Home » Noticias » Cómo cultivar aguacate en casa. Guía completa sobre el cultivo de aguacate, desde su plantación hasta su recolección y consumo
cultivar aguacate portada

El aguacate fruto está siendo muy demandado y su precio es bastante elevado, por lo que si sois fanáticos de la palta y os gustaría tener vuestros propios aguacates para consumir o vender, en este artículo os explicamos todo sobre el cultivo del aguacate: cómo se planta, tanto desde semilla como desde un árbol injertado, cómo injertar aguacate, qué cuidados necesita la palta, cómo y cuándo se recoge el fruto del árbol, su maduración y conservación para consumir; vamos, una guía completa para que cultivar aguacate en casa te resulte fácil.

Características del aguacatero y generalidades sobre el cultivo de aguacate

Los aguacates son frutos deliciosos y nutritivos, pero de cultivo delicado que no todos saben asumir, y que aquí nos atrevemos a facilitar.

Antes de ver cómo cultivar aguacate en casa, es necesario conocer cómo es el aguacatero o aguacate planta o árbol y que requerimientos tiene.

La planta aguacate o árbol aguacate, denominado aguacatero o palto (Persea americana) es un árbol originario de Mesoamérica, de clima tropical y mediterráneo, por lo que no tolera muy bien el frío.

El aguacate árbol posee un tronco con corteza áspera gris-verdosa y fisuras longitudinales. Sus hojas son alternas, perennes, con un pecíolo de 2 a 5cm, coriáceas de color verde y escasamente pubescente en el haz, mientras que el limbo es generalmente glauco por el envés, y tienen una forma elíptica con márgenes enteros y más o menos ondulados. En su conjunto, con las ramas, forman una copa extendida, globulosa o acampanada.

Sus inflorescencias aparecen en racimos subterminales en verano y están formadas por pequeñas flores hermafroditas amarillas en forma de estrella de 5 a 6 mm, que se abren y cierran a lo largo del día, en un ciclo en el que se alterna la funcionalidad de la parte femenina y la masculina, lo que evita la autofecundación. Por esta razón, las variedades se clasifican con base en el comportamiento de la inflorescencia en dos tipos A y B. En ambos, las flores abren primero como femeninas, cierran por un período fijo y luego abren como masculinas en su segunda apertura. Esta característica de las flores de aguacate, es muy importante en una plantación, ya que para que la producción sea la esperada, es muy conveniente mezclar variedades adaptadas a la misma altitud, con tipo de floración A y B y con la misma época de floración en una proporción 4:1, donde la mayor población será de la variedad deseada.

flores de aguacate

La planta de aguacate árbol puede producir frutos a partir de los 3 años que se cosechan en invierno, aunque algunas variedades pueden tardar hasta 10 años. Dichos frutos son los aguacates o paltas: una baya oval o piriforme de tamaño muy variado, con cáscara o piel de color verde a púrpura oscuro, pudiendo ser delgada, gruesa, lisa o ligeramente rugosa; pulpa firme, oleica, de un color que varía desde el amarillo al verde claro; y semilla, denominada hueso o pepa, grande, dura, pesada, redonda o puntada, de color marfil.

aguacate cultivar

En estado silvestre, el árbol de aguacate puede alcanzar alturas de alrededor de 20 m, más comúnmente entre 8 y 12 m, y un diámetro a la altura del pecho de 30-60 cm, con tronco erecto o torcido. Sin embargo, los árboles de aguacate cultivo en plantación, generalmente derivados de injertos y sujetos a podas de formación, muestran una apariencia muy distinta.

árbol aguacate, aguacatero, palto

Existen alrededor de unas 400 variedades de aguacates distribuidas en diferentes países como México, Estados Unidos, Guatemala, Sudáfrica, Israel, España (sobre todo en Málaga, pero también podemos ver árbol aguacate Galicia) y toda Suramérica. Los requerimientos de clima y suelo varían con las diferentes variedades.

En general, el aguacate es un árbol de clima cálido que no soporta heladas y debe ser protegido de los vientos fuertes. Son recomendables temperaturas medias- altas y sin grandes diferencias entre el día y la noche, sobre todo en la fase de floración. En cuanto a precipitación, se considera que 1.200 mm anuales bien distribuidos son suficientes. Los sitios demasiado húmedos no son apropiados para el aguacate, por la mayor posibilidad de ocurrencia de ciertas enfermedades del suelo, a las cuales la especie es altamente susceptible.

Con respecto al suelo, el palto se adapta bien a una gran variedad de suelos, desde arenosos hasta arcillosos, limos volcánicos, lateríticos y calizos; pero crece mejor en suelos francos, bien drenados, con cierta profundidad, ligeramente ácidos y ricos en materia orgánica. Eso sí, ninguna variedad tolera suelos pesados, con drenaje deficiente, y no debe plantarse cuando la capa freática esté a menos de 1 m de la superficie. El rango óptimo de pH se considera entre 6 y 7.

