Home » Noticias » ¿Cómo afecta la música a otros seres vivos no humanos?

La música está en todas partes y forma parte de nuestra vida. A todos nos gusta escuchar música, sea de un tipo o género u otro. Cada vez, son más los neurólogos, psiquiatras y psicólogos que aseguran que la música produce importantes reacciones en el ser humano de todas las edades, así como en otros seres vivos, ayudando, por ejemplo, a crecer a plantas y calmando a animales. Si esto último no os lo creéis del todo, a continuación, os lo explico en detalle.

Música para plantas

Si eres de los que piensa que las plantas no sienten o que en este caso, no oyen, te vas a quedar sin palabras al saber que la música afecta a las plantas y a su crecimiento.

Es cierto que las plantas no tienen canal auditivo como tal, pero sí que pueden captar el sonido y la música por medio de las vibraciones del entorno. Sin embargo, cabe indicar que para que las plantas sientan dichas vibraciones, el sonido emitido tiene que ser de entre 90 y 130dB, aunque si se trata de una música suave, como la música clásica, sería suficiente con 70dB, para que la música favorezca al desarrollo de las plantas. En cuanto a la frecuencia, desde los 125Hz hasta los 500Hz, ya se pueden apreciar resultados favorables.

Y en lo que a géneros musicales se refiere, los que mejor resultado han dado en el desarrollo de las plantas han sido: la música clásica del sur de la India, la música clásica  y música relajante en general, y el jazz. Mientras que toda la música que no sea armónica o que sea muy violenta con los cambios armónicos, causaría efectos negativos en las plantas, y hasta podría provocarles la muerte.

musica para plantas

Experimentos del efecto de la música en las plantas

El hecho de que las plantas se decanten por la música clásica, se denomina “efecto Mozart”. Este nombre deriva de una universidad de California que en el año 1995, comprobó que después de haber reproducido música de Mozart, las plantas que estaban estudiando se desarrollaron más rápidamente.

No obstante, para determinar todo esto, hay muchos más estudios que así lo demuestran. El primer científico que hizo un experimento al respecto fue el propio Charles Darwin, el cual se ponía 3 horas al día delante de su mimosa tocando el fagot, esperando algún estímulo por parte de la planta pero sin resultado.

Darwin musica en plantas

En 1960, el agente de la CIA Cleve Backster, puso el polígrafo a una planta de su propia casa. Conectó los electrodos a la planta y empezó a hacer pruebas con ella: le ponía música, la regaba, le hablaba con palabras bonitas…., a las que la planta respondía con señales eléctricas positivas; mientras que cuando le acercaba algún tipo de tijera, cuchillo, fuego u otra actitud violenta, respondía con señales eléctricas negativas.

musica plantas poligrafo experimento

En los años 70, es destacable el experimento realizado por la investigadora Dorothy Retallack de la Universidad de Denver. En esta prueba, utilizó dos cámaras con plantas sometidas a dos situaciones distintas: un grupo de plantas escuchaba música rock durante 3 horas al día, mientras que el otro grupo de plantas de la segunda cámara, escuchaba una música relajante durante el mismo tiempo.

Tras esto, las plantas expuestas a la música suave crecieron de forma sana y rápida y sus tallos se doblaron entre 15 y 20º hacia la radio. Por el contrario, las plantas que escucharon rock se mostraban alejadas del aparato, tenían las hojas pequeñas, crecieron desgarbadas y la mayoría murió en unos 16 días.

Además, la investigadora también experimentó con distintos estilos de estilos de música. Así, las plantas se inclinaron apartándose de Led Zeppelin y Jimi Hendrix, pero parecieron apreciar el jazz y la música de órgano de Bach, así como también la música clásica del norte de India tocada con una cítara.

Asimismo, Retallack también estudió los efectos de diferentes tonos musicales en el crecimiento de las plantas. Con eso, descubrió que al tocar un tono continuo durante ocho horas, la planta moría en dos semanas, pero tocando con el mismo tono de forma intermitente durante tres horas al día, ayudó a que las plantas crecieran más rápidamente que las que no tenían contacto con el sonido.

