Home » Noticias » Secuestro de carbono en el suelo para mantener la producción agrícola y mejorar el medio ambiente
secuestro de carbono

Las prácticas agrícolas extensivas y/o industriales han sido, durante mucho tiempo, las que mejor rendimiento han dado en el campo. Sin embargo, estas prácticas basan su funcionamiento en exprimir la fertilidad del suelo y utilizar fertilizantes químicos para intentar mantenerla hasta que el suelo se vuelve estéril. Algunos de los problemas más críticos de las últimas décadas, como el cambio climático o el incesante aumento de la población mundial, hacen que la agricultura necesite cambiar de enfoque. La agricultura de precisión es la respuesta a esa necesidad de cambio hacia técnicas sostenibles, y uno de los procesos que favorecen el mantenimiento de la fertilidad física y química del suelo, es el secuestro de carbono.

¿Qué es el secuestro de carbono?

Se considera secuestro de carbono al proceso de almacenar el carbono atmosférico en el suelo por medio de ciertas técnicas agrícolas, como la reducción de la labranza, la reforestación o el uso de determinadas plantas que realizan esta función, como cultivo intercalado entre hileras del cultivo comercial.

Este proceso tiene una ventaja doble, pues no solo aumenta la fertilidad del suelo otorgando más nutrientes a las plantas y potenciando su rendimiento, sino que también elimina parte del dióxido de carbono que se encuentra en el aire y que está relacionado de forma directa con el aumento global de la temperatura. El carbono existente en la atmósfera no puede ser aprovechado por las plantas para hacer la fotosíntesis, de ahí que sea necesario convertirlo y guardarlo en la tierra para que las plantas puedan disponer de él cuando lo necesiten.

Efecto en la agricultura

Hay una gran preocupación por el efecto del cambio climático en la agricultura, pero las técnicas más tradicionales y extensivas contribuyen al propio cambio climático con su aportación de gases de efecto invernadero. La mejora de las prácticas agrícolas, sustituyendo las antiguas e ineficientes por otras sostenibles, ayudaría a mitigar el cambio climático, reduciendo las emisiones de la agricultura.

En ese sentido, el secuestro de carbono garantiza que el suelo no se degrade hasta tal punto que sea inservible, lo que en el pasado ha llevado a la tala de bosques para aumentar el espacio donde cosechar, con la correspondiente pérdida de biodiversidad.

Si bien los suelos agrícolas son el mayor depósito de carbono del planeta, tienen capacidad para almacenar más cantidad y de forma más efectiva. De acuerdo con la FAO, los suelos podrían secuestrar más del 10% de las emisiones antropogénicas si se aprovechasen al máximo para esta labor.

agricultura extension

Métodos para incrementar la cantidad de carbono orgánico

Algunas prácticas y conceptos abogan por aumentar la cantidad de carbono orgánico de modo que se evite cualquier pérdida de fertilidad del suelo. La reducción de la labranza (o directamente la no labranza) consigue que el carbono en el suelo no se pierda, ya que, de lo contrario, al remover las capas que conforman el suelo, se libera el carbono, además de perjudicar a los organismos que en él habitan.

La conversión de tierras no aptas para cultivos aledañas con plantaciones de árboles perennes, es otra forma de aumentar la cantidad de carbono del que dispondrán los cultivos. Asimismo, el uso de cultivos de cobertura especializados en capturar el carbono atmosférico y transformarlo, es otra técnica comúnmente utilizada para este propósito.

Cartografía de la salud del suelo con datos de satélite

Por otro lado, la teledetección es una herramienta muy útil para conocer la salud del suelo y monitorizar elementos encima de él, como podría ser el caso de los cultivos. Realizar testeos físicos del suelo es una actividad muy costosa en tiempo y recursos que exige de muestras en distintos puntos del terreno. Además, a la hora de cultivar, no solo es importante tener buenas condiciones en las capas superficiales del suelo, también en la zona radicular.

Para realizar esto, existen diferentes herramientas, como radares activos y pasivos, LIDAR o imágenes multiespectrales o espectroscopia. Hay que tener en cuenta que las imágenes multiespectrales por sí solas no son muy útiles y requieren de índices de vegetación para obtener la mayor parte de las características del suelo, tales como textura, salinidad, contenido mineral, etc. La mejor de estas opciones es el radar activo, que, en algunos satélites, obtiene datos con una escala de 30 metros.

En resumen, no existe una solución mágica para revertir el cambio climático, por ello la humanidad debe buscar distintas acciones para reducir sus efectos. La transformación de la agricultura en una sostenible y regenerativa no solo forma parte de dichas acciones, además elimina ciertas barreras socioeconómicas, permitiendo que gente con menos recursos también pueda optar a cultivar sus propias plantas. En el ámbito de la agricultura de precisión, es clave saber cómo recuperar la fertilidad del suelo perdida y mantener e incrementar la existente sin hacer uso de productos químicos. Para ello, el secuestro de carbono debe ser una de las prioridades del agricultor.

Secuestro de carbono en el suelo para mantener la producción agrícola y mejorar el medio ambiente
Nombre del artículo
Secuestro de carbono en el suelo para mantener la producción agrícola y mejorar el medio ambiente
Descripción
Las prácticas agrícolas extensivas y/o industriales han sido, durante mucho tiempo, las que mejor rendimiento han dado en el campo. Sin embargo, estas prácticas basan su funcionamiento en exprimir la fertilidad del suelo y utilizar fertilizantes químicos para intentar mantenerla hasta que el suelo se vuelve estéril. La agricultura de precisión es la respuesta a esa necesidad de cambio hacia técnicas sostenibles, y uno de los procesos que favorecen el mantenimiento de la fertilidad física y química del suelo, es el secuestro de carbono.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.