El aguacate es un árbol con raíces poco profundas y débiles en cuanto a fuerza de penetración, típico de árboles que no han necesitado nunca ahondar en el suelo para buscar agua. Por ello, a la hora de la plantación debemos tener el suelo suelto, lo menos compactado posible, de lo contario, impediremos el desarrollo radicular.

El aguacate puede cultivarse desde el nivel del mar hasta los 2.500 m; sin embargo, su cultivo se recomienda en altitudes entre 800 y 2.500 m, para evitar problemas con enfermedades, principalmente de las raíces.

cultivo de aguacate, cultivar aguacate

Por otro lado, en relación al cultivo de aguacate, cabe indicar que, en grandes extensiones, éste tiene impactos socioambientales como la deforestación de otras especies autóctonas, contaminación por el uso de pesticidas y plaguicidas, disminución de los polinizadores por el uso de insecticidas y problemas de disponibilidad de agua, como la crisis hídrica que tuvo lugar en Chile.

Cómo plantar aguacate: a partir de semilla o árbol injertado de aguacate

La reproducción del aguacate se puede llevar a cabo por semilla o por injerto. Por tanto, para cultivar aguacate podemos germinar y plantar la semilla de su fruto o comprar un árbol de aguacate injertado y plantarlo en nuestro huerto o jardín.

Cabe indicar que la propagación por semilla no es recomendable para plantaciones comerciales. Como experimento está bien, puesto que veremos todo el proceso desde que sale la raíz hasta las primeras hojitas, pero debemos tener infinita paciencia si vamos a esperar que ese árbol de fruto. Si queremos cultivar un árbol de aguacate para obtener sus frutos, es mejor comprar un árbol injertado en un vivero. La propagación por injerto es el método más apropiado para reproducir las variedades seleccionadas para cultivo comercial, ya que los árboles injertados son uniformes en cuanto a la calidad, forma y tamaño de la fruta.

Y en cuanto a cuándo es la mejor época para plantar aguacate, si vas a plantar y germinar tu aguacate en maceta en el interior, no tiene mucha importancia, dado que tú podrás controlar la temperatura a la que la planta está sujeta. Sin embargo, cuando se trata de plantar directamente fuera o de trasplantar un árbol pequeño, lo ideal es hacerlo entre finales de primavera y principios de verano, aproximadamente entre marzo y junio en el hemisferio norte. Si lo haces en invierno, es probable que tu aguacatero joven no sobreviva a las temperaturas bajas, mientras que, si esperas al verano, puede que tu árbol no sea capaz de absorber el agua lo suficientemente bien por su corta edad y se seque.

plantar aguacate

A continuación, os explicamos cómo cultivar aguacate en maceta, tanto sembrando su semilla, como el trasplante del árbol injertado que hayamos comprado. En ambos casos, al final podremos trasplantar nuestro aguacatero a nuestro huerto o jardín, cuando éste haya alcanzado el tamaño apropiado.

Cómo plantar un hueso de aguacate, pepa o semilla de palta

Plantar un aguacate desde el propio hueso es un proceso más largo, pero que sin duda tiene mucho encanto. Antes de ver cómo plantar aguacate de semilla para cultivar aguacate o palta, debemos aprender cómo sembrar aguacate y cómo germinar aguacate semilla o hueso. Así pues, los pasos a seguir para sembrar, germinar y plantar aguacate partiendo de su semilla son los siguientes:

