Home » Noticias » Primera escuela autosustentable de Argentina
primera escuela autosustentable de Argentina

Actualizado el miércoles, 14 octubre, 2020

El cuidado del medio ambiente y la promoción de prácticas sostenibles, son temáticas de las que se ocupan numerosas agrupaciones y organizaciones del mundo. Este es el caso de Tagma, una organización uruguaya sin fines de lucro, que, dentro del programa Una Escuela Sustentable y en asociación con Earthship Biotecture, tiene por objetivo edificar una escuela pública sustentable en cada país de América latina. Después del éxito en Uruguay, se llevó a cabo la construcción de la primera escuela sustentable de Argentina, la cual se trata del centro educativo público multigrado Amartya, en el Nº12 del municipio de Mar Chiquita.

Dicha escuela, se construyó en tiempo récord con materiales reciclados y es autosustentable: recoge y se abastece del agua de lluvia, toma la energía de sol para calefacción y produce alimentos. Pero esto no hubiera sido posible sin contar con la ayuda de Ala, una de las marcas de Unilever que no solo se convirtió en el principal sostén financiero del proyecto, sino que además asumió el compromiso de difundir una obra única y encomiable, así como también contó con el financiamiento de DirectTV y Disney. Y es que, esta escuela es un edificio construido con materiales reciclados, que se autoabastece de agua, energía y calefacción, que produce alimentos y maximiza el uso de los recursos, transmite nuevos conocimientos y valores a los niños y niñas que lo habitan a diario y a la comunidad que lo rodea.

Más 2 mil cubiertas usadas, 6000 neumáticos, 4 mil botellas de vidrio y 14 mil latas, fueron empleadas como materia prima junto cemento y madera, para construir, en el increíble tiempo de 45 días, un edificio de unos 300 m2: el nuevo establecimiento de la Escuela N° 12 de Mar Chiquita, la primera escuela autosustentable de Argentina; levantado entre unas 200 personas que cumplieron al pie de la letra con las premisas del método constructivo del arquitecto norteamericano Michael Reynolds, una eminencia en construcciones sustentables.

“El objeto a imitar es un árbol”, explica un colaborador del arquitecto estadounidense Michael Reynolds, “esto es porque todo el tiempo toma energía del Sol, tiene sus raíces en la tierra, sus propios desperdicios van también a la tierra, da frutos y comida». Además, será única por sus características -como lo es también la albufera que caracteriza este balneario que en 1997 fue declarada reserva mundial por la Unesco-: ésta será la primera escuela sustentable de Argentina.

construccion primera escuela autosustentable de Argentina

Y más allá de los beneficios que traerá para el desarrollo de los chicos, para la comunidad de Mar Chiquita y para el medioambiente, la construcción de la primera escuela sustentable de la Argentina fue una gran experiencia en sí misma. En apenas 45 días, a los equipos de Tagma, de Michael Reynolds y de la ONG local Amartya se unieron a unos 100 estudiantes de todo el mundo que llegaron como voluntarios para aprender el método constructivo sustentable y colaborar con la causa.

Así pues, en cuanto a su construcción, la obra comenzó con el enterramiento de los cimientos de cubiertas de caucho rellenas con granza, y en menos de 15 días, el esqueleto ya estaba erguido, el terraplén de tierra en el que se apoya consolidado, y los paneles de vidrio y el techo colocados.

Se utilizó un 60% de materiales reciclados. En sus paredes lucen miles de botellas de vidrio de distintos tonos y latas de aluminio, aunque la mayoría se empleó a modo de ladrillos, en los muros externos de hormigón.

neumáticos viejos reutilizables

Con esto y su diseño, la primera escuela sustentable de Argentina, logra proporcionar refugio, recoger agua de lluvia en el techo para almacenarla en tanques, filtrarla y ser usada en el propio centro, tanto para los alumnos como para el riego del invernadero del que dispone (con especies tropicales como papaya y banano) y del huerto; así como también genera su propia energía eléctrica, a través de paneles solares y por su orientación, siendo capaz de aprovechar al máximo los rayos de Sol todo el año para mantener una temperatura estable de entre 18 y 25ºC.

“Esto es un hito histórico, es el primer edificio público que tiene este sistema constructivo, por iniciativa de la sociedad civil, la municipalidad, el gobierno de la provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Ambiente de la Nación”, indicó Bergman en el acto de presentación junto al intendente de Mar Chiquita, el arquitecto Carlos Ronda. El ministro, aseguró que el Estado tiene que estar presente para multiplicar, acompañar, e instó a que este tipo de emprendimientos se extiendan a todo el país.

pared de botellas de vidrio y latas recicladas

El centro tenía un alumnado de 60 chicos que pudo elevarse a 100, gracias al nuevo edificio de 300 m2, los cuales antes acudían a un establecimiento compartido con la secundaria que quedaba a unos dos kilómetros del pueblo, y ahora también podrán participar en experiencias y actividades sustentables.

Amartya tiene como eje educativo la enseñanza de una vida amigable con el ambiente en las aulas y en la comunidad en general, por lo que ofrece talleres para el aprendizaje de los siete principios de sustentabilidad: utilización de materiales reciclados; tratamiento de aguas grises y negras; acondicionamiento térmico; aplicación de energías renovables; recolección y potabilización de agua de lluvia; producción de alimentos orgánicos, y el factor humano.

 “Esta escuela va a poder enseñarle a los chicos cómo hacerlo, ellos a su vez se lo trasmitirán a sus padres. No hay que hacer un cambio masivo, sólo hay que cambiar la forma en que vivimos. Y eso se hace obteniendo agua del cielo, confort del sol, empoderando a las personas que hagan cosas por ellos mismos porque es un camino que muestra a la gente cuál podría ser el próximo paso y eso es mejor que hablar del tema una y otra vez y no hacer nada: Mar Chiquita ya hizo algo”, explicó el arquitecto.

escuela autosostenible Argentina

El modelo de esta primera escuela sustentable de Argentina, será replicado en todo el municipio de Mar Chiquita, para que todos los centros educativos de la localidad cuenten con capacitaciones en sustentabilidad, lo que la convertirá en el primer municipio de Argentina en alcanzar este objetivo.

Finalmente, por otro lado, también cabe recordar otros proyectos para escuelas sostenibles, como el de la escuela Decroly en Barcelona, gracias a los aportes de Evalore y Ekonexo, para mejorar la salud del medio dentro del centro.

Fuentes: Clarin, La Nación y Revista Nuevas Energías

[Total: 1   Promedio: 3/5]
Primera escuela autosustentable de Argentina
Nombre del artículo
Primera escuela autosustentable de Argentina
Descripción
Gracias a la labor de ONGs y voluntarios, se llevó a cabo la construcción de la primera escuela sustentable de Argentina, la cual se trata del centro educativo público multigrado Amartya, en el Nº12 del municipio de Mar Chiquita.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.