Finalmente, todos estos experimentos de la Dr. Retallack fueron realmente reveladores y sus trabajos posteriormente se aplicaron a la “música ambiental” en centros de trabajo y otros espacios colectivos.

planta con auriculares

Por otro lado,  la compañía japonesa Pioneer, efectuó algunas investigaciones con respecto a la influencia de las vibraciones musicales en el crecimiento de vegetales. Situados en vitrinas, colocaron electrodos en las hojas de tomates y lechugas y éstos dibujaron en el papel del electro sus reacciones ante una polonesa de Chopin, un concierto de Brahms, Mozart, o Beethoven. Los hicieron escuchar música clásica varias horas al día y sus raíces recibieron la influencia de las capas magnéticas creadas por los imanes situados en los circuitos de agua. El resultado fue que estos vegetales crecieron más deprisa.

musica clasica para plantas

Y ya más recientemente, en el año 2001, investigando una manera ecológica de mantener lejos a las plagas de sus viñedos, el amante de música Carlo Cignozzi, utilizó altavoces a lo largo de su viñedo toscano de 10 mil hectáreas, conocido como Il Paradiso di Frassina.

Les reprodujeron a los viñedos por 24 horas al día, una selección de música clásica y notaron que éstos parecían madurar más rápido. Cignozzi dijo que los más cercanos a los altavoces maduraron más rápido e insistió en reproducir música clásica, en lugar de pop o rock.

Música clásica para las plantas

Como conclusión de todo esto, la música sí que puede afectar a las plantas de forma positiva, pero también de forma negativa si no se tiene cuidado con el tipo de música, el volumen y el tiempo de exposición.

Así que no dudes en ponerle a tus plantas música clásica o música relajante a un volumen moderado para que les afecte positivamente, pero no les pongas música rock ni música demasiado alta o estridente, ya que podría causarles debilidad e incluso la muerte.

Si quieres música para plantas, te será muy fácil descargar música gracias a Internet y a los distintos programas para bajar música que hay. Y después, la podrás reproducir a través de su smartphone o de unos simples altavoces.

Música para animales

La música está presente en la naturaleza representada con sus distintos sonidos, los cuales causan diversos efectos en los animales. Los seres humanos no somos los únicos capaces de enviar y recibir mensajes mediante sonidos, ya que muchas especies también se comunican a través de estímulos sonoros. Véase el caso de las ballenas, los cantos de las aves o los rugidos y gruñidos de animales salvajes.

La Zoomusicología es un campo entre la Zoología y la Musicología que estudia la música de los animales no humanos, las formas en las que éstos responden  a los sonidos y los efectos que a música tiene en ellos.

A nivel físico, la musicoterapia ayuda a reducir el ritmo cardiaco y a ralentizar la respiración, por lo que es recomendable la música para perros estresados o para aquellas mascotas convalecientes de alguna operación o enfermas. Además, la música también mejora el sistema inmunológico y eleva el nivel de endorfinas, mejorando el humor de nuestras mascotas.

musica de aves

Se ha comprobado que la música puede tener efectos beneficiosos en los animales. Por ejemplo, en ciertas experiencias realizadas con vacas y cerdos, se vio que éstas producían más leche y que éstos engordaban más rápido si escuchaban a Beethoven y a Mozart, y esto era debido al ritmo musical y no a la melodía en sí.

En el año 1909, “The New York Times” publicó un artículo titulado “Los efectos de la música sobre Animales del Zoo”, en el que se hablaba de los efectos de la música en todo tipo de especies del Zoológico de Bronx, donde vieron que los orangutanes respondían con agrado a piezas de Caruso, incluso movían su cuerpo siguiendo el ritmo, así como también los camellos mostraron una sensación de agrado, estirando su cuello hacia la fuente del sonido. Sin embargo, otros animales como coyotes y lobos, parecían asustados e intranquilos ante la misma música.

Zoo de Bronx

Muchos biomusicólogos, han hablado de una “música universal” y de la idea de que la música puede funcionar prácticamente de forma innata, como un sentido natural de los animales. Además, se ha argumentado que el lenguaje musical es un lenguaje que, de cierto modo, tanto los humanos como muchos otros animales compartimos.

Por ejemplo, en los sonidos que emiten las ballenas y las aves, se pueden reconocer ritmos, longitudes y estructuras musicales utilizadas por los seres humanos en la composición musical. Y un dato curioso sobre esto, es que Mozart compuso su “Concierto para Piano en Sol Mayor” de forma que coincide con el canto de su pájaro estornino.

sonidos de ballenas

Sin embargo, como veíamos en el caso del Zoo de Bronx, la forma en la que los animales reaccionan ante la música es diferente de unos a otros, ya que aunque los animales perciban la música igual que los humanos, la música que nosotros escuchamos no está en las mismas frecuencias que los sonidos que ellos emiten. Por lo que la mejor manera de estudiar el efecto de la música en animales, sería crear una específica para cada especie. Una vez hecho esto, se puede crear música que llame la atención de los mismos e interaccione con su sistema auditivo, debido a la similitud con los patrones sonoros a los que está acostumbrado.