  • En primer lugar, debemos disponer de semillas de aguacate compradas o extraerlas de un fruto de aguacate. Éstas deben provenir de frutas sanas, de buen tamaño, cosechadas directamente del árbol. Su viabilidad dura hasta tres semanas después de ser extraída de la fruta. Para extraer la semilla del fruto, cortamos el aguacate con cuidado, metiendo el cuchillo en la fruta a una profundidad de ½ pulgada, cortamos alrededor de todo el aguacate, y luego giramos las dos mitades en direcciones opuestas para abrirlo. Por último, quitamos la pepa con cuidado.
  • A continuación, debemos limpiar y lavar bien la semilla con agua, pero teniendo cuidado de no retirar su cubierta fina.
  • Pinchamos la semilla con 3-4 palillos de dientes que servirán para su sujeción. Así, tomando la pepa por el lado “angosto”, con la punta hacia arriba, enterramos cuatro palillos en el medio en intervalos iguales, lo suficiente como para tener un ajuste firme.
  • Llenamos un vaso de cristal de agua y colocamos en él la semilla de aguacate, con su punta hacia arriba, de modo que quede solo sumergida su parte inferior y se mantenga sujeta al borde del vaso por los palillos.
  • Dejamos el vaso con la pepa en un lugar templado y sin molestias, cerca de una ventana o cualquier otra área bien iluminada, pero sin sol directo y alejada del frío.
  • Debemos cambiar el agua cada 3-5 días para evitar la aparición de hongos y que se pudra.
  • La semilla del aguacate tarda un tiempo para germinar. En unas 3 semanas aprox., deberíamos ver como la capa externa y oscura de la semilla se va secando y arrugando, hasta acabar cayendo. Después de otras semanas, ésta se abrirá, tanto por arriba como por abajo, y veremos aparecer la raíz principal.
  • Dejamos que la pepa del aguacate siga estableciendo sus raíces. Una vez que el tallo haya crecido y alcanzado unos 15 centímetros, lo cortamos dejando 7 cm, de esta forma, el tallo se hará más fuerte, crecerán más raíces y aparecerán las hojas. Cuando esto ocurra, es momento de pasar la planta a una maceta.
  • El siguiente paso para plantar aguacate en maceta, es escoger el tamaño de la misma. Primero, lo podemos poner en una maceta de 5 litros y luego pasarlo a una de 30L. Otro asunto vital es asegurarse que la maceta contenga uno o varios pequeños agujeros para que el agua salga, para evitar su encharcamiento.
  • Ahora, preparamos el sustrato de dicha maceta para cultivar el aguacate. Es recomendable hacer una mezcla de turba, fibra de coco para plantas, humus de lombriz a partes iguales, y finalmente, aportar unos cuantos puñados de perlita para que airee bien la mezcla. Una vez que la tierra esté preparada, haz un hueco pequeño lo suficientemente hondo para acomodar las raíces y la pepa del aguacate.
  • Sacamos los palillos del hueso de aguacate y colocamos la planta en el hueco de la maceta. Se debe enterrar hasta la parte donde comienzan las raíces, procurando que quede sin cubrir la mitad de la semilla. Esto asegura que la base del tallo del vástago no se pudra bajo la tierra. Juntamos la tierra ligeramente alrededor de la pepa de aguacate.
  • Elige un lugar para la maceta de aguacate, pero deberás cambiarla de sitio según los cambios de clima.
  • Riega periódicamente el aguacate, pero no lo ahogues. Observa sus hojas: si se ponen marrón café en las puntas, el árbol necesita más agua, mientras que si se ponen amarillas, quiere decir que necesita menos agua.
  • Continua el cuidado de tu planta de aguacate. Observa constantemente la planta y corta las hojas cada vez que el tallo pase de los 15 centímetros. Si lo podas cada crecida de 15 cm nuevos, notarás que el árbol se vuelve más vigoroso.
  • Cuando alcance el metro de altura, es hora de hacerle un injerto proveniente de un árbol ya productor, en caso de que desees que tenga frutos, así como lo puedes pasar a una maceta más grande o a un huerto o jardín.

sembrar y plantar semilla de aguacate

Germinación de semilla de aguacate en tierra

Algunos productores consideran que la colocación de la semilla en agua para germinar corre el riesgo de producir un árbol alto, con ramas largas que no da fruto. Por lo que también es posible colocar la semilla en el suelo sin sumergirla primero. Para ello:

  • Localiza el extremo puntiagudo de la semilla de aguacate (la parte superior) y realiza un corte en un tramo de una cuarta parte del largo total, para ayudar así a la salida del brote.
  • Elige una localidad para la siembra. Limpia el césped o cualquier otra cosa que esté ahí, para estar listo para la siembra. Si es posible, planta dos árboles, como si fueras una empresa.
  • Haz un hoyo, como en el caso anterior, en la tierra de la maceta y coloca en él la semilla sobre su extremo ancho y plano, de modo que la parte cortada quede hacia arriba. Utiliza las manos para amontonar la tierra suelta alrededor de la semilla.
  • Las semillas empiezan a brotar aproximadamente treinta días después de sembradas.
  • Riega, poda y vigila tu pequeño árbol de aguacate.
  • Fertiliza después de ver la planta por encima del suelo. No lo hagas antes o el sistema radicular dejará de formarse adecuadamente.
  • En unos 3- 4 años aprox., el árbol dará frutos.

cultivar aguacate semilla

Plantar árbol aguacate injertado

Si deseas que tu aguacate planta dé frutos, tanto para consumo propio como para fines comerciales, es recomendable que vayas a comprar aguacate árbol a un vivero, donde tendrán árboles de aguacate que ya estén injertados, ya que las plantas injertadas tienen más posibilidades de dar fruto.

A veces se puede conseguir aguacate comprar online. En Internet se pueden encontrar plantones de aguacate, así como comprar aguacate hass fácilmente.

Si vas a dedicar el cultivo con fines productivos, debes elegir bien las variedades de aguacate, en función de las características finales del producto, el clima o el tipo de suelo.

Con respecto a cuándo plantar aguacate árbol, los aguacateros estarán listos para la plantación entre los cuatro y seis meses después de que fue injertado, siendo la mejor época para plantar aguacate la primavera. Si se hace el trasplante en verano, hay riesgo de que la planta se deshidrate, y si se hace en otoño, los brotes se morirán con el frío del invierno.

Para grandes extensiones existen varios sistemas de plantación: el cuadrado, que puede ser 8 x 8 con 156 plantas en una hectárea, 9 x 9 m con 123 plantas, o 10 x 10 con 100 plantas; y el tresbolillo, que puede ser 8 x 8 con 180 plantas, 9 x 9 con 142 plantas, y 10 x 10 con 115 plantas.

plantar aguacate árbol injertado

Para plantar y cultivar aguacate escoge un sitio en tu terraza o jardín donde goces de horas de sol, pero protegido del viento, para ello puedes utilizar una malla. En cuanto a la tierra, debes asegurarte de que ésta tenga nutrientes. Puedes plantar aguacate en maceta grande o directamente en el suelo de tu huerto o jardín.

