Home » Noticias » Kea, un tipo de loro que entiende estadística y probabilidad como los bebés y simios
loro que entiende esatdistica portada

En Nueva Zelanda, hay un tipo de loro que entiende estadística, tomando decisiones en función de las probabilidades de obtener una recompensa o beneficio, según un estudio publicado recientemente en la revista científica Nature Communications, el cual forma parte del primer informe sobre la estadística inferencial detectada en un animal que no pertenece a los simios.

Este tipo de loro que entiende estadística, se llama Kea (Nestor notabilis (Gould, 1856)), un nombre que hace referencia al sonido de su canto de reclamo, y es endémico de Nueva Zelanda. Estos loros, han mostrado ser las únicas aves capaces de hacer cálculo de probabilidades y aplicar sus conclusiones. En concreto, de emplear la estadística inferencial o inferencia estadística, una rama de la estadística encargada de hacer deducciones o inferir propiedades, conclusiones y tendencias, a partir de una muestra de un conjunto.

Para realizar el estudio, primeramente, Amalia Bastos y Alex Taylor, autores de este curioso trabajo, entrenaron a seis loros Kea, llamados Blofeld, Bruce, Loki, Neo, Plankton y Taz, para que asociaran fichas de color negro con una recompensa de comida, y fichas de color naranja con ausencia de recompensa.

Después, los científicos llenaron dos tarros transparentes con distintos porcentajes de fichas negras y naranjas, para dar a elegir a los loros en el interior de puños cerrados, entre los objetos extraídos de uno y otro bote. Tras esto, el loro que entiende estadística, prefirió el puño que, sin haber visto el objeto de su interior, había extraído la ficha del tarro con una mayor proporción de fichas negras, es decir, mostraba predilección por el que más probabilidades les ofrecía de conseguir una recompensa, lo que indicaba que empleaba el cálculo de probabilidades para la toma de decisiones.

experimentos loros Kea

En una segunda prueba, participaban dos experimentadores extrayendo fichas de los botes, y en este caso, el loro que entiende estadística, escogía siempre a la persona que tendía a ofrecer una fracción más elevada de fichas negras premiadas.

Así, los loros Kea, son capaces de predecir sus probabilidades de obtener una recompensa o quedarse sin ella, tras observar distintas clases de pistas, y obrar en consecuencia en busca de su premio. La capacidad de recoger datos de diversa procedencia e integrarlos en una predicción es importante, porque revela una clase de inteligencia que los expertos denominan de dominio general, es decir, no limitada a un ámbito específico.

Amalia Bastos compara esta conducta con lo que hacemos los humanos cuando, por ejemplo, jugamos al póker: «Puedes intentar adivinar qué carta tiene tu oponente al combinar información sobre probabilidad (sabes qué cartas no puede tener de ningún modo porque las estás sosteniendo en tu mano), con información social (quizá seas capaz de saber si está mintiendo o no)», explica la investigadora.

Este tipo de loro que entiende estadística, ha demostrado habilidad cognitiva de gran nivel, pero, además, muchos de los ejemplares estudiados, presentan lo que se podría denominar “personalidad” o rasgos y actitudes diferenciados del resto de miembros de su propia especie. “Cada individuo Kea tiene sus propias preferencias e idiosincrasias extravagantes sobre las que aprendemos cuando trabajamos con ellos. Son curiosos y nada tímidos, lo que los hace muy fáciles de trabajar. Definitivamente me han engañado en más de una ocasión”, ha explicado con admiración Amalia Bastos.

loro que entiende estadistica

De todas formas, Bastos y su equipo de investigación, no están seguros de qué ventaja evolutiva le otorga la capacidad de reconocer la probabilidad. En cualquier caso, durante mucho tiempo los humanos hemos creído que la utilización de cálculo de probabilidades en la vida diaria, es una habilidad exclusiva de nuestra especie o, como mucho, de otros primates.

De hecho, el modo en que estas aves resolvieron las pruebas es similar al que, frente a experimentos similares, han mostrado tanto los bebés como algunas especies de homínidos, entre ellas los chimpancés y los orangutanes, mientras que otros primates, en concreto los monos capuchinos, fallan en el intento.

«Hoy no está claro cómo los niños, los simios y los Kea de este estudio, extraen información estadística», admiten los investigadores. «Pero esto no disminuye el valor de estos resultados. De un modo u otro, lo cierto es que los loros, como los humanos en la infancia y otros primates, se muestran capaces de tomar esa clase de decisiones, por lo que un área clave para futuros trabajos será determinar exactamente cómo».

Asimismo, comprobar la existencia de esta clase de cognición en especies tan distintas a los homínidos, arroja pistas sobre la historia evolutiva del pensamiento estadístico, según destacan los investigadores. Por un lado, parece que la inteligencia de dominio general, debió evolucionar de forma independiente en los homínidos y los loros estudiados. No se trataría, entonces, de un evento único en la historia natural. Y por otro lado, esta clase de inteligencia, no depende de una estructura cerebral concreta, dado que la nuestra y la de las aves difiere enormemente; lo que también podría resultar valioso en el desarrollo de inteligencia artificial, ya que refuerza la idea de que fabricar máquinas con una inteligencia general, no limitada a un dominio concreto, no requiere necesariamente imitar la corteza cerebral de los mamíferos.

Fuentes: El Mundo y La Vanguardia

[Total: 1   Promedio: 4/5]
Descripción
En Nueva Zelanda, el Kea se trata de un tipo de loro que entiende estadística, tomando decisiones en función de las probabilidades de obtener una recompensa.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.