producen sobre la respiración, donde niveles superiores a 90dB producen un aumento de su frecuencia. En el sistema circulatorio, el ruido ocasiona aceleración del ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial y riesgo coronario. En el aparato digestivo, produce disminución de la secreción salivar, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, gastritis, colitis e incluso úlceras gastroduodenales. Sobre el sistema endocrino, provoca una alteración en el funcionamiento de las glándulas suprarrenales que ocasiona aumento en la secreción de adrenalina. Además, altera el órgano del equilibrio, lo que supone pérdida de éste y vértigos.
  • Alteraciones psíquicas, que tienen como factores de mayor repercusión la intensidad del ruido (cuanto más irregular e intermitente produce más molestias y es más difícil hacerse a él), la fuente de emisión, la hora de emisión (los ruidos son más molestos durante la noche) y el estado de ánimo o la sensibilidad del receptor. Las alteraciones más frecuentes son la neurosis, la irritabilidad, la fatiga, el insomnio y el estrés.
  • Otras alteraciones, como las dificultades en la comunicación oral, que pueden ser causa de accidente, obligan a realizar esfuerzos suplementarios al tener que elevar la voz, y producen alteración sobre el sueño, ya que la exposición al ruido puede provocar dificultades para conciliar el sueño, alterar el mismo o despertar a una persona dormida. Los efectos dependen de la naturaleza del ruido, la edad y el sexo (las mujeres son más sensibles al ruido durante el sueño). También se producen alteraciones en el rendimiento laboral, puesto que el ruido afecta sobre todo a tareas de memorización o resolución de problemas y a trabajos de vigilancia. En la escuela se comprobó que el ruido dificultaba los procesos de enseñanza-aprendizaje, dado que ocasiona disminución de la concentración y de la eficiencia.

A continuación, en la siguiente infografía se resumen los niveles de contaminación por ruido, sus causas y las consecuencias que conllevan en la salud de las personas.

Contaminación sonora causas y consecuencias

Por otro lado, los animales también se enfrentan a problemas derivados de la contaminación acústica. Cabe indicar que ellos son todavía más sensibles al ruido que las personas y tienen el problema añadido de que no son capaces de distinguir si la fuente de ruido representa un peligro o no. Así, como consecuencias de la contaminación por ruido para los animales tenemos que se vuelven más agresivos, se pueden desorientar y sufrir cambios graves en su comportamiento (tanto en el aire como en tierra o en el agua), pueden tener problemas de reproducción, ver alterado su patrón de sueño y alimentación, sufrir pérdidas de audición y ser incapaces de comunicarse, resultando una presa fácil para posibles depredadores; por lo que la contaminación acústica acaba afectando a la supervivencia de las especies y al equilibrio de todo el ecosistema natural.

Cómo evitar la contaminación acústica, soluciones para la contaminación sonora

Finalmente, con respecto a la contaminación sonora soluciones y cómo podemos evitar la contaminación acústica, vamos a hablar de las medidas o soluciones que hay a nivel nacional o gubernamental, de algunas normativas y de acciones individuales que podemos llevar a cabo para evitar o reducir la contaminación acústica.

Las formas de intervención deben enmarcarse en una política de gestión ambiental y de mejora de la calidad de vida. Las acciones para luchar contra el ruido pueden ser preventivas o correctoras:

  1. Acciones preventivas: se basan en la aplicación de proyectos que previenen la contaminación sonora. Entre ellas destacan:
  • Planificación del uso del suelo, que es el instrumento más eficaz, ya que las molestias causadas por el ruido provienen de la realización de ciertas actividades que son incompatibles con la zona en la que se asientan.
  • Planificación urbana, que emplea como instrumento más eficaz el de la zonificación y aislamiento geográfico de actividades más ruidosas en relación a las zonas habitadas.
  • La arquitectura urbana, mediante la construcción de edificios que actúan a modo de pantallas, la ubicación y la distribución adecuada de las viviendas, la insonorización y la instalación de pantallas acústicas.
  • Restricciones al tráfico rodado, dado que el tráfico es uno de los elementos que más contaminación acústica produce, especialmente dentro de los núcleos urbanos y cerca de grandes autovías. Para reducir esta contaminación acústica, se puede legislar a favor de vehículos menos ruidosos, por ejemplo, los eléctricos, limitar el uso de los vehículos más antiguos, peatonalizar zonas residenciales o fomentar el transporte público.
  • Control y restricciones de las actividades de ocio ruidosas, especialmente aquellas que tienen lugar al aire libre. En este sentido, es importante controlar debidamente los horarios y los lugares donde tienen lugar conciertos, eventos deportivos u otros eventos que reúnan a un gran número de personas. Asimismo, también es importante contar con una normativa que estipule los horarios en los que los bares y otros establecimientos de ocio pueden funcionar por la noche, especialmente cuando cuentan con terrazas o espacios al aire libre, ya que son otra fuente de contaminación acústica que dificulta el descanso de los vecinos.
  • Estudios de impacto ambiental, de gran importancia a la hora de tomar decisiones sobre planificación de usos del suelo y establecimiento de industrias.
  • Medidas que impliquen el establecimiento de tasas, multas, subvenciones, etc.
  • Utilización de sistemas que supongan una disminución del ruido en las fuentes emisoras, como silenciadores en los tubos de escape, maquinaria con dispositivos de insonorización, y también empleo de técnicas que ocasionen menos ruido.
  • Conocer bien los mecanismos o factores que producen la contaminación acústica. Esto supone elaborar mapas de ruido a partir de los datos obtenidos en las estaciones de vigilancia. En dichos mapas, se representan los niveles de intensidad sonora que corresponden a un espacio y tiempo determinados y que pueden ser variables.
  • Información y educación ambiental, que produzcan una sensibilización del ciudadano, a través de campañas publicitarias. Para eso, hay que introducir en los sistemas educativos el conocimiento del sonido y los daños que éste puede ocasionar para poder tomar conciencia del daño que provoca y fomentar actitudes que impliquen una supresión de comportamientos excesivamente ruidosos.
  1. Acciones correctoras o curativas: se basan en la limitación, la reducción del ruido en la fuente emisora y en la protección de la población más expuesta. Pueden ser:
  • Reglamentaciones elaboradas por las administraciones públicas, como los reglamentos específicos que regulan los niveles de ruido por las distintas fuentes, y las legislaciones globales que agrupen todos los elementos que intervienen en la lucha contra la contaminación acústica.
  • Acciones directas sobre las fuentes de emisión, como limitar el nivel de la actividad o reducir su potencia sonora, zonación y aislamiento geográfico de actividades ruidosas, modificar el trazado de las vías de circulación con el fin de alejarlas de zonas pobladas, la insonorización de edificios y la colocación de barreras acústicas.
  • En ambientes de alta presencia de ruido, las empresas deben brindar a sus empleados equipos de protección auditiva y deben emplear materiales aislantes para impedir que las ondas sonoras se esparzan fuera del recinto, así como aislar las operaciones industriales para alejarlas de los lugares donde la gente vive.