La preparación del terreno depende de la topografía y de la vegetación existente. Si el terreno es plano y ha sido cultivado previamente, no necesita preparación, sólo se marca y se hacen hoyos con 60 cm de diámetro y 50-60 cm de profundidad. Si es plano, pero tiene malas hierbas, debe aplicar previamente algún herbicida y posteriormente arar y rastrear. Y si el terreno es muy duro porque nunca se ha plantado nada con anterioridad, es importante romper las capas del suelo duras para facilitar el drenaje y el aire en la tierra. Asimismo, es conveniente construir zanjas siguiendo las curvas de nivel para la protección del suelo. También se puede hacer el marcaje para siembra en curvas de nivel para aprovechar las líneas como obras de conservación de suelos.

Para plantar el árbol aguacate, haz un agujero en el sustrato lo suficientemente ancho y profundo como para que quepan las raíces bien. Si ves que las raíces de la planta están muy enredadas, si puedes desenredar algunas impulsará su crecimiento. También es importante que el tallo no quede demasiado enterrado porque, al ser sensible a la humedad, podría pudrirse.

Echa sustrato sobre las raíces y la base del tallo, es recomendable utilizar un compost orgánico. Asegúrate de juntar y apretar un poco la tierra alrededor de la base del tallo para afianzar la planta. Ésta debe quedar unos 2 cm debajo del suelo.

Riega y cuida tu aguacate árbol con los consejos del siguiente apartado.

hoyo plantar aguacate árbol en tierra

Cuidados del aguacate. Cómo cuidar una planta de aguacate

A continuación, os damos consejos para cómo cuidar un árbol de aguacate, tanto cuidados del aguacate en maceta como aguacate árbol cuidados en el jardín o huerto.

Control de la temperatura

A la hora de cultivar aguacate es importante saber que el rango óptimo de temperatura para la palta suele estar entre 20 y 30ºC por el día y entre 10 y 20ºC por la noche, aunque hay variedades algo tolerantes a bajas temperaturas. Adicionalmente, en sus primeras etapas de vida es más sensible de lo normal, debiendo evitar el frío y el Sol directo intenso. Para ello, si hace frío podemos utilizar mantas térmicas para aislar los árboles, y si hace calor, podemos colocar una malla de sombreado, así como los árboles adultos fuertemente podados se pueden encalar, es decir se pintan las ramas y el tronco con una cal de color claro mezclada con un fungicida.

Asimismo, también debemos prestar atención al viento. En caso de carecer de protección natural, podemos establecer una barrera cortavientos antes de la plantación o colocarle un tutor.

Si tenemos el aguacate en maceta, lo tenemos más fácil, basta con cambiarlo de sitio para protegerlo del frío, sol intenso o viento.

aguacate árbol con cubierta anti frio y viento

Control de malas hierbas

En el campo, hay que mantener despejada de malas hierbas la zona de alrededor del tronco. Esto es importante para casi todos los árboles, pero especialmente para los que tienen la mayor parte de sus raíces en los primeros centímetros del suelo, como ocurre con el aguacate.

Para ello, se lleva a cabo lo que se conoce como “plateo”, lo cual consiste en cavar superficialmente la tierra en un círculo (al menos del mismo tamaño que la copa del árbol) alrededor del tronco. Es importante que se cave superficialmente para no dañar las raíces del aguacate, sobre todo si se hace con una herramienta cortante. Se puede emplear un cincel o cultivador de mano para mejorar el trabajo, realizando movimientos radiales, desde el tronco hacia el exterior, reduciendo la rotura de raíces, ya que el movimiento será paralelo a éstas.

Esta operación, permite, además de retirar las “malas hierbas”, airear y soltar la tierra, ayudando a que las nuevas raíces la exploren con más facilidad. Además, facilita la incorporación de los abonos y la infiltración del agua de riego.

Un paso más allá, sería agregar en el “plato” mulching orgánico (serrín, paja, corteza de pino, etc.) o inorgánico (piedras, arena, malla anti hierbas, etc.).

No obstante, cuando el árbol está implantado (2-3 años), ya podemos ir dejando que el suelo se cubra de la flora autóctona, ya que así conseguiremos menos evaporación del agua (hay mayor retención), una mejor estructura del suelo, y un refugio para los polinizadores.

plateo de aguacate

Riego del aguacate

En caso de plantar aguacate en casa en maceta, tanto ésta como el sustrato deben tener un buen drenaje, para así poder regar aguacate en cantidad (pero sin encharcar, cuidado con esto porque el aguacate no lo telera), siempre y cuando sea necesario. Si hace calor, riégalo con más frecuencia. Siempre hay que mantener el sustrato húmedo. Es mejor regarlo con mucha frecuencia y en poca cantidad que al revés: grandes riegos pueden encharcar y perjudicar tu aguacate.