Respecto a esto, los científicos están haciendo algunos estudios y pruebas de interacción entre la música y los animales muy interesantes, los cuales os contamos a continuación.

Música para monos

En el año 2009, una violonchelista de la Orquesta Sinfónica Nacional, junto al psicólogo Charles Snowden de la Universidad de Wisconsin, realizaron un experimento en el que se interpretaron diferentes melodías para un público compuesto por monos tití de las selvas centroamericanas.

Después de estudiar detalladamente a los monos y analizar los sonidos emitidos para comunicarse, compusieron varias piezas musicales para ellos. Así, se interpretaron dos composiciones que en su forma y estructura eran símiles a las que emitían los monos para alertar peligro o los que emitían cuando se sentían seguros.

Ante las piezas, los monos reaccionaban de acuerdo a los mismos patrones, respondiendo con mayor intensidad cuando sonaba la primera composición: los monos sacudían su cabeza, sacaban la lengua y miraban incesantemente a su alrededor. En conclusión, los investigadores señalaron que los resultados eran muy sugerentes y que podían servir para entender que lo emocional de la música puede tener una larga historia evolutiva.

musica para monos

Música para gatos

Normalmente, la música humana no es agradable para los gatos. Ellos aprenden a tolerarla pero no suele estar en los patrones sonoros que a ellos les agradan

Por eso, en otro experimento, denominado “Music for Cats” (“Música para gatos”), el compositor David Teie creó canciones pensadas especialmente para estos felinos, cuyas vocalizaciones tienen más cambios de tono que la música de los humanos. El mix incluye ronroneos y el sonido de gatitos cuando maman, aunque no se limita a este tipo de sonidos, según los autores es “música real con repeticiones y variaciones”.

Para descubrir sus efectos, Snowden y Megan Savage visitaron 47 hogares con gatos domésticos, a los que les pusieron cuatro muestras musicales: dos cortes de música clásica y dos de música para gatos. Los felinos respondieron más positivamente a estas últimas acercándose o frotándose con los altavoces, antes que cuando sonaron los cortes clásicos.

Por tanto, esta música especial podría calmar a los gatos que se encuentran en refugios o que se quedan solos en casa. Así que, tanto si quieres música para gatos inquietos como música para gatos felices, deberías probar a buscar esta música en Internet y reproducirla y descargarla mediante algún programa como Spotify Premium o Free Music Downloader.

musica para gatos

Música para perros

Por otra parte, hay que decir que algunos animales domésticos, como los perros, parecen responder emocionalmente a la música humana. La investigación conducida por Deborah Wells, psicóloga de la Universidad Queen, en Belfast, muestra que los perros pueden discernir entre los diferentes géneros de la música humana. Además, cuando se quedan solos en casa durante mucho tiempo, prefieren la música relajante o suave de fondo al silencio absoluto.

Por ello, según los expertos, el 53% de los propietarios de mascotas de Canadá y Estados Unidos dejan música sonando en sus hogares cuando se marchan a trabajar. Claro que, más les vale elegir bien el estilo musical.

Según una investigación realizada por científicos de la Escuela de Psicología de la Universidad de Queens, la música clásica contribuye a la relajación de los canes, disminuye sus ladridos y aumenta su tiempo de descanso. Por el contrario, cuando los perros escuchan heavy metal, sus niveles de agitación aumentan y no paran de ladrar.

musica para perros

Así que, si quieres música para cachorros, música para perros estresados o música para dormir perros profundamente, es preferible que tengas a mano música clásica o música relajante. En caso de no tenerla, recuerda que puedes descargar música gratis de Internet utilizando distintos programas o webs.

Finalmente, como conclusión de todo este artículo sobre la música en otros seres vivos, podemos decir que tanto a las plantas como a algunos animales domésticos les podemos poner música clásica o música relajante y suave para que se desarrollen bien y estén tranquilos. Es posible que este tipo de música les recuerde más a la naturaleza y por ello se sientan más cómodos con el ambiente. Sin embargo, otros animales muestran indiferencia ante cualquier género musical, por lo que precisan de música específica para ellos, debido a ciertas características de la música, como la frecuencia de los sonidos.

Fuentes: mundonuevo, Growbarato.net, VIX y zoomusicologo.blogspot.com

[Total:1    Promedio:5/5]
¿Cómo afecta la música a otros seres vivos no humanos?
Nombre del artículo
¿Cómo afecta la música a otros seres vivos no humanos?
Descripción
La música también afecta a otros seres vivos. Descubre Aquí cómo una música relajante puede afectar positivamente a las plantas y a algunos animales.
Autor
Web
Greenteach
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *
Email *
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.