Causas de contaminación por ruido

Por otra parte, hace varios años, en las normativas de protección del ambiente no se consideraba el ruido un contaminante, pero pese a que la industrialización y en sí las ciudades han ido creciendo y evolucionando, en todos los países del mundo se han elaborado normas y estatutos que se encargan de la protección del medio ambiente contra el exceso de ruido. Los esfuerzos más serios de las comunidades internacionales se traducen en la profundización de los estudios sobre causas y origen, deterioro y políticas de prevención y control de la contaminación sonora.

En España, tenemos el Sistema Básico de Información sobre la Contaminación Acústica (SICA), creado por el Real Decreto 1513/2005, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, del Ruido. El SICA constituye la base de datos necesaria para la organización de la información relativa a la contaminación acústica, y permite buscar y descargar los mapas estratégicos de ruido realizados, así como los datos sobre los planes de acción contra el ruido elaborados de acuerdo con lo establecido en la Ley del Ruido y sus normas de desarrollo.

Dicha Ley del Ruido es el instrumento normativo de ámbito nacional para prevenir, vigilar y reducir la contaminación acústica y evitar daños a la salud humana, a los bienes y al medio ambiente. Las molestias de los ruidos domésticos son competencia de municipios y autonomías. Y, por encima de todos ellos, está la normativa europea, la Directiva 49/2002. Según esta última, se establecen, por ejemplo, unos mapas del ruido que todas las ciudades deben cumplir.

Contaminación por ruido consecuencias y soluciones

Y en cuanto a medidas individuales que podemos realizar como contaminación del ruido soluciones, tenemos:

  • El uso de tapones para los oídos o auriculares con cancelación de ruido. Esta solución, es una forma de evitar la contaminación acústica cuando no se puede hacer nada para solventarla, por lo que es bueno tener a mano para viajes o si necesitamos descansar bien en casa estos objetos.
  • Insonorizar nuestra vivienda, por ejemplo, con doble ventanas que amortigüen el sonido del tráfico rodado, haciendo que la contaminación acústica no llegue al interior de la vivienda o que, en caso de hacerlo, haya sido minimizada lo máximo posible; o escogiendo equipamientos que mejoren el aislamiento de las paredes de la misma.
  • Realizar actividades de ocio sin generar ruido excesivo. Cuando acudas a un bar o pasees por la calle, evita hablar en alto o gritar.
  • Evitar el uso del coche y optar por alternativas como la bicicleta o el coche eléctrico.
  • Realizar obras domésticas en los horarios recomendados.
  • Evitar utilizar la lavadora y el lavaplatos en horario nocturno, para evitar el ruido y no molestar a otras personas que pueden estar descansando.
  • Controlar el volumen de la televisión, de la radio o de la música que se ponga en casa, especialmente en horario nocturno.
  • Si tienes una mascota, edúcala para que no cause molestias a otras personas.
  • No uses auriculares con música muy alta.
  • Solicita que bajen el volumen de la música cuando la consideres elevadaen lugares públicos: bares, restaurantes, cines, gimnasios, transportes…

Así pues, hemos visto aquí que el ruido o la contaminación acústica es algo serio que se debe tener en cuenta, sobre todo en las ciudades, ya que causa problemas de salud importantes, por lo que hay que implementar medidas y llevar a cabo acciones para evitarla y/o reducirla, siendo la educación y la concienciación algo básico para ello.

Fuentes: Wikipedia, Ministerio del Medio Ambiente de Chile, Ecología Verde y Amable Álvarez, I., Méndez Martínez J., Delgado Pérez L., Acebo Figueroa F., de Armas Mestre, J. y Rivero Llop M. L., “Environmental contamination caused by noise” (2017).

Contaminación acústica o contaminación sonora: definición, ejemplos, causas, consecuencias y soluciones de la contaminación por ruido
Nombre del artículo
Contaminación acústica o contaminación sonora: definición, ejemplos, causas, consecuencias y soluciones de la contaminación por ruido
Descripción
En este artículo, hablamos sobre la contaminación acústica, sonora o contaminación por ruido en detalle. Explicamos qué es la contaminación acústica o contaminación por ruido ambiental, cuáles son sus causas o fuentes, todas las consecuencias que tiene y proponemos soluciones para este tipo de contaminación; todo acompañado de imágenes de contaminación acústica y ejemplos de contamianción sonora por ruido.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.