En el huerto o finca, durante el primer año de los árboles, la plantación debe contar con suficiente agua para riego durante la estación seca, de manera que los árboles reciban la cantidad adecuada para que alcancen un buen desarrollo, que será determinante en el futuro del cultivo. Aquí, la mejor forma de regar tu planta de aguacate es mediante riego por goteo o riego localizado y hacerlo a menudo. En el caso que no vivamos en el lugar donde cultivamos aguacate, es importante tener una pequeña instalación de riego, ya que tiene que recibir grandes cantidades de agua, pero deben ser repartidas en el tiempo. El 80% del éxito del aguacate depende de una correcta gestión del riego.

riego de aguacate

Fertilización o Abono

En cuanto al suelo, para cultivar aguacate es importante que la tierra esté suelta para que drene con facilidad y permita que el árbol se desarrolle bien, especialmente en su etapa inicial, si se ha germinado desde semilla. No es recomendable mantener el suelo desnudo, ya que en estas condiciones está sujeto a la erosión; es mejor tener un cultivo de cobertura de plantas leguminosas entre los árboles, que por su aporte de nitrógeno resultan las mejores; en muchos casos se utilizan cubiertas de gramíneas de fácil manejo y poco crecimiento.

Con respecto a los nutrientes, es importante que al árbol de aguacate no le falten macro nutrientes como el nitrógeno, el calcio, el potasio, y tampoco micro nutrientes, cómo el hierro, boro, zinc y cobre. Para definir la cantidad de abono que puede suministrarse a una plantación de aguacate, debe realizarse un análisis del suelo antes de establecerla y aproximadamente cada tres años, además del análisis foliar, que es recomendable hacerlo cada año. Estos análisis, indicarán si los niveles de nutrientes en el suelo y en la planta son satisfactorios. No obstante, en términos generales, se pueden tomar como base para la fertilización del aguacate las siguientes sugerencias:

  • Por cada año de edad del árbol, un kilo de un fertilizante rico en nitrógeno y potasio, como el de la fórmula 18-5-15-6-2, repartido en tres aplicaciones, una a la entrada de las lluvias y las otras dos cada dos meses.
  • Cuando el árbol entra en producción, la fertilización nitrogenada debe incrementarse, ya que, en el período comprendido entre el inicio de la floración y la maduración del fruto, el árbol demanda la mayor cantidad de nitrógeno. Se recomienda un kilogramo de urea adicional a la dosis de la fórmula completa, 40 días después de la floración, si hay riego; si no, debe adicionarse en el inicio de la estación lluviosa.
  • También es recomendable aplicar microelementos como: cobre, zinc, manganeso y boro, una o dos veces al año.

Los fertilizantes suministrados se deben aplicar en surcos u hoyos paralelos a la línea de plantación, a 30 cm de profundidad y a 20 cm del gotero del árbol. Los fertilizantes nitrogenados se depositan en hoyos de menor profundidad o en la superficie distribuidos en círculo, en la zona de goteo del árbol en círculo.

Cabe señalar que, excepto en suelos poco permeables, en el resto es muy recomendable realizar la fertilización con abonos orgánicos, ya que además de contener todos los nutrientes y casi siempre de forma equilibrada, la materia orgánica aportada mejora la textura, la aireación, la retención de agua, la actividad microbiana del suelo y constituye una fuente de nutrientes a largo plazo.

Y si tenemos aguacate en maceta, lo ideal sería agregarle un compost orgánico o una capa de humus de lombriz por encima de la superficie, en primavera y verano.

Como cuidar aguacate, fertilizar aguacate en campo

Poda del aguacate

La poda promueve el crecimiento de ramas más fuertes y hojas más gruesas y grandes. Cuando el aguacate tenga unos 60 cm de altura, será el momento de despuntarlo en su primera poda, para así favorecer la ramificación y preparar una cosecha más sencilla.

En general, el aguacate no requiere ningún tamaño en particular. Sin embargo, es posible realizar un mantenimiento en primavera, con el fin de facilitar las labores de cosecha. Para ello, se deben podar las ramas de crecimiento vertical con altura excesiva, las ramas bajas o pegadas al suelo y los tallos débiles y enfermos.

Por otro lado, para el aguacate en macetas, se deben quitar regularmente las hojas secas y amarillas y detener el crecimiento en altura utilizando “pellizcos” o tijeras finas de poda, lo que promoverá la ramificación.

poda de aguacate

Enfermedades y plagas del aguacate

Finalmente, a la hora de cultivar aguacate, debemos prestar especial atención a la aparición de enfermedades y plagas en nuestros árboles aguacateros.

Las plagas son, habitualmente, insectos que atacan y dañan la planta de diversas formas, aunque en ocasiones puede tratarse también de animales mayores, como pequeños roedores. Las principales plagas del aguacate son: los áfidos, las cochinillas, la araña roja, trips y gorgojos. En España es común el ácaro cristalino.

Para luchar y evitar las plagas, es desaconsejable el uso de insecticidas, ya que eliminarían los enemigos naturales de éstas y también pueden afectar a los polinizadores. Para las arañas rojas, basta con rociar las hojas con agua. Las cochinillas se pueden tratar instalando mariquitas Cryptolaemus en la planta; mientras que el ácaro cristalino tiene diferentes enemigos naturales, fundamentalmente fitoseidos. Asimismo, en una tienda especializada podrás encontrar muchos productos poco dañinos que espanten a las plagas de insectos.

Y en cuanto a enfermedades del aguacate, las más importantes son las causadas por hongos, como los de la familia Botryospharea, que causan muerte regresiva de ramas; el hongo Colletotrichum gloesporoides, que causa la enfermedad Antracnosis que consiste en manchas y heridas deprimidas de color negro que aparecen en brotes jóvenes, frutos, flores y ramas por exceso de humedad y que pueden pudrir el árbol; el hongo Sphaceloma persea que provoca la Roña en tallos, hojas y frutos; y el hongo Phytophthora cinnamonicuyo desarrollo también se ve favorecido con excesos de humedad.

Otras enfermedades del aguacate son la “tristeza del agaucate”, la cual afecta a las raíces de la planta, provocando que las ramas altas se sequen y las hojas pierdan su tono verde y capacidad de fotosíntesis, así como los frutos se vuelven pequeños y el árbol puede acabar muriendo; y el “anillamiento del pedúnculo”, lo cual consiste en la aparición de una lesión en forma de anillo por encima del punto de unión del fruto con el pedúnculo, y se trata de un problema muy serio, porque puede provocar la caída prematura de un gran número de frutos, ocasionando grandes pérdidas.

plagas y enfermedades del aguacate

Injerto aguacate. Cómo injertar aguacate

Como venimos viendo, el aguacate es una especie de ciclo de vida lento, que habitualmente tarda hasta 10 años en empezar a dar frutos. Por este motivo, su método de reproducción más habitual para fines comerciales es el injerto, el cual tiene la capacidad de estimular su crecimiento y fructificación, haciendo que en solo dos o tres años pueda tener ya una buena producción de frutos.

Un injerto es una técnica que consiste en la unión de dos plantas, de modo que el tallo de una determinada variedad (injerto), en este caso de aguacate, se une con el de otra variedad adecuada para hacer de patrón, pie o portainjertos. De esta forma, se consigue una planta perfectamente adaptada, productiva y resistente que nos dará un fruto reconocible: la variedad injertada. En el aguacate se suele hacer injerto aguacate hass.

Elegir el mejor momento a la hora de realizar un injerto resulta vital, ya que es necesario que las plantas se encuentren en un estado de crecimiento activo para que se unan de forma adecuada. En el caso del aguacate, la mejor estación suele ser la primavera, de forma que el injerto crezca durante todo el periodo cálido hasta la llegada del otoño. Y respecto a la temperatura, lo ideal es que esté entre 15ºC y 30ºC.

En un vivero puede que te hagan ellos el injerto de aguacate si les llevas tu aguacatero. Pero si te ves capaz, aquí te explicamos cómo hacer un injerto aguacate adulto. Antes de nada, indicar que existen varios tipos de injertos, como el de enchapado lateral, el de cuña o púa y el de yema en T; todos ellos los podremos realizar en el aguacate, pero los más exitosos son el de yema en T y el de enchapado lateral, los cuales te explicamos a continuación.

En primer lugar, para realizar un injerto de aguacate necesitaremos:

Asimismo, es importante hacer el injerto en un lugar fresco y aireado, para lograr una buena unión vascular entre el patrón y el injerto; y hay que desinfectar bien las herramientas a utilizar antes de la operación.

Injerto de yema en T en aguacate:

  1. Con un cuchillo o navaja, realiza un corte en forma de T en la superficie del portainjerto o patrón a unos 20-30cm de altura, de 2,5cm verticalmente y 1/3 horizontalmente del diámetro del árbol, en una rama o tallo sin yemas.
  2. Donde los dos segmentos de la T se unen, haz algo de juego con los dedos o la herramienta de corte para levantar la corteza superficial y dejar visible la capa verde interior.
  3. Haz un corte diagonal a aproximadamente 2 cm de distancia del inicio de la yema al injerto.
  4. Introduce el injerto entre los pliegues de corteza levantada en el centro del corte en forma de T. Presta especial atención a que tanto el injerto como el portainjerto estén completamente limpios y libres de materia extraña.
  5. Cubre la herida con la propia corteza del patrón, y rodea la zona del injerto con el plástico o cinta elástica, para mantener firmemente, aunque con cuidado de no cubrir la yema ni apretarla demasiado.
  6. En aproximadamente un mes o dos, deberías poder retirar la cinta sin peligro de que el esqueje se mueva. La yema debería tener un aspecto saludable y empezar a desarrollarse enseguida. Si parece demasiado seca, lo más probable es que el injerto no haya tenido éxito.
  7. Después, se empieza a eliminar la parte superior del patrón. Esto se va haciendo paulatinamente hasta llegar al injerto. El corte debe ser hecho a bisel y cubierto con un fungicida a base de cobre.

Injerto aguacate en maceta o campo

Injerto de Enchapado lateral

Este tipo de injerto se puede aplicar tanto en árboles jóvenes como en árboles de mayor edad. Sus pasos a seguir son:

  1. Haz un corte de unos 3 cm en donde queremos injertar y, a mitad del corte, se le hace una incisión hacía adentro y hacía abajo. Esto servirá para que el injerto quede enganchado.
  2. Corta el extremo del injerto de manera inclinada para poderlo poner en el lateral del árbol patrón, y a mitad del corte del injerto, se hace otra incisión en dirección opuesta al corte que hicimos en la rama del patrón, de tal manera que al colocar el injerto en el patrón quede encajada.
  3. Para finalizar, con la cinta de injertos cubrimos el injerto de forma firme, para evitar que se pudra por contacto con agua.
  4. En un mes ya debería estar el injerto bien unido y se podría retirar el plástico.

Y en cuanto a los cuidados para un aguacate injertado, tenemos que:

  • Los primeros días tras el injerto, la planta se encuentra más sensible y es mejor evitar que el esqueje reciba luz solar de gran intensidad directa o durante muchas horas.
  • Se debe evitar mojar la zona del injerto al regar para evitar que se pudra.
  • Tras el injerto, los cuidados serán los habituales de los dos árboles, es decir del árbol de aguacate y del árbol que le esté haciendo de patrón, y que ya vimos antes.

Recolección de aguacate. Cómo recoger aguacates del árbol

Normalmente, la primera cosecha comercial ocurre a los cinco años en árboles injertados y la cantidad de frutos producidos depende de la variedad y la atención que haya recibido la planta en su desarrollo. A los cinco años, generalmente se cosechan cincuenta frutos; a los seis años, ciento cincuenta frutos; a los siete años, trescientos frutos y ochocientos a los ocho años. Algunas variedades como Hass, Fuerte y otras de fruto pequeño, pueden producir entre 1.000 y 1.500 frutos a los diez años.

La época de recolección aguacate fluctúa en función de la variedad, yendo desde octubre a julio. Las variedades de piel lisa Bacon, Zutano y Fuerte, se recolectan de octubre a enero; mientras que la variedad de piel rugosa Hass y Lamb Hass, se recolecta de diciembre a Julio.

El grado óptimo de madurez del fruto para realizar la recolección, es difícil de determinar por la diversidad de variedades y ambientes, por las variaciones en la duración de período de floración y por las diferencias en el contenido de aceites que se van acumulando durante la maduración del fruto. El criterio de madurez que ha prevalecido ha sido el basado en el contenido de grasa en el fruto. No obstante, la fruta se debe recolectar estando verde, pero faltando poco tiempo para madurar.

Generalmente, la recolección se hace a mano utilizando una escalera, cortando el pedúnculo por encima de la inserción con el fruto. Sin embargo, para acelerar un poco el proceso, también se pueden usar herramientas para recoger aguacate, como las que se utilizan para otros árboles frutales.

recoger aguacates, recolección del aguacate, cosechar palta

Maduración del aguacate. Cómo madurar un aguacate rápido

La maduración del aguacate natural no tiene lugar hasta que éste se separa del árbol. Como se recolecta antes de que esto ocurra, en la mayoría de casos, llega a los comercios todavía verde y acaba de madurar en casa. No obstante, el fruto del aguacate es climatérico, es decir, presenta la capacidad de continuar su maduración aún separado del árbol.

El proceso de maduración del aguacate es muy rápido. Por eso, la exportación y comercialización de este fruto es una tarea que debe estar en manos expertas. Las empresas reconocidas en el cultivo del aguacate para la exportación, utilizan avanzadas técnicas y tecnologías de recolección, y también después de la recolección, que consiguen evitar el maltrato del producto.

La temperatura ideal para madurar aguacates es de 15 a 20ºC. El tratamiento con etileno adelanta la maduración en 3 a 6 días; la dosis es de 100 ppm a 20ºC durante 12 a 72 horas. Las cámaras de maduración con adecuadas condiciones de temperatura, etileno y humedad relativa, permiten obtener frutos con un estado de madurez parejo, siempre y cuando el estado inicial del fruto haya sido el adecuado.

Sin embargo, si quieres acelerar la maduración de tus aguacates debes dejarlo en un lugar oscuro a esas temperaturas, en una bolsa de papel junto a una manzana o un plátano, ya que estas frutas son ricas en etileno y se lo pasarán a los aguacates por su simple contacto. Nunca metas los aguacates en la nevera antes de que maduren, ya que el frío los daña e impide su maduración.

Otro truco para acelerar la maduración de aguacate es llenar un recipiente con harina e introducir y cubrir el aguacate por completo. Se producirán así emisiones de etileno más abundantes y esto acelerará también la maduración. Pero si necesitas madurar un aguacate de forma inmediata, puedes hacer lo siguiente:

  1. Con la punta de un cuchillo realizamos unos pequeños cortes superficiales sobre la piel del aguacate. Con esto favorecemos la producción de etileno, fundamental para acelerar el proceso de maduración.
  2. Precalentamos el horno a 150ºC. Envolvemos los aguacates en papel de aluminio y los ponemos en la bandeja del horno durante 5-10 minutos, dependiendo del grado de madurez del aguacate o palta.
  3. Apagamos el horno y los dejamos reposar dentro durante cinco minutos más.
  4. Luego los dejamos reposar a temperatura ambiente y, una vez se enfríen, los introducimos en el frigorífico.

cultivar aguacate, maduracion de aguacate

Y ¿cómo saber si el aguacate está maduro? Para esto hay varias formas. Una de ellas es tocándolo: el aguacate está en su punto si cede a una suave presión con los dedos. Otra forma de saberlo, es sacudiéndolo suavemente: si se nota el hueso agitándose en el interior significa que está listo para comer. Y otra sería retirando el tallo duro que tiene en un extremo: si al hacerlo se ve la carne amarilla, el aguacate está en su punto, si se ve marrón, está demasiado maduro, y si se ve verde, todavía no está maduro.

Conservación del aguacate. Cómo conservar aguacate abierto en casa

Dado que el fruto del aguacate tiene una actividad respiratoria muy intensa después de recolectado, su almacenamiento por períodos largos se hace difícil, ya que esta característica conlleva una intensa actividad microbiana y una fuerte disminución del contenido de agua en el fruto. La magnitud de la respiración del fruto depende de las variedades, grado de madurez y de las condiciones ambientales de la zona y del almacenamiento. Por esta razón, la conservación de los frutos de aguacate destinados a la exportación, se realiza en cámaras o almacenes con atmósfera controlada.

En casa, una vez maduro, se puede conservar aguacate en la nevera, entero, durante una semana. Además, el aguacate también se puede congelar, aunque es importante señalar que cuando se descongela, el sabor se mantiene, pero la textura cambia ligeramente. En este caso, si congelas un aguacate te recomendamos consumirlo para la elaboración de alguna receta de aguacate como guacamole.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que, como ocurre en otras frutas, al cortarlo, el aguacate se oxida y se pone marrón enseguida. Para evitar esto, es importante dejar la parte que no se vaya a consumir con el hueso, ya que éste impedirá que la parte en contacto se mantenga sin oxidación. Pero si quieres conservar aguacate abierto por más tiempo, puedes echarle un poco de limón exprimido, lima o vinagre blanco. También puedes envolver la mitad que no vayas a consumir en film transparente bien cubierto y aislado, y meterlo en la nevera, o en un recipiente hermético y con su hueso. Otra idea efectiva es introducir el aguacate en una bolsa zip junto a un cuarto de cebolla en la nevera o frigorífico. Con estos trucos, podremos conservar aguacate un par de días más.

Finalmente, esperamos que este artículo sobre el cultivo del aguacate os haya sido útil o parecido interesante y os haya motivado a empezar a cultivar aguacate o palta por vuestra cuenta, siempre de forma respetuosa y ecológica.

Fuentes: Jardiland, Campo de Benamayor, infoAgro.com, La Huertina de Toni, Reyes Gutiérrez frutas tropicales, wikiHow, Ecología Verde, JardineriaOn, MundoHuerto.com

Cómo cultivar aguacate en casa. Guía completa sobre el cultivo de aguacate, desde su plantación hasta su recolección y consumo
Nombre del artículo
Cómo cultivar aguacate en casa. Guía completa sobre el cultivo de aguacate, desde su plantación hasta su recolección y consumo
Descripción
El aguacate fruto está siendo muy demandado y su precio es bastante elevado, por lo que si sois fanáticos de la palta y os gustaría tener vuestros propios aguacates para consumir o vender, en este artículo os explicamos todo sobre el cultivo del aguacate: cómo se planta, tanto desde semilla como desde un árbol injertado, cómo injertar aguacate, qué cuidados necesita la palta, cómo y cuándo se recoge el fruto del árbol, su maduración y conservación para consumir; vamos, una guía completa para que cultivar aguacate en casa te resulte fácil.
Autor
Web
Greenteach
Logo

2 Replies to “Cómo cultivar aguacate en casa. Guía completa sobre el cultivo de aguacate, desde su plantación hasta su recolección y consumo”

  1. Ander dice:

    Super interesante tu artículo! me comentó el chico de https://tiendadefruta.com que era muy importante elegir una buena semilla adaptada a tu clima, me habló de que si era muy frío tendría que optar por Zutano y que si el agua tenía mucha sal lo mejor era evitar patrones antillanos. El tema de los injertos es apasionante, me encantaría tener aguacateros con distintas variedades pero creo que en mi clima no se darán

    1. Hola Andrés, me alegra que te haya gustado mi artículo. Claro, así es, escoger las semillas o plantas de aguacate según nuestro clima y condiciones antes es básico para conseguir los resultados esperados de desarrollo, frutos, etc.
      Muchas gracias por tu visita